Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

sábado, 30 de julio de 2011

Secretos de un 20 de noviembre


Cuarto centenario de la Congregación del Ave María
El 20 de noviembre es la fecha grande de la Orden Trinitaria. La Iglesia conmemora a San Félix de Valois, uno de los fundadores casi legendarios de aquella dignísima orden redentora de cautivos cuya mayor gloria sin duda consistió en liberar, previo pago de cientos de escudos, a un tal Miguel de Cervantes de su presidio argelino; de hecho, las cenizas de Cervantes están perdidas en el convento de las Trinitarias. En vida todavía del gran genio, un 20 de noviembre de 1611 fundó San Simón de Rojas la Congregación de Esclavos del Dulce Nombre de María, responsable desde el siglo XVII del Comedor del Ave María que hasta hoy mismo brinda sus desayunos a los madrileños más pobres. Indudablemente, el Cuarto Centenario de ese instituto de la Orden Trinitaria pasará desapercibido ante la actualidad de las elecciones generales que, Dios mediante, se celebrarán ese día.
Desde que confirmó el Z la fecha electoral que sabíamos ya por la indiscreción de algún impresor, los desocupados nos entretenemos haciendo consideraciones que la gente joven no puede entender porque para mancebos y rapaziñas el 20 de noviembre no significa nada. Como la mayor parte de mis lectores tenéis acné y la voz aflautada que caracterizan a la adolescencia, más me vale recordar algunos datos, que si no os iréis a leer las Memorias Íntimas de Justin Bieber.

Muerte de José Antonio Primo de Rivera
El 20 de noviembre fue una fecha mítica del franquismo por la muerte de José Antonio Primo de Rivera, fusilado en Alicante el 20 de noviembre de 1936, ya empezada una Guerra en la que Primo no pudo participar puesto que estaba enchironado al iniciarse el Alzamiento. Tras una farsa que pretendió ser juicio, se puso término a la vida del creador del fascismo español.
Quizá pudo salvarse el joven Primo de Rivera mediante algún canje oportuno pero probablemente ni Franco ni Queipo de Llano ni muchos falangistas estaban particularmente interesados en traerse al líder de Falange para que les hiciera la competencia en la "zona nacional" y a mucha gente le vino estupendamente la muerte de "José Antonio", al que llamaban, así, por su nombre y no por su apellido, quizá para no confundirlo con su padre, o en aras de cierto populismo. Lo convirtieron en una figura mítica, "el Ausente", y el 20 de noviembre daba pie a distintas celebraciones, en memoria del creador de Falange. A nadie se le escapa la ventaja de los símbolos sobre las personas reales, y es que les hacemos decir lo que nos da la gana, porque no pueden protestar, así que durante varios años el propio Franco, los 20 de noviembre, se ponía una camisa azul y una boina roja, símbolos de la estrambótica unión que él forzó de falangistas y carlistas y en recuerdo de José Antonio los capitostes del Régimen vertían lágrimas de cocodrilo pensando, para sus adentros, "menos mal que murió".

La muerte de Franco y su manipulación
En noviembre de 1975 el dictador estaba francamente mal. Hoy día ningún médico decente le aplicaría a un ser humano los tratamientos que sufrió Francisco Franco para mantener una vida que se le escapaba ya por todos los poros. Hemorragia tras hemorragia, Franco se iba,volvía, lo mantenían vivo... Tenía una salud de hierro y aguantó lo que le echaron; las escabechinas que le impusieron sólo prolongaron sus padecimientos, que no ya su vida. Dicen algunos que querían prolongar a Franco vivo unos días más para sustituir al presidente de las Cortes, pero yo tengo mis dudas; el verdadero problema es que para los franquistas resultaba tremenda la perspectiva de prolongar el franquismo sin Franco. Franco era una de las realidades sobre las que se había construido el pequeño mundo español durante décadas, y prescindir de Franco suponía un cambio inaceptable para la imaginación de muchos. De hecho, lo único bueno que tuvo la artificialmente prolongada agonía del dictador fue que la gente se hizo a la idea de que Franco era mortal y que se iba a morir. Fueron días curiosos que pillaron a un tal José Luis Rodríguez Zapatero haciendo el bachillerato en el Colegio Leonés, con quince años y a un tal Mariano Rajoy en la Facultad de Derecho de Santiago de Compostela, con veinte.

Numerología sobre el 20 de noviembre
En Madrid en aquellos días algunas personas vaticinaban el final de Franco para el 19 de noviembre por "razones" de tipo numerológico, que son el más tonto de los desatinos.
La fecha oficial del inicio de la guerra civil -o por lo menos del Alzamiento- es el 18 de julio de 1936
La fecha del final de la guerra civil el 1º de abril de 1939. Si sumas respectivamente días con días, meses con meses y años con años,

   18 07 36
+ 01 04 39

= 19  11 75

De hecho, es muy posible que Franco muriera el 19 de noviembre por la sencilla razón de que ya estaba tan destrozado que vivir o morir para él era ya sólo cuestión de encender o apagar máquinas, sin la menor respuesta ni posibilidad de recuperación por su parte. ¿Lo murieron un 20 de noviembre para unir su destino al de Primo de Rivera? ¿Se quería robar al falangismo hasta aquella fecha? ¿O sencillamente Franco murió realmente el 20 de noviembre? En cualquier caso, el jueguecito numérico no funciona si nos atenemos a las fechas oficiales.

Sherezade, por el Ballet Imperial Ruso
Este 20 de noviembre: un primo y muchos cuentos
El 20 de noviembre de 2011 ofrece una obvia curiosidad numerológica, y es que se puede escribir como 20112011 que es el producto de 2011 por 10001. 2011 es un número primo y 10001 suena a los cuentos de las Diez Mil y Una noches y para cuentos, la verdad, los de la zetagente con sus batallitas de la Guerra, sus brotes verdes, la recuperación que viene, de verdad de la buena, que me muera si miento. Los españoles, ¿se tragarán nuevos cuentos? ¿Harán el primo una vez más? Pero no haré leña del árbol caído, que de eso ya se han encargado los mercados.

viernes, 29 de julio de 2011

Senilidad anticlerical

Hace unos años me llamó la atención la obra de Javier Pruszyński, En la España roja. Una sentencia suya, lapidaria: "Las principales víctimas de la Revolución francesa fueron los aristócratas y cortesanos; las de la Revolución rusa los terratenientes y las de la revolución española, los curas". Y es cierto: la católicaspaña tiene el record de curas y monjas liquidados durante el siglo XX, fusilamos el Cristo del Cerro de los Ángeles y dinamitamos la catedral de Oviedo. ¡Qué ejemplo para las generaciones venideras!

Cámara Santa, Oviedo (octubre 34)
 Un odio perenne
A veces me digo, "¡Basta, gordo inmundo, no me hables más de la Guerra Civil, de la Memoria Histórica ni del toro que mató a Manolete!" Pero es que aquí seguimos repitiendo la historia. El antisemitismo, en Alemania, es una constante desde Lutero, pero hoy día se guardaría mucho un intelectual alemán de atacar a los judíos o al judaísmo. Aquí, en cambio, todavía hay gente que sigue obsesionada con el catolicismo, a un profesor de Somosaguas le parece cojonuda la ocupación de una capilla por tías en topless (véase aquí el artículo en Público) y otra gente de la misma cuerda trata de pegarle fuego a una iglesia en Majadahonda o montan procesiones blasfemas en Madrid. Podeis observar vosotros mismos la alta calidad de su pensamiento visionando el vídeo: "la Virgen María, ha follado", "menos rosarios y más bolas chinas", etc.


Coincidiendo con la visita del Papa Benito, los carcamales, con todos los carnés de la vida caducados y el alma remendada, han proclamado la Jornada Mundial de la Senectud: sé viejo, piensa viejo y utiliza argumentos viejos. Y el argumento más viejo y pasado que ya huele, en España, y no precisamente a rosas, es el anticlericalismo
A usté le engañan en la cantidad de gasolina, le suben el IBI, le obligan a respirar humos de diesel,  le ponen de patitas en la calle, le quitan el piso por no pagar la hipoteca, le pone los cuernos su churri, le anuncian que tiene cáncer y le dan cita para dentro de seis años... Responsable: el catolicismo, ese mal endémico y universal que tantos querrían borrar de la faz de la tierra. Suprimamos el catolicismo y el mundo avanzará hacia un horizonte de felicidad y sabiduría, tralalá, ojalá que llueva cafeeee nel campooo.

Declaraciones de José Luis Sampedro
Que ese tipo de cosas las diga un gilipollas, carece de importancia. Gilipollas somos muchos y uno más no se va a notar. Pero que las diga un grandísimo escritor y reputado economista como José Luis Sampedro ya es más inquietante. En el siguiente vídrio podéis ver a Sampedro identificando al Gran Enemigo del pensamiento y de España: ¡la Iglesia! ¡La conjura judeocristiana internacional!
Fijaros en sus argumentos, que llegan a ser divertidos:




Doce millones de españoles, son pocos
A Sampedro le parece escaso ese 27% de la población que según él va a Misa los domingos. Dime tú qué espectáculo reúne al 27% de la población un domingo -por usar su argumento- es decir a algo más de 12 millones de personas, redondeando por lo bajín. ¿Le parecen pocas?
Según esa misma regla de tres, los gobiernos debieran dejar de promover el fútbol, que no reúne ni de coña 12 millones de personas los domingos

El valor educativo del fúrbol
Yo os lo explico pa que me entendáis: la última vez que el Madrí ganó una copaduropa, la capital de las Españas quedó paralizada por la noche, simpáticos mozalbetes le pegaron fuego a los contenedores e hicieron pis en nuestro portal, había hogueras en la calle de Alcalá. Al día siguiente hubo más jolgorio, desfiles, etc. Todos se hicieron la foto con Florentino y la copa: el Alcalde, el Presidente, la Presidenta y el Ministro Plenipotenciario de los Estados de Andorra. ¡Eso está bien! Porque claro, el fútbol es cultura y educativo, que se lo digan a Maradona, Diegooo, Diegooo, el hombre que trató de esnifarse la mediana de la Autovía del Cantábrico ¡y lo consiguió! El fútbol estimula tanto el amor por el arte, que amables jóvenes, para celebrar una victoria de España sobre Suiza -gran potencia futbolera- le arrancaron un día de cuajo el brazo a la Cibeles y se dedicaron a enseñarlo a sus amigos, ¡qué proeza! Recuerdo que cuando España ganó el Mundial, pensé con cierto temor que quizá la gran fiesta del puro fútbol iba a terminar con el Museo del Prado en llamas. Y eso que me gusta el fúrbol...

La religión deforma la mente de los niños
Más impactante todavía es el daño que según Sampedro hace la educación cristiana a los tiernos cerebros infantiles. Claro, es obvio que la fe deforma las neuronas e impide pensar, por eso el pobrecito Alberto Einstein fue tan tonto de mayor, las pérfidas ondas neurocastradoras que experimentó en la Sinagoga, cada vez que iba a tocar el violín, le impedían pensar... Y no te digo todos esos reconocidos deficientes, esos estúpidos teólogos protestantes como Leibniz o Newton, esos pobres chochos como el católico Galileo, cuyas mentes quedaron devastadas por la fe...
En Alemania, país donde las Universidades tienen facultades de Teología, les va de pena, como todo el mundo sabe. Menos mal que Sampedro, Zapatero y los quincemeneros les van a explicar a los alemanes como salir de la crisis, a base de cartelas de cartón y manifestaciones. ¡No a la visita del Papa! ¡No a la Autovía Burgos-Calatayud! ¡Todos contra la Sequía! ¡Condones gratis! ¡Concha, llámame a las cuatro que estoy en un atasco! También se lo van a explicar a los norteamericanos; no sé qué hace Sampedro que no va al Congreso de los EE.UU a contarles que no debieran entonar las preces juntos y quesunavergüenza yunescándalo que el presidente Obama use tanto la palabra Dios en sus discursos.

Las profundas razones de Sampedro
No creo que el autor de la Sonrisa Etrusca haya sufrido abusos a manos de algún obispo coruñés, porque habría compartido esa información con nosotros. Así que ese anticlericalismo ¿delatará un complejo por el apellido? ¿Preferiría llamarse Matadios en lugar de Sampedro? A lo mejor es antimadridismo, y resulta que Sampedro es colchonero o del Barsa: en el fondo, lo que le molesta del Papa, ¡es que vista de blanco!

lunes, 25 de julio de 2011

Los motivos de los criminales


Quiero seguir comentando la matanza de Noruega, al hilo de lo publicado sobre Eróstrato y Pausanias.
Primero surgieron informaciones sobre posibles vínculos islámicos, luego sobre quién era el asesino y por qué mató y hasta se habló de una venganza de Gadafi.
Medio mundo sabe ahora que la policía ha detenido a un rubio sospechoso noruego y que no se llama Mohammed sino que es cristiano, masón y ultraderechista -él se define como conservador- aunque no sería el típico antisemita sino un filosionista, mira tú qué bien. La conservación de su registro de Facebook les permite a los grandes genios de la Humanidad deducir cosas sobre las inclinaciones del detenido, ya confeso. Si algún día me da por asesinar gente, procuraré antes borrar mi perfil.
 
Siempre le hacemos el juego al asesino
La actitud de los medios y singularmente la red, que sirve de inmediato y universal amplificador, redunda en focalizar el interés global sobre el asesino y su gesto. Esto es consecuencia directa de la imperiosa necesidad de ser los primeros en informar y en explicar; la gente quiere saberlo todo, al detalle, el qué, el cómo, y los porqués. Los gobiernos responden ante la opinión pública, electoralmente, y ante la opinión publicada de un modo inmediato.
Consecuencia de todo ello, es el éxito por partida doble del asesino, como sucede siempre en estos casos y como de nuevo, ha sucedido ahora. El criminal no sólo ha obtenido el resultado de dolor y sangre que perseguía, sino que ha conseguido la inmortalidad de una fama infame. Ya está en la lista de los monstruos, de los mayores asesinos en serie. ¡Prueba superada! Y ya veréis que al asesino noruego le saldrán novias y le escribirán chiflados. La fama atrae, por siniestra que sea, y hay clubes de admiradores del doctor Lécter que le escriben, "Doctor, le amo, ¡cómame!"Lo más triste del asunto de la matanza en Noruega es que reaccionamos como siempre, incurriendo en los mismos errores ante quien busca una fama infame.

Manipulaciones
Además, al hacer publicidad acerca del asesino, se publicitan también sus motivos, de haber alguna más allá de la pura maldad, quedando esas razones afectadas cuando no directamente manchadas por el recuerdo de la matanza. En este blog hemos tratado ya de las mentiras por la red, y de las citas falsas. Pero también hay manipulaciones en papel que merecen ser recordadas.
Fijaros en cómo los medios ajustan sus sesudos análisis a sus particulares obsesiones. Los anticristianos insisten en que el asesino es cristiano, los neocarlistas en que es masón, etc. El diario Público, por ejemplo, titulaba la noticia de la detención como "Un fundamentalista cristiano, detenido como presunto autor",  y publicaba una foto del sospechoso tomada de su perfil en Facebook. Lo curioso es que en la foto original del asesino ya confeso, aparecía revestido de sus insignias masónicas, ¡que en la foto de Público aparecen recortadas! Juanjo Romero se dio cuenta y lo publicó en su blog. Luego numerosos medios que carecen de simpatía por Público o por la Masonería no han dejado de subrayar tan notable recorte...

¿Es culpable la Masturbación Internacional?
Como lo han capturado vivo, cuando llegue el correspondiente juicio no quiero imaginar el circo mediático que va a organizar ese miserable, y asistiremos a deprimentes manifestaciones de maquillaje judicial.
Imaginaros que el tío dice que se le aparece San Olaf ordenándole exterminar el Pecado de Noruega. Al día siguiente, tendremos mil titulares: "derivas del cristianismo", "Cristo también mata", etc. El asesino puede decidir también que le trae cuenta revelar que se le apareció Mahoma ordenándole castigar a Noruega por aquellas viñetas. Al día siguiente, titulares: “Atentado islámico” “se sospechan vínculos con Al-Quaeda”, "Gadafi detrás del atentado". Si fuera socio del Atlético de Madrid, ya tenemos los titulares“Furia colchonera" "Neptuno avergonzado", y cuando nuestros geniales analistas averigüen que el rubio asesino se mataba a pajas mirándose al espejo dirán que la responsabilidad de la matanza recae en la Masturbación Internacional…
Es más, ¿quién nos dice que el criminal no va a poner precio a sus declaraciones? Si yo fuera Zapatero al abogado del asesino le ofrecería un trato a cambio de que su represantado dijera que mató a 93 personas por odio personal al socialismo y que la persona que más admira es Rajoy, a ver si así lo hunde. Y es que a partir del momento en que convertimos al criminal en fuente de veracidad y de noticias, le otorgamos poder y por tanto dinero en potencia.

Medidas prácticas
Resulta obvio que el problema de otorgar fama a los criminales viene de antiguo. ¿Podemos hacer algo al respecto?
A) Centrar la información sobre las víctimas y no sobre los verdugos. De los verdugos no debiéramos saber ni el nombre, ni los gustos, ni las inclinaciones. Son gente que mata, que no crea nada y no sirve para nada; no ofrecen interés alguno, no merecen ser famosos. En cambio, debemos imperativamente personalizar a las víctimas. Lo único que hemos aprendido a lo largo de los años en el ámbito criminal, es que el verdugo ve menos fácil matar o torturar si ve a su víctima potencial como un ser humano, una persona, y no un animal sacrificable, una cosa prescindible. En cambio al verdugo le debiéramos poner matrícula, para no recordar siquiera su nombre y apellido, llamarlo asesino J9LK3 en lugar de Fulanito o Menganito.
B) Ignorar sus motivaciones supuestas o reales.  Al publicitar los fines del verdugo, hacemos publicidad a los propios fines. Publicidad que al asesino le parecerá estupenda pero que en realidad contribuye a difamar su "causa". Es una forma de antipublicidad. A los muertos y heridos de los atentados de ETA, involuntarios corderos sacrificados en la siniestra epifanía del nazionanismo vasco, hay que añadir más víctimas, como la totalidad de lo vasco y de los vascos: nadie puede pensar en el País Vasco sin pensar en bombas, zulos, bildus y goma dos. ¿De verdad era ese el resultado que buscaban los criminales? ¿Y es justo asociar un apacible pescador de Fuenterrabía con los etarras y sus compinches abertzales?
Estas dos medidas son sencillísimas, pero difíciles de adoptar de modo sistemático porque exigirían de nuestras autoridades, de nuestros ayatolás mediáticos y, a la postre, de nosotros mismos, cierta actividad neuronal, del todo improbable... Pero sí podemos asumirlas en nuestra vida privAda.
En lo que a mí respecta, ni voy a reproducir el nombre del asesino, ni su foto, ni falta que hace. La única autocensura que vale es aquella en la que se persigue no dar más alas al mal.

La búsqueda criminal de fama: Eróstrato y Pausanias


La matanza de Noruega es un ejemplo más de la obsesión por la fama, una verdadera enfermedad.


Eróstrato y Pausanias
En todo tiempo hubo, hay y habrá quien busque la fama por medios criminales o consigan ser recordados por la Historia gracias a la muerte de otras personas.Valerio Máximo en sus Libros de Hechos Memorables, refiriéndose a quienes cometen crímenes buscando fama -pueden leerse aquí, en 8.14.ext.5 la versión latina y aquí la versión al castellano de Fernando Martín- presenta el caso del incendiario del templo de Artemisa en Éfeso, una de las Siete maravillas del Mundo. El incendiario buscaba hacer eterno su nombre, y aunque Valerio no lo diga, nos informa con pesar de que Teopompo sí lo citó: Eróstrato.

Si la historia fuera cierta habría que pensar que Eróstrato se salió con la suya... Claro que un servidor alimenta la no del todo absurda esperanza de que, al contrario, Teopompo mintió el nombre del incendiario para asegurarse de su eterno olvido...
Valerio en el citado texto (justo el párrafo anterior, véanse los mismos enlaces) refiere el asesinato del padre de Alejandro Magno. Pausanias, su asesino, no buscaría más que la gloria asociando su nombre al de su víctima... Entre las numerosas causas aducidas del asesinato de Filipo II, no suele mencionarse esta opinión de Valerio, que a mí me parece muy razonable.
Eróstrato en el Quijote
Aparece el caso de Eróstrato en el Quijote, cuando el inmortal caballero informa a su escudero.

–Eso me parece, Sancho –dijo don Quijote–, a lo que sucedió a un famoso poeta destos tiempos, el cual, habiendo hecho una maliciosa sátira contra todas las damas cortesanas, no puso ni nombré en ella a una dama que se podía dudar si lo era o no; la cual, viendo que no estaba en la lista de las demás, se quejó al poeta diciéndole que qué había visto en ella para no ponerla en el número de las otras, y que alargase la sátira y la pusiese en el ensanche; si no, que mirase para lo que había nacido. Hízolo así el poeta, y púsola cual no digan dueñas, y ella quedó satisfecha, por verse con fama, aunque infame. También viene con esto lo que cuentan de aquel pastor que puso fuego y abrasó el templo famoso de Diana, contado por una de las siete maravillas del mundo, sólo porque quedase vivo su nombre en los siglos venideros; y aunque se mandó que nadie le nombrase, ni hiciese por palabra o por escrito mención de su nombre, porque no consiguiese el fin de su deseo, todavía se supo que se llamaba Eróstrato.
Prosigue su argumento don Quijote, aludiendo a la anécdota de un cortesano -nuevo Pausanias- que habiéndole enseñado a Carlos V el Panteón, en Roma, con la famosa "claraboya" que permite la entrada de la luz, justo en su centro, le confesó que había pensado en asesinarle para alcanzar la fama:

Mil veces, sacra Majestad, me vino deseo de abrazarme con vuestra Majestad, y arrojarme de aquella claraboya abajo, por dejar de mí fama eterna en el mundo.

Nótese que ya no hablamos de incendiar templos, sino de matar gente famosa, como aquel otro criminal que disparó sobre Reagan para llamar la atención de Jodie Foster. Digo yo que hubiera sido más amable mandándole bombones, ¿no?

miércoles, 13 de julio de 2011

En memoria caben las cuatro letras de memo

75 años del asesinato
de José Calvo Sotelo

Hoy es el aniversario del asesinato de José Calvo Sotelo entre cuyos asesinos se contaron militantes del PSOE y, como es natural, muchos de los que están hasta las narices del guerracivilismo del Z y sus mariachis realizarán su propio ejercicio de memoria histórica.

Los ejercicios mnemónicos, en España, suelen ser ridículos porque se derivan de comportamientos y análisis esquizoides, y es que a la postre en memoria caben las cuatro letras de memo... Así que voy a desdoblarme como la chica fea de la foto e incurrir en la misma esquizofrenia dialogando conmigo mismo; luego tomaré hora con mi psiquiatra .

- Vamos a ver, Luis. No entiendo que dado el papel siniestro del PSOE durante la II República, al refundarse el socialismo español tras la guerra civil eligieran esas siglas en lugar de fundar algo nuevo. Fíjate que entre los asesinos más destacados de Calvo Sotelo, muchos tenían carné del PSOE...

- Que razón tienes, Luisito -me contesto con cariño- pero también eran católicos, ¿no? No iban a misa los domingos pero habían sido bautizados. Y como nuestra Santa Iglesia reclama el bautizo de los niños y considera suyos a los bautizados, pues ha de asumir que quienes quemaban conventos y asesinaban curas y monjas eran católicos, no practicantes, sin duda, pero católicos. Unos católicos asesinaron al católico Calvo Sotelo... Me dirás que los asesinos probablemente se hubieran carcajeado si les hubieran llamado católicos...

- Cáspita, Luis, mira que eres raro, a quien se le ocurre...

- No, si no se me ocurre a mí. Es un problema estructural de la Iglesia. Quiere representar al mayor número posible y por eso te bautizan sin pedirte la opinión, por aquello de salvarte a pesar tuyo. El Sr. Zapatero por ejemplo, bajo cuyo luminoso imperio hemos conseguido tan altas cotas de prosperidad y cordura, es católico puesto que lo han bautizado. Hizo su primera comunión y su confirmación. Se casó "por la Iglesia" cuando ya existía el matrimonio civil. Es un católico que hace leyes abortistas, leyes que suceden a las del católico Felipe González, leyes que no quitó el católico señor Aznar y ten la seguridad que no las quitará el católico Sr. Rajoy.

- A mí me encanta un reportaje gráfico que publicó Público en que ves fotos de Z en familia (se puede ver aquí e incluye la foto de la izquierda). El padre con su bigote, la madre, la abuela, el traje de primera comunión... Fotos de familia como conservamos todos en alguna caja de galletas. Fotos de una familia burguesa española de la España de Franco. Pero sigue con tu rollo, no quería interrumpirte...

- La Iglesia sufre una particular esquizofrenia -casi tan grave como la mía- y es que no quiere asumir que sus peores enemigos son sus propios y muchas veces involuntarios hijos. De una parte, la Iglesia es remisa a darte de baja, es decir, excomulgarte, y luego si tú quieres darte de baja, es decir, hacer tu apostasía, tampoco te dan facilidades. ¡Quieren conservarte con ellos, aunque te comas niños crudos o aparques en doble fila!

- Y en el redil meten a todos y de todo, ovejas negras, ovejas blancas, ovejas rosas, el mayor corral posible.

-El resultado es que los nazis eran católicos, y los que no eran católicos eran cristianos de otras confesiones. El propio Hítler era católico. Fue bautizado hizo la primera comunión y la confirmación (Pentecostés de 1904). Y los nazis eran en su totalidad cristianos, o católicos o protestantes, pero cristianos, tan cristianos como Karl Marx, que era luterano, o José Stalin que fue seminarista de la Iglesia Ortodoxa... Y lo más tremendo es cuando a los cristianos les da por matar en nombre de Cristo, que es como darle una vuelta de tuerca más a la maldad, la invesión total de valores, satanismo puro.

- En esa línea puedes decir que en la Guerra Civil española los responsables de ambos bandos eran católicos. Con la excepción de algún judío totalmente minoritario como Margarita Nelken, que por cierto, no practicaba su fe, todas las víctimas de la guerra y sus verdugos eran católicos o algún protestante como Atilano Coco (en la foto).

-Mais oui, mon petit Louis, lo has entendido. Por cierto, a Nelken la incluiste en el Parque de los Verdugos, y era una gran amiga de Fernando Condés, el responsable mayor del asesinato de Calvo Sotelo.

- Veo que vuelves al asesinato de Calvo Sotelo, ¿es culpable el PSOE de hoy de lo que hicieran los dirigentes del PSOE en el pasado?

-Digo más, ¿Es culpable el PSOE de ahora de la sublevación del 34, la quema de conventos, el asesinato de Calvo Sotelo, la milicianización de la zona republicana? ¿Es culpable el PSOE de ahora de Paracuellos, matanza ejecutada bajo el socialista Largo Caballero y atribuida a Carrillo, de las Juventudes Socialistas Unificadas?

- Hombre, si asumen las siglas, han de asumir la historia, ¿no? Fue un error, repito, lo de adoptar aquellas siglas.

- ¿Y por qué habrían de ser los únicos en asumir la historia o la responsabilidad? ¿La han asumido los otros, los herederos del bando nacional, los herederos de Franco?

- Pero Luisito mío de mis entretelas, ¿quiénes son los herederos de los nacionales? ¡Si somos todos los españoles! La España de 2011 es la heredera de la de Franco; la de Franco era heredera de la II República; la II República era la heredera de la monarquía de Alfonso XIII... Y no sólo me refiero a la continuidad de la nación, de las montañas y de los ríos, me refiero incluso a las familias. Tú busca y analiza quienes eran los papás de los actuales ministros socialistas y luego me lo cuentas. Ya tratamos el asunto cuando hablamos del abuelismo español. El PSOE es heredero del juancarlismo y de la Transición, como lo es Izquierda Unida o el PNV porque todos los partidos actuales -incluso los que se reclaman de un pasado anterior a 1936- se han constituido e inscrito en el registro de asociaciones durante la Transición y dentro de la legalidad entonces vigente que es, por cierto, la misma de ahora. Y la España de hoy es la de don Juan Carlos, que es el sucesor del Caudillo.

- Tu razonamiento me indigna, si aplicamos esa regla de tres, el Tercer Reich es el heredero de la República de Weimar y la Alemania actual heredera del III Reich.


- Pues claro. El pasado es inamovible. No lo puedes cambiar. Podrás criticar al testador, pero no puedes rechazar esa herencia que es tu propio país, esa herencia que eres tú mismo...

- Pero el Partido Popular, ¿no es acaso el heredero de la derecha franquista?

- No es más franquista que cualquier institución nacida durante la Transición. El PP se formó de nuevas con gente de viejas. Pero fueron más listos, no llamaron CEDA a su partido, ni lo llamaron Renovación Española, lo llamaron Alianza Popular y se refundó más tarde como Partido Popular. No le deben nada a la Guerra Civil por una cuestión de calendario.

- No me fastidies, Luis, en la gente del PP hay mucho franquista de corazón, empezando por el Sr. Fraga que fue ministro del Régimen y el ministro favorito del Caudillo durante años.

- Tabía peor, tocayo, candidato al Senado de AP por Madrid fue el carnicerito de Málaga, el ínclito Arias Navarro...

- ¿Ves lo que te decía? Si es que no hay por donde coger nada...

- Si hay por donde coger, se llama cristianismo. Consiste en entregarse a Jesús, en perdonar y en perdonarse, en reconocer la verdad y reparar, en romper la cadena siniestra del mal para hacer el bien, en no permitir que nos gobierne el hombre viejo, el hombre muerto, que somos nosotros mismos, tú y yo... La peor memoria histórica es la de uno mismo, todo ese inmenso depósito de basura que constituye nuestro pasado personal...

 - No pidas peras al olmo, España no es una nación cristiana. Las llamadas confesiones cristianas, ya sean católicas  o de otras salsas, ¿que tienen que ver con Jesucristo?

- Bueno, en realidad tienen que ver mucho: Dios es la meta, y cada uno se acerca como puede, a trancas y barrancas, y a veces crees que te alejas y estás más cerca, y otras veces es al revés... Y lo más divertido del asunto es que no sabemos si Dios existe o no, pero alimentamos nuestra fe con la esperanza... No sé a quién se le ocurrió lo de homo sapiens sapiens, más bien homo delirens chiflatens.

- Cambio de tercio. La gente de a pie es más interesante, siempre, que los dirigentes, no podemos atribuirle los pecados de los jefes. Los nueve millones de personas que han votado por el PSOE hace un mes no han asesinado a Calvo Sotelo. Ni lo asesinaron los miles y miles de militantes que tenía el 13 de julio de 1936.

- Según esa misma regla de tres, tampoco los votantes de Bildu han asesinado Gregorio Ordóñez ni a Miguel Ángel Blanco.

- ¿Ves lo que te decía?  Si es que no hay por donde cogerlo...

- Hombre, está la cuestión de la actitud. Lo grave del asesinato de Calvo Sotelo -además del asesinato en sí, que a una persona la arrancas de su casa, de su familia y la matas y le quitas todo lo que es y lo que podría ser- es que cuando días más tarde se produjo el Alzamiento, a Fernando Condés lo convirtieron en héroe en la zona republicana. Y cuando murió, le dedicaron su nombre a un colegio...

- Sí, lo grave del asesinato de Calvo Sotelo no es que a un señor lo asesinen, aunque sea un importante político, es la responsabilidad de los dirigentes del Frente Popular -incluidos los del PSOE- por no condenar e investigar el asesinato como se debía... El hecho de que los asesinos fueran Guardias de Asalto, es decir, funcionarios del Estado, obligaba todavía mas a tomar medidas urgentes y demoledoras. ¿Te imaginas que hoy llegara a casa de Rajoy, Rosa Díez o Artur Más un furgón de la policía, que se los llevaran no se sabe a título de qué y les pegaran un par de tiros en la cabeza? Eso exactamente fue lo que ocurrió.
- Bueno, Franco decía que Calvo Sotelo fue asesinado por el Gobierno. Lo dijo mil veces y lo repitió cuando Juan Carlos de Borbón se convirtió en su sucesor... Si quieres te leo el discurso, lo tengo fotocopiado. Y se quedó tan ancho.

- Franco y su pandilla eran unos desalmados, gente que mataba españoles o los dejaba matar por Hitler, en Mauhtausen, ya acabada la guerra civil.  Lo que dijera me da igual. Además, no es cierto que el asesinato de Calvo Sotelo se planificara en instancias gubernamentales. Lo grave fue que no se detuviera a los responsables. Y tampoco es cierto lo que algunos dicen que ese crimen desató la Guerra Civil. Sabemos que la sublevación se planificó desde mucho antes, se conservan los papeles de Mola al respecto...

- Oye, te recuerdo que tú estás loco y yo también, ¿qué logroño hago hablando conmigo mismo en lugar de tomarme un café? Que ya es tarde. Además me aburre hablar del pasado y especialmente de la Guerra Civil. Como decías tú en aquella preciosa conferencia que diste en La Coruña y que nadie recuerda, "Si quiere llegar a ser algo más que una vociferante nulidad, España debe mirar hacia atrás sin odio para poder mirar hacia adelante con esperanza".

- Por cierto, autoplagiario sin escrúpulos, eso también lo escribiste en Asturias Liberal en tu artículo sobre Memoria Histórica. Allí decías: "Algún día dejaremos de usar el dolor y la Historia como armas arrojadizas. Algún día miraremos hacia atrás sin ira, para poder mirar hacia adelante con esperanza".

- ¡Es verdad! Mecachis, ¡qué bien hablo, qué bien escribo, que bien me plagio! ¡Dame un abrazo, Luis! ¡Hazme el amor! ¡Poséeme!

- Te recuerdo que yo soy tú y tú eres yo. ¿Cuál es el más tonto de los dos? Anda, déjate de tonterías, y vente conmigo a dar una vuelta...

sábado, 9 de julio de 2011

Centenario de John Wheeler (1911-2008)

El único interés de este blog aparte de permitir que desahogue mi verborrea natural, son los comentarios de sus lectores. A raíz de una entrada sobre buenos, malos y perversos, algunos de mis brillantes y cariñosos comentaristas subrayaron la existencia de un fenómeno mucho más peligroso que la maldad o la perversidad: la estupidez. Debo ceder ante sus justas recriminaciones y darles la razón: no se puede reducir el mundo a una historia de buenos y malos, también hay tontos del culo: por miles, por millones. Por eso hoy me apetece hablar de un tío listo.

Un genio longevo
Cuando John Wheeler murió, hace más de tres años, había alcanzado la respetable edad de 96 tacos. Una pérfida pulmonia le privó del placer de cumplir el siglo. Dado que nació un 9 de julio de 1911, hoy sería su cumple. Aunque su nombre oficial era John Archibald Wheeler, la totalidad de sus amigos lo llamaban John y lo de  Archibald estaba reservado a los artículos y libros.
Si le preguntas a un español relativamente bien educado por John Wheeler, no sabrá si  es un actor de Hollywood, el batería de un grupo de rock o un pirata del caribe.... En cambio a lo mejor le suena más lo de agujero negro, tunel espacio-temporal o agujero de gusano, porque el cine y las novelas de "ciencia ficción" han utilizado abundantemente esos recursos al servicio de algún guión. Lo de agujero negro ya es parte del idioma. John Wheeler fue el inventor del término black hole, en el marco de un congreso que se encargó de analizar el hallazgo de los pulsares, en 1967, y podéis haceros una idea del éxito del término, que no ha cumplido ni medio siglo...  La novela de Carl Sagan, "Contacto" que interpretó Jodie Foster -el amor platónico de Hannibal Lecter- era un tremendo pestiño que utilizaba el recurso del agujero de gusano o tunel espacio-temporal, otra concepción del Sr. Wheeler.
No vayáis a pensar que sus imaginativas ideas debían algo a las chorradas del New Age. Precisamente fue Wheeler quien quiso que se clausurara la sección de parapsicología de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias.

Algunas fuentes secundarias sobre su vida
A lo largo de su fructífera existencia ese señor que no era precisamente tonto, no paró de imaginar cosas.  Leyendo la página inglesa de la Wikipedia uno puede hacerse cierta idea de la importancia del sujeto, y también en la necrología de El País. Resulta también muy interesante la entrevista que le hizo un periodista australiano, cuando tenía ya 92 añitos  y donde entre otras cosas el bueno de Wheeler recuerda a algunos viejos que os sonarán, un tal Einstein, un tal Bohr… Podéis leerla aquí.

viernes, 8 de julio de 2011

Una noticia que consuela

Me refiero claro está a la noticia que da la versión digital de ABC -puede leerse aquí-  de que uno de cada tres europeos no consigue aparcar al primer intento.

Hacerse un hueco
Averiguar que uno no es el único Torpeman del continente, que hay millones y millones de habilidosos conductores que necesitan un hueco más o menos como la distancia entre Murcia y Alicante para colocar el troncomóvil, ¡consuela una bestialidad! Ya sé que es cuestión de tomar referencias, que cada maestrillo tiene su librillo, que es cuestión de fijarse en no sé qué imbécil matrícula que tiene que verse en el puñetero retrovisor izquierdo, y tal Pascual, pero no sé vosotros, yo tengo siempre la impresión al aparcar de que le voy a dar al de atrás. Y entre mis numerosos defectos no está el de ser chapero, le tengo un temor reverencial a la chapa ajena, no quiero que me pase como a ese genial conductor tailandés que aparcó como muestra la foto de arriba...

El tamaño sí que importa
Sobre todo que en Madrid, mi valiente cochecito es como un enanito de jardín al lado de esos proyectos de tanque llamados monovolumen que Dios sabe cómo consiguen aparcarlos -ya sé, tienen truco, el pito ese que suena cuando se acercan- ni moverlos por las calles de Toledo o la Judería de Sevilla, y no te hablo ya de esos peazo cochazos con el morro interminable como el Hyundai de la foto que dime tú cómo carallo consigues adivinar la distancia que te queda para darle. El truco ese que te enseñaron de "detente justo antes de que coincida en el retrovisor tu limpiaparabrisas trasero con su limpiaparabrisas delantero"es música celestial si el coche de atrás tiene un capó como la napia de Cyrano. Si sigues ese consejo, antes de que coincidan los limpiaparabrisas te has llevado por delante sus faros y hasta el radiador...

Un Día del Orgullo Nap
Voy a lanzar la idea de la asociación NAP -No Aparcamos a la Primera- y tendríamos que tener un Día del Orgullo NAP, para dar visibilidad a ese tercio de europeos que compartimos una misma vocación y circunstancia... Claro que por mal que aparque yo, hay quien lo hace todavía peor, y aunque mal de muchos consuelo de tontos, pues bueno, para qué os voy a mentir, algo sí que reconforta visionar el vídeo de abajo:


lunes, 4 de julio de 2011

Buenos, malos y perversos

Siento decepcionaros, pero la verdad es que todo era mucho más sencillo de lo que creíamos. Hay buenos, hay malos y hay perversos. Y podéis aplicar el análisis a lo que queráis. ¡Funciona!

El bien absoluto
El bien absoluto es ese niño que está al borde del mar, haciendo un castillito de arena.
Está concentrado en algo tan creativo como efímero. Sus manitas algo torpes levantan desiguales murallas y con un cubo de plástico moldea flanes que son torrres.
Yo no sé lo que piensa el niño, mientras levanta su castillo. El niño quizá esté imaginando mil batallas, con guerreros y almenas, o al contrario, sólo piense en hacer un foso profundo para desviar el agua...
En cambio sí sé que que en algún momento, el niño se aburrirá y dejará el castillo, o le llamará su madre para cenar, y que, finalmente, el mar se lo llevará todo. Pero por ahora, el niño sigue levantando su castillito, sin meterse con nadie. A veces el niño no está solo, son varios los que levantan el castillo. ¡Un equipo! Quien no haya levantado un castillo de arena con otros, ¿qué puede saber de la vida?

El mal absoluto
El mal absoluto es ese otro niño que se acerca. Es un poco mayor que el otro, más fuerte quizá. Se aproxima, observa al chiquito abstraído en sus arenas, y, de repente, le pisotea el castillo. Sí, se lo pisotea bien pisoteado. El otro niño se echa a llorar. Fin de la historia.
Levantamos empresas y naciones, traemos hijos al mundo, levantamos amores y escribimos libros. Castillitos de arena... Viene uno, y nos lo pisotea

Autopisoteo
Todo no se reduce a una historia de buenos y malos. También nos gusta pisotear nuestra propia obra. A veces el bueno y el malo coinciden en la misma persona, y el niño que se aburre destroza él mismo el castillo que levantaba. Pero entonces no llora, se recrea en su obra de creador/destructor. A los niños les gusta jugar a ser Dios y hacer pis sobre un hormiguero a ver qué pasa.
Cronos devora a sus hijos, esposos que se engañan y se mienten, una chica deja a su enamorado, se abortan niños, se abortan amores, se abortan primaveras y Franz Kafka quiso quemar sus manuscritos.
Te pueden pisotear de muchas formas, y puedes pisotearte tú mismo, con auténtica profesionalidad. Conozco niños de cincuentaytantos que llevan toda la vida pisoteando sus más ínitimos castillos... Podemos ser muy malos con nosotros mismos, podemos maltratarnos mucho, y para empezar ser infieles a nuestra vocación, hacer cosas de las que avergonzarnos. Pero hay algo mucho peor que el mal absoluto: los perversos.

El perverso
El perverso no es el que te pisotea el castillo; es el que te dice que es inútil levantarlo; el que te recuerda la inutilidad de todo, que cualquier castillo acabará tragándoselo el mar.
Perverso es el que te cuenta que los Reyes son los padres...
Perverso es también el que justifica el malo y te explica que en el fondo aquel niño que pisoteaba tu castillo, te estaba haciendo un favor...
El perverso te ataca en lo más profundo, te quiere quitar tu fe; en Dios, en tí mismo, en el amor, en tus ideas. Y empieza por los castillos de arena... Que Dios nos guarde de los perversos...