Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

domingo, 9 de junio de 2013

Las lágrimas son progresistas


Acabo de ver un par de minutos de la peli Misis Doubtfire. Una peli que ya tiene 20 añitos...
Curioso como aquellos que obtienen lo que todos querrían, lo que todos soñarían tener, no saben apreciarlo. Me recuerdan a esos ricachones que se aburren y se preguntan por qué la gente tiene la manía de levantarse para ir a trabajar...
El desamor es la enfermedad del siglo, pero tratándose de adultos, no parece tan grave. El desamado sufre y el otro se larga. Pero es un asunto de dos. Lo malo es cuando hay niños de por medio.
Marea pensar que muchos que consiguen un amor, se casan y tienen  hijos y los crían, luego se recrean en destruirlo todo. Mandan a sus niños a buenos colegios para darles oportunidades y luego les enseñan, con su ejemplo, que se puede aniquilar el mundo en diez minutos. ¡Papá y Mamá se divorcian! De repente ¡Dios ha muerto!

Algunos rizan el rizo del horror, y antes de divorciarse procuran convertir la vida del hogar en un infierno. Así le inculcan bien a los niños la idea de que el divorcio es una liberación y el matrimonio una mentira. Así se aseguran de que los hijos, cuando crezcan, tampoco crean en el matrimonio. De hecho, todos los estudios coinciden: los hijos de divorciados se divorcian más. ¡Cojonudo!
Hoy día los niños criados por sus padres se van convirtiendo en minoría. El niño vive con su madre y un padrastro o el señor que duerme con Mamá que no es Papá, y Papá vive con una señora que no es Mamá. Conocí a un chico que tenía ocho abuelos, cuatro naturales y cuatro postizos, me decía que el lado bueno es que le hacían regalos...
Hemos aceptado que romper nidos es un progreso. Que trocear niños es un progreso. Que entregar niños a parejas del mismo sexo es progreso. Que concebir niños huérfanos por métodos científicos, es un progreso. Empiezo a pensar que las lágrimas son progresistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario