Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 12 de diciembre de 2016

Los insobornables

Cada día le estoy más agradecido a aquellos que me gustaría llamar mis maestros -¡ya quisiera!-, aquellas almas, aquellos espíritus libres e insobornables, que no fueron generación de nada, ni grupo de nadie. Trayectorias singulares, cometas fugaces que han dejado una riquísima estela en forma de libros sapientísimos y oportunos panfletos.
La grandeza es una vocación; no puedes escribir nada realmente interesante si no es a propósito, dejándote devorar por la llama del entusiasmo y al mismo tiempo sujetándote a la fría determinación de crear algo que no deba nada a intereses bastardos sino a la inteligencia, la bondad, el idealismo, imponiéndote y poniendo a a los demás una meta superior, un objetivo tan noble que nadie en su sano juicio pueda negarlo o renegar de él.
En el Maestro auténtico viven un santo y un héroe, y también la modestia evangélica y la sencillez de los clásicos. El Maestro huye de la pedantería, su libro es una invitación, un desafío quizá... Al Maestro no le vas a vender ninguna revolución, ni va a dedicarse a salmodiar el nombre de un tirano. El Maestro es como Boecio, que escribió la Consolación de la Filosofía mientras esperaba el juicio que acabó en su ejecución...

domingo, 4 de diciembre de 2016

El soviet de Nueva York y la República Socialista de California


James Stewart en Qué bello es vivir
La derecha sólo puede funcionar si hace suyo el discurso social. Recuerdo una vez en que después de oír a dos capullos hablar de "los rojos" me daban ganas de afiliarme al PC revolucionario o a la Asociación de Amigos de la Guillotina. Por eso me preocupa el discurso del presidente electo de los EE.UU. Vistos los anunciados nombramientos del Sr. Trump, me pregunto si prohibirá o no las películas de Frank Capra. ¿Considerará Qué bello es vivir como un discurso rojo, negro, disolvente, mejicano, en una palabra, como boñiga hispánica o basura católica?

Desigualdades crecientes

Franquin, Idées Noires.
Más allá de cualquier opinión personal, el hecho es que la diferencia entre ricos y pobres cada día se hace más abismal, en particular en espeluznantes dictaduras comunistas con derecho de pernada capitalista -esencialmente la China kissingeriana- o en viejas democracias en que un pequeño grupo de millonarios controla la mitad de los recursos.
El informe del Crédit Suisse resulta particularmente valioso. No hay versión española -¡ya no meteré mis millones en el Crédit Suisse, hala!- pero sí francesa, alemana, italiana e inglesa. Cada cual que lea la que le venga mejor. Por cierto, entre los interesantes datos se encuentra el hecho de que la renta per cápita británica haya disminuido al depreciarse la libra. ¡Toma Brexit!
Traduzco un párrafo significativo:
"El informe establece, además, la creciente desigualdad de la riqueza, si consideramos la porción cada vez mayor de la riqueza total que tienen el 1% y el 10% respectivamente de los adultos más ricos respecto del resto de la población. Mientras que la mitad inferior sólo posee menos del 1% de la riqueza global, el 10% de las personas más ricas poseen el 89% de los activos mundiales"

La era post-Trump va a ser de órdago

Trump ni siquiera ha asumido la presidencia y a lo mejor me equivoco y resulta que lo hace de maravilla. El tiempo quita y proporciona razones... Pero confiesto que me lo estoy pasando bomba, imaginando la reacción futura de la sociedad americana post-Trump, ni diez mil McCarthy van a bastar para inculparlos a todos, creo que Bernie Sanders pasará por un facha horrible al lado de la que se nos viene encima... ¡El soviet de Nueva York!  ¡La República Socialista de California!
Haciendo clic sobre el gráfico al final de estas líneas, aparece, majestuosa, la pirámide de la desigualdad.
Fuente: Global Wealth Report 2016 Crédit Suisse

jueves, 1 de diciembre de 2016

Juana la Cautiva, reina de España

Siempre me ha asombrado el hecho de que la primera monarca de toda España en su calidad de heredera de los Reyes Católicos, la desdichada reina Juana, no reinara jamás de un modo efectivo pero que tampoco fuera despojada de sus potestades regias, sino que la voluntad primero del rey Fernando y luego del rey Carlos la mantuviesen recluida durante décadas en Tordesillas, nada menos que 46 años... Y no se atrevió Carlos I a dejar el poder hasta la muerte de su madre, en 1555.
Tuve ayer el honor de asistir a la presentación del trabajo de Carmen Oñate -Maruxa para los amigos- sobre la reina Juana de Castilla, la mal llamada "La loca". Es un trabajo extraordinario que marca un antes y un después acerca del personaje, Juana la Maltratada, Juana la Cautiva, Juana la Malquerida... Lo de Juana la Loca corresponde a la propaganda de aquellos interesados en anular el personaje por medio de una oportuna leyenda negra, leyenda que fue aumentada si cabe por el romanticismo decimonónico al que seducía la idea de una Juana "loca de amor".

La reina maltratada

La doctora Oñate -sicóloga clínica- ha subrayado que a Juana no sólo la ningunearon sus padres y la maltrató su marido, sino que su padre, el rey Fernando, y su hijo Carlos I consintieron con el maltrato en ocasiones físico -le “daban cuerda” es decir, la azotaban- y siempre emocional de la Reina durante su interminable cautiverio de casi medio siglo.
Es un trabajo originalísimo, se toma la molestia doña Carmen de echar por tierra la vieja patraña sobre la supuesta enfermedad mental congénita nacida de una alta consanguinidad. Para hacerlo, la doctora Oñate presenta los antepasados de Juana ¡sobre ocho generaciones! y resulta que la consanguinidad era de un tres por ciento, nada de nada comparada con la de sus lejanos descendientes Habsburgos y Borbones...

La reina despojada

Presentaron el libro dos personas de enorme calidad humana y científica, el catedrático de Historia del Arte Miguel Ángel Zalama -gran experto sobre Felipe el Hermoso y su mujer- y el padre José Luis Sánchez, vicerrector de la Universidad Católica de Valencia. Tras la breve y precisa exposición de la autora, Zalama nos detalló el saqueo sufrido por doña Juana. Sus joyas, tapices y dineros volaron, y los depredadores fueron, esencialmente, su propia familia... Un nuevo maltrato que añadir a la larga serie de humillaciones con las que se atormentó a la primera reina de España. Zalama añadió, como quien no quiere la cosa, que si Juana fue maltratada al menos no la asesinaron, y no es que faltaran antecedentes: a Felipe "el Hermoso" lo debieron envenenar con toda seguridad -no sólo falleció el primero de nuestros Felipes al tomar abundante agua fría, sino el copero que bebió de la misma copa- y todo apunta a que fue su suegro el mayor interesado en su muerte. Señala Zalama a la mano ejecutora: sería Luis Ferrer el autor material del crimen, y ese mismo Ferrer ¡sería el primer carcelero de doña Juana cuando su padre decidió recluirla! Yo pensé en mi rincón, que en el fondo es indiferente que tenga o no razón el profesor -que muy probablemente la tiene- si llegó a pasar por la cabeza de Juana la idea de que su propio padre hizo matar a su marido, no debió sentarle especialmente bien la idea, ¡y luego se extrañan de que la Reina tuviera sus rarezas!

La reina triste

El padre Sánchez hizo una breve pero intensa disertación tan vívida que nos contagió a todos su emoción. Subrayó la importancia del amor -y del desamor- en nuestras vidas, de cómo todos necesitamos amor -que las personas más sensibles suelen ser más vulnerables- y que acontecimientos a veces poco subrayados o ignorados por la Historia pueden ser determinantes en la vida de las personas, marcándolas para siempre. Subrayó que la tristeza profunda y prolongada puede llegar a ser indistinguible de la depresión. “Que doña Juana tuvo sus rarezas, nadie lo duda -insistió don José Luis- todos tenemos nuestras incoherencias, nuestros trastornos, pero si no nos encierra nadie salimos adelante”; y respaldó en todo momento la tesis de la autora: “si a mí o ustedes nos encerraran durante 46 años, lo milagroso sería no acabar loco perdido”...

sábado, 26 de noviembre de 2016

¡Gracias Fidel!

¡Gracias Fidel! Es la primera vez que me das una alegría... Pero no te voy a tutear, no éramos amigos. Así que hablaré de ti como lo que eras, un dios cruel y ajeno, amo de las vidas y haciendas de tus vasallos.
Reventó el Tiranosaurio caribeño. Una vez más me equivoqué, pensaba que Castro era inmortal.. Hoy el aire está más limpio y si entierran los despojos en lugar de incinerarlos, quizá se salve el Planeta del cambio climático...
Me alegro mucho por los cubanos y especialmente por todos aquellos que fueron encarcelados, torturados y asesinados por las sabandijas comunistas, todos aquellos que no van a recuperar los años robados, ni los miembros amputados, ni la vida que les quitaron.
Me alegro mucho por todos los cubanos que a lo largo de 57 años no han conocido otra cosa, que han tenido que escuchar pacientemente y aplaudir incansablemente discursos kilométricos, que han visto a sus hijos morir en Angola y han experimentado la espantosa realidad de un mundo sin esperanza.
Me alegro mucho por todos los cubanos perseguidos por su fe o sus ideas, apartados de los estudios superiores, discriminados, convertidos en untermensh por la dinastía Castro.
Me alegro por todos los cubanos que han muerto ahogados o han sido devorados por los tiburones al tratar de escapar del puñetero paraíso socialista.
Me gustaría que nadie fuera a su entierro pero me temo que los Jefes de Estado, el Papa y los demás hipócritas internacionales soltarán las habituales lágrimas de cocodrilo...
Un canalla menos. Es curioso, noviembre no le sienta bien a los criminales, otro gallego ilustre palmó hace 41 años... ¡Se llevaban bien! A ver si Raúl, el hermanísimo, se anima y sigue el ejemplo de Fidel, que no se corte, hay que darle ánimos, Ra-ul, Ra- ul, casca ya, ra-ra-ra.
Y no es que me alegre por la muerte de una persona, sino por el nacimiento de una oportunidad, la oportunidad de que la desaparición de la dinastía liberticida permita que en Cuba se instaure la libertad, que todos los cubanos, ya fueran víctimas o verdugos, puedan mirarse a la cara, decirse lo que piensan, insultarse primero y besarse después, para poder caminar juntos, sin olvidar de juzgar a los criminales más comprometidos con el régimen, para desacreditar por siempre la dictadura. El castrismo debe morir con los Castro, como el franquismo murió con Franco, ese cáncer no debe metastatizarse y continuar. Cuba necesita amor, libertad, justicia, perdón, no necesita más hipocresía, más tiranía ni más mentira. De eso ya han tenido de sobra... ¡VIVA CUBA LIBRE!

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Los títeres sueñan con un mundo sin hilos

El sueño de la libertad es maravilloso, como el sueño de la ciudadanía. Me divierte jugar a que soy un ciudadano libre, un orador libérrimo en plan James Stewart en Caballero sin Espada, rompiendo las cadenas de la plutocracia...
Lo malo es que cuando me miro al espejo veo todos esos hilos que me sujetan, sin conseguir adivinar, ahí arriba, los dedos del titiritero. Me encantaría ser el títere de Dios y que él manejara los hilos, pero va a ser que no. Son otros los que me manejan, y sus intenciones no son buenas.
Los títeres viejos en el Pinocho de Disney
La sensación de vivir en un teatro de títeres llega a ser muy inquietante. Nunca he aceptado ser un pelele en manos de los poderosos, pero mi opinión al respecto es indiferente, al final soy un pelele, pelele cimarrón, pelele rebelde, pelele, indócil, pero pelele. Eso sí, pelele díscolo que durante unas horas sueña con la idea de que nuestra profunda dignidad de hombres libres bla, bla, bla consegiurá derrotar el poder ciego del dinero y la fanática condición de quienes no se atreven a pensar tralalá, chin pon. Juas, juas, juas, voy a hacer como que me creo, como que me lo creo...
Me conozco tan bien mis propios discursos que sé cuándo aplaudirme al final. Me aplaudo, Bien. Y ahora, a hacer la compra y a pagar las facturas.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Las elecciones en EE.UU. y una ley imbécil

Resulta asombroso que una democracia secular y ejemplar como la norteamericana sufra normas electorales tan absurdas como la que permite que entre dos candidatos no salga elegido el más votado por los electores. El sistema que hoy rige, de votos electorales vinculados a los Estados, era lógico en la época de las diligencias, pero ahora es contraproducente. A lo largo   de las dos últimas décadas hemos visto ya en dos ocasiones elegir presidente de Estados Unidos a señores que habían recibido menos sufragios que sus rivales.
Estos son los datos exactos, y los de 2016 no están todavía cerrados y los actualizo regularmente desde la primera publicación de esta entrada:
Año 2000. Al Gore 50.999.897 votos George W. Bush 50.456.002.
Diferencia: 543.895 votos a favor de Gore. Ganador: Bush
Año 2016. Hillary Clinton 65.844.610 votos Donald Trump 62.979.636.
Diferencia:
2.864.974 votos a favor de Clinton. Ganador: Trump. 
Fuente: http://cookpolitical.com/story/10174
 Podemos añadir que el fenómeno ya se había producido tres veces en el siglo XIX, con ocasión de las elecciones presidenciales de 1824, 1876 y 1888. La actual configuración electoral de los Estados y el reparto de la población han permitido que tan indeseable circunstancia se repitiera dos veces en una sola generación, dos veces que sobraban, obviamente. Imbécil, según el Diccionario de la Real Academia Española significa tonto o falto de inteligencia. No entiendo que un país que ha conseguido depurarse de normas en su día tan difíciles de reformar como las que consagraban la esclavitud, la segregación racial o la maldición jurídica de los homosexuales no sea capaz de abordar algo tan sencillo como una reforma técnica de su ley electoral. Si lo que se pretende con una elección es que el que resulte más votado salga elegido, hay que reconocer que la ley actual que rige la elección presidencial norteamericana es una ley que no funciona, es una ley falta de inteligencia, es, literalmente, una ley imbécil. Y es una ley que me afecta a mí, como occidental, porque el Presidente de Estados Unidos no sólo es el jefe de los norteamericanos, es sin ninguna duda el líder de todo Occidente, si es que Occidente significa todavía algo...

jueves, 10 de noviembre de 2016

Un blog sobre cine: entrevista a José Luis Panero

En la entrada anterior, Blogs, blogueros y bloguismo, hablábamos de los blogs, de si han muerto o si todavía tienen vida por delante. Y dábamos ejemplos de blogs especializados con un amplio abanico de lectores. Tal es el caso del blog Palomitas de maíz que sobre cine mantiene el periodista, crítico y actor José Luis Panero en Cope.es y que recibe miles de visitas mensuales.

LEB -Tengo la impresión de que los blogs han muerto, que hay miles de millones de blogs y nadie los lee, o muy poca gente. ¿Comparte esa impresión o piensa Vd. que todavía tienen los blogs mucha vida por delante?

José Luis Panero
JLP -Si los blogs han muerto... ¡Soy el superviviente! Soy el Tom Hanks de El náufrago o el Leonardo DiCaprio de Renacido... No, los blogs no han muerto. Usted tiene esa impresión porque la sociedad tiende a minimizarlo todo, a reducirlo a la mínima esencia, a quitarle importancia, quiero decir. Es cierto que hay mucho de todo pero sin alma ni esencia. Pero eso no ha sucedido, al menos con el cine, donde todavía existe la calidad. Al verdadero aficionado al cine le gusta ir al cine, le gusta leer sobre cine, le gusta opinar sobre cine. ¿Y qué mejor entretenimiento que leer de cine en un blog donde a menudo escriben especialistas y en un espacio no excesivamente amplio?
Por otra parte un blog ofrece siempre la ventaja de la brevedad. En un mundo acelerado todos agradecemos textos más concisos. Así que creo que los blogs no son el pasado, son el futuro, tienen mucho más de futuro que de presente, son una plataforma única para dar a conocer la idea. No me gusta que los den por amortizados.

-Escribir sobre Cine en España es una tradición intelectual cultivada por las más importantes figuras de nuestro pensamiento, como Ortega y Gasset y Julián Marías. ¿Sigue el público leyendo artículos que no sólo críticas de cine?
-Claro que se sigue haciendo, pero mucho menos. Aunque la sociedad actual con su sobreabundancia informativa no deje mucho tiempo libre para leer artículos de fondo, lo cierto es que las críticas y los artículos sobre cine ofrecen una lectura mucho más atractiva y refrescante.

-Las películas a veces envejecen y en cambio los artículos sobre esas mismas películas mantienen su actualidad. Vd., entre otras cosas, hace críticas, ¿dice qué películas recomienda y cuáles no o prefiere limitarse a recomendar las que le gustan y no hablar de las demás?
-En mis críticas de cine entra todo. Me gusta ser claro y no tener pelos en la lengua. Si algo no me gusta lo digo y que se conozca, y si algo me gusta lo digo para que se conozca también. Es decir que recomiendo conocer tanto una cosa como otra. Si no, ¿dónde quedaría la objetividad?

-Vd. no hace sólo críticas de películas, también se ha pasado media vida escribiendo sobre el cine en sus distintas facetas. ¿Qué libro le gustaría escribir sobre Cine?
-Efectivamente, no sólo hago críticas de películas, intento recordar qué ocurre en el ambiente social del momento. Y he ahí lo que diferencia mi blog de otros que sólo se limitan a diseccionar películas. Y en cuanto a escribir libros, ¡uff! ¡No sería uno sólo! Me gustaría hablar de los besos y las bofetadas en el cine. De lo que son y de lo que significan, y no de modo literal. Si se da cuenta, de eso va siempre el cine, de amores y desamores. También me gustaría encontrar un híbrido entre los estupendos monográficos de cine que editaba Garci, ya sabe, en la revista Nikel Odeon y los espléndidos trabajos de otra gran revista, Dirigido Por. Aún hay mucho, muchísimo que decir… No proliferarían tantas publicaciones de cine, muy distintas en su forma y fondo, si no ofrecieran algo nuevo o renovado. Desde luego lo que yo propongo no lo he visto nunca.

-¿Cree Vd. que el Cine tiene más futuro que pasado?
Como empresa, el Cine está reduciendo costes a marchas agigantadas. No porque no haya dinero, sino porque desde la Revolución Industrial buscamos la máxima disponibilidad y simplificación de cualquier producto. Vivimos tan acelerados que apenas soportamos la cola en la taquilla, preferimos comprar entradas por teléfono, un cajero automático o directamente por internet, que además las proporciona rebajadas. Tenga en cuenta también que el Cine apenas ha empezado, ¡si nació en 1895! Otra cosa es su viabilidad futura, tal y como lo conocemos, puesto que ahora se facilita su encuentro con el gran público en casa, bien sea a través de las plataformas de pago recientes, bien sea gracias a los más modernos diseños de Home Cinema. Pero nada de ello va a suplir la espectacularidad del cine clásico o del cine que se expresa exclusivamente con efectos especiales, con las nuevas y carísimas cámaras en 3D que ofrecen nuevos puntos de vista al espectador al poder colocar la cámara en cualquier lugar. Un visionario como George Lucas advirtió todas esas posibilidades nuevas para su Star Wars, que está viviendo más allá de la clásica trilogía… Y no es lo mismo ver cualquiera de esas películas en el Home Cinema de casa que en el cine. Otra cosa es examinar al Cine por su aspecto social. A menudo, cuando salimos al cine no quedamos sólo en ver la película, tenemos otros planes...

Panero en
"Prohibido suicidarse en primavera"
-Sí, muchos amores han empezado con un café y un cine… ¿Y qué piensa Vd. del Cine español? ¿Sobrevivirá a la politización?
¡Tengo una historia de amor y odio con el cine español! Por un lado me parece que hay muy buenas películas, y no sólo firmadas por los grandes directores españoles que todos conocemos y reconocemos. Otra cosa es lo españolas que puedan llegar a ser algunas, como Los otros, con más presencia de personal extranjero, que a lo mejor es más eficaz que el equipo español. Pero eso ya no hay quien lo cambie. No digamos ya con las coproducciones internacionales en que cada país participante puede decir que la película es suya, de algún modo…
Por otro lado están las películas cutres patrias que dan dinero, como la saga torrentera y otras paridas sobre treinteañeros en presunta crisis  que parten de unas premisas rocambolescas. Ese tipo de cine de estereotipos, si nos fijamos en las taquillas, está triunfando, pero a mi juicio no nos aporta nada a quienes buscamos cine con un poquito más de nivel. De ahí que se oiga tanto eso de “si es cine español no lo veo”. No es justo. Particularmente me gusta mucho el cine de Gracia Querejeta.
En cuanto a la politización... Podría extenderme mucho al respecto pero permítame ser optimista: el Cine español ha demostrado una gran capacidad de supervivencia y adaptación. A quien le han cerrado las puertas aquí, se las han abierto fuera.

Panero en "El sermón de la montaña"
Vd. ha cosechado el premio nacional de teatro UNIR al mejor protagonista por su encarnación de don Dionisio en Tres Sombreros de Copa. A su juicio, ¿hay buenos actores en España?
-Claro que los hay, pero tanto en el cine como en la televisión están infravalorados, porque no sacan lo mejor de ellos. Cuando hay madera, al buen actor se le valora sobre el escenario de un teatro. La mayoría ha estudiado en escuelas de prestigio. Otra cosa es que los hayan encasillado, que es otro problema para el cine. Y es que a menudo siempre se ve a los mismos actores reciclados en series de televisión, que dan mucho dinero, pero no se les ve en los teatros. Los grandes intérpretes combinan el cine con el teatro y la tele, siempre que haya hueco para todos. Para mí, el referente es Luis Merlo. Cuando le vi actuar en 1992 haciendo Tres Sombreros de Copa supe que algún día quería hacer esa obra de teatro. Hace pocas semanas se lo hice saber cuando le entrevisté por su trabajo teatral en El test. Desde luego, mi primer encuentro con él ha merecido mucho la pena. Tanto por la espera como por su calidad humana.

-Qué festival le gusta más y por qué.
Aunque suenen a redicho, el de San Sebastián y el de Málaga. Digamos que son los que más difusión tienen, donde acude lo más granado y donde se van adivinando las tendencias que se suelen materializar en los Premios Goya. Ahora que coincido con lo que me dijo el director argentino Marcelo Piñeyro, una de las veces que le entrevisté: “el peor lugar para ver cine es un festival”. ¡Hasta 7 películas al día! No hay mente que lo soporte.

-Otro día le pregunto qué directores y películas prefiere, cuando su blog cumpla diez años, por ejemplo.
-Es que daría para cien entrevistas…¡Le tomo la palabra!

lunes, 7 de noviembre de 2016

Blogs, blogueros y bloguismo

Arcadi Espada
Hoy me apetece cambiar de tercio y hablar de blogs, de este blog y de otros blogs. Ya hablé en su día de los censores de blogs. En España creo que de los primeros en capitalizar y potenciar el fenómenos bloguero fueron Arcadi Espada o Amando de Miguel, por mencionar los más conocidos, y a partir del 2004 Luis del Pino que capitalizó el interés general por el 11-M. El bloguismo ha ido en paralelo con el desarrollo explosivo de las redes sociales y la invencible progresión de los medios digitales.

¿Blogueros o columnistas?
A medida que va avanzando el periodismo digital resulta difícil saber qué diferencia, dentro de un mismo medio, un columnista o colaborador de la rúbrica "opinión" de un bloguero alojado en el mismo medio, puesto que ambos usan extensiones parecidas en palabras. Quizá la diferencia estribe en el hecho de que el columnista u opinador principal cobra por sus palabras y tiene por lo tanto una dimensión profesional mientras que el bloguero o colaborador de blog cede su trabajo por nada, por el placer de verlo publicado... 
Amando de Miguel
Los grandes comunicadores profesionales suelen adaptarse a los nuevos medios. Por ejemplo el citado Amando de Miguel lleva 17 años colaborando con Libertad Digital y sus contribuciones tocan la realidad protéica del idioma pero también variadísimos temas. Durante una década ha mantenido un blog que se ha ido llamando sucesivamente "Letras y números", luego "Errores y erratas" y más tarde "La lengua viva"alternándolo con categorías como "Arbitrismos" o "Diccionario de palabras curiosas". Ahora mismo publica artículos que rara vez exceden las 600 palabras.
En realidad los titulares o nombres de los blogs son poco interesantes al lado del prestigio de su autor, normalmente todos decimos "el blog de Amando" o "el blog de Arcadi", y ocurre que cuando un autor ya no se entiende con el que medio que lo acoge, se busca otro medio. Eso le pasó a Santiago Mata, cuya solitaria y admirable campaña contra la sociedad secreta El Yunque le ha granjeado distintos sinsabores en medios "católicos" que preferían censurarlo. Su blog La catedral de los mártires ha ido peregrinando por distintos medios.
Fernando Sánchez Dragó
El universo inflacionario de los blogs
La facilidad para crear bitácoras de todo tipo –pensemos en plataformas como wordpress o blogger- ha producido una expansión hipergeométrica del fenómeno y hoy en todo el mundo es muy posible que existan más blogs que lectores potenciales puesto que hay autores que participan en varios blogs colectivos y no todos los usuarios de internet son lectores de blogs o lectores a secas. Para hacernos una idea, en 2016 se crearon en Wordpress más de cincuenta mil blogs diarios, sobrepasando seiscientos millones de entradas. Y si hablamos de microbloging, Tumblr sobrepasará 400 millones de blogs en 2017… El agotamiento del fenómeno lo predijo Fernando Sánchez Dragó hace ya años, comentándome que en breve habría más blogueros que lectores de blog, y creo que ha acertado de lleno, siempre y cuando nos refiramos a los blogs no especializados, como puede ser éste.

El bloguismo especializado, firmado y sin firmar
Si los blogs de opinión como Opinión Publicada en que escribo sobre temas variados no consiguen muchos lectores porque son infinitos los opinadores, el fenómeno es bien distinto cuando abordamos el bloguismo especializado. Hoy día no se puede concebir un medio o una empresa de cierta importancia que no tenga su propio blog o incluso su propia plataforma de blogs, entre otras cosas porque la presencia en la red, dopada por twitter, facebook y otras redes sociales, se nutre de enlaces electrónicos. Un artículo en papel físico o una emisión de radio o televisión no va a circular mientras no disponga de su correspondiente enlace que permita a cualquier acceder a él en un solo clic, y sólo entonces puede ser rebotada por los usarios.
Así, del magma de la blogosfera sobresalen blogs especializados que cuentan con numerosos lectores porque están anidados en plataformas mediáticas importantes y porque su temática interesa a un tipo de lector que lo sigue con cierta regularidad. Pienso, por ejemplo, en el blog de referencia para el patrimonio sumergido y los temas navales, Espejo de Navegantes, que depende de ABC y dirige Jesús Calero, que incluye variados autores. Y en el ámbito de las bitácoras de un solo autor, se me ocurre pensar en en el blog Palomitas de maíz que sobre cine mantiene José Luis Panero, alojado en COPE y que acaba de cumplir ocho añitos en la Red.
Por otro lado existen webs de empresa como la de la marca Natalben, dirigidas al público interesado por el embarazo, cuyos contenidos no suelen ir firmados y se renuevan constantemente e incluyen, claro está, un blog. Así el blog de Natalbén recibe miles de visitas cada mes. Sus autoras son dos ginecólogas que redactan las entradas de un modo comprensible para un amplio público de mamás, que les someten sus dudas.

lunes, 24 de octubre de 2016

Breve elogio de la democracia

Foto: ABC
Últimamente oigo de personas extraviadas críticas no meditadas a las instituciones democráticas, basándose en la mediocridad de los candidatos, y te ponen como ejemplo las elecciones francesas, las americanas o las españolas. Yo creo que, al contrario, ante el problema real de la mediocridad del gobernante, la democracia siempre resulta la solución más brillante y práctica para decidir quién manda, quién no manda, y quién deja de mandar.
Siempre me parecerá maravilloso que quienes no somos importantes, la gente corriente, podamos cambiar gobiernos por medio de nuestro voto. ¡Qué poder extraordinario! Durante un periodo de nuestra vida mandan unas personas sobre nuestra ciudad, nuestro país, nuestro continente; y al día siguiente de unas elecciones, resulta que mandan otros o que mandan los mismos, si lo han hecho bien o no hay mejor alternativa. ¿No os fascina la idea de que el voto de una monjita puede ser más poderoso que los tanques de la Brunete?
Cuando era más joven era muy demócrata. Pensaba que la gente tenemos derecho a votar por quien merece nuestra confianza. Ahora soy todavía más demócrata, porque tengo más experiencia y pienso que lo más importante en política no estriba tanto en poder poner como en poder quitar; en privar del poder a quien no ha merecido nuestra confianza.
En breve los ciudadanos de EE.UU. votarán entre la candidata menos querida y el candidato más odiado de la historia de las elecciones de esa gran nación. Cualquiera que sea el resultado, sabemos que quien resulte elegido no durará más de ocho años en el cargo, y quizá sólo cuatro si no sale reelegido.
En cambio en Cuba los hermanos Castro llevan 57 años en el poder, y en Corea del Norte la dinastía comunista de los Kim lleva 68 años al mando, sin que los cubanos o los coreanos puedan hacer nada al respecto.

viernes, 21 de octubre de 2016

Guareschi y los muertos de Hungría

A veces busco desesperadamente a Guareschi, al que conocí a través de las traducciones francesas de su Mondo Piccolo y me pregunto qué le parecería esto o aquello. Pero Guareschi ya se ha marchado, y no dice nada. Dentro de un par de días se conmemoran sesenta años de la brevísima revolución húngara que los comunistas aplastaron a sangre y fuego. Releo en un clásico de Guareschi Don Camillo e don Chichi -obra póstuma que Rizzoli publicó durante años con el título Don Camillo e i giovani d'oggi- el homenaje del gran Giovannino a las víctimas húngaras del comunismo y de sus cómplices. Don Camillo organiza una "Messa in suffragio delle anime dei morti d'Ungheria" y un cura y un obispo "progresistas" le significan su desaprobación... A la misa no asiste la derecha -preocupada de que la tilden de reaccionaria, ¿les suena?- pero sí asisten los socialistas -para mostrar que se puede ser marxista sin ser comunista- y también viene Peppone con toda su plana mayor para demostrar que una cosa es ser comunista y otra maoista o estalinista... La comedia del mundo y sus imposturas, y encima del teatro la risa cristalina y un pelín amarga de Guareschi, que desde la sepultura, nos invita a la reflexión... A Guareschi no le importaba llevar la contraria a la moda, a lo actual, a lo vigente. Escribía con el corazón y fue a la cárcel por escribir lo que le daba la gana, sin razón o con ella. Me gusta la gente que como Guareschi era capaz de hablar de los horrores del comunismo en la época de pretendida "distensión". Confieso mi respeto por quienes reivindican las víctimas, que nada pueden hacer por nosotros, en lugar de adular a sus verdugos, que suelen ser gente de provecho; admiro a quienes no olvidan las víctimas del facherío o a las del rojerío; a quienes mantienen vivo el recuerdo de las víctimas de ETA o del Grapo, o a los que levantaron un monumento a los abogados de Atocha; me gustan los investigadores que se inquietan por saber quién fue aquel cuyo cuerpo aparece en una cuneta, al cabo de siete décadas, o quién fue aquel cuyo cuerpo ni siquiera existe porque lo metieron en un horno crematorio...
No me gustan los que confunden el perdón -algo esencialmente personal- con las amnistías o perdones judiciales, ni las amnistías con la amnesia, y desprecio profundamente a quienes pretenden que pasar página consiste en igualar a verdugos y víctimas. Lo peor para una víctima es esa segunda muerte que consiste en olvidarla o ese escarnio que consiste en rebajarla al nivel de su asesino.
Anteayer, me emocioné en el Auditorio Nacional, asistiendo a un concierto en memoria de los valientes y desdichados húngaros asesinados por sus compatriotas comunistas y por las tropas soviéticas, en 1956. Quisieron ser libres y los aplastaron los tanques del Ejército Rojo. Stalin llevaba tres años muerto pero el estalinismo seguía vivo puesto que el estalinismo no es más que un disfraz léxico para el comunismo que no se atreve a decir su nombre, y mataba ayer como sigue matando hoy en China, Cuba o Corea del Norte...
Don Quijote nació en un lugar de Hungría de cuyo nombre nadie quiere acordarse, y por eso decía cosas como "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida..." Los mejores húngaros aventuraron su vida, sí, y muchos la perdieron, y no tuvieron hijos que perpetuaran su memoria. Por eso hay que cuidar su legado, con afecto y respeto, como acariciamos con la mirada la foto de un anciano pariente que ya no está pero al que debemos todo, poniendo flores mentales ante el monumento que levante en su honor nuestra imaginación. Y también debemos recordar que hoy y ahora en Ucrania el neozarismo putinesco está asesinando europeos ante la misma Europa pasiva y sin conciencia que asistió hace sesenta años al martirio de Hungría... Pero Guareschi ya no está, y sigue sin decir nada.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Toscana y los separatistas

Los grandes pueblos no se dejan engañar por las chorradas separatistas, sólo los mediocres. Recuerdo que le solté a un abertzale algo así como "Mira chico, en Toscana, ¿sabes andestá Florencia, no? pues en Toscana hubo tres tíos que se llamaron Dante, Boccaccio y Petrarca, que son el pistoletazo de salida de la literatura italiana y por lo tanto universal y toda Europa los imitó durante siglos...
Más tarde otros toscanos en Florencia, Pisa y Siena se sacaron de la manga el Renacimiento -la pintura, la escultura, la crítica literaria, la ciencia moderna- y un tal Leonardo, de Vinci, un pueblecito toscano, asombraba a todos con sus inventos, y un tal Galileo, que te sonará, puso su telescopio en Pisa, ¿sabes? Y han seguido produciendo cosas. ¡No paran, los tíos! Se inventaron la Ópera, una palabra italiana, te doy una pista...
Y fíjate que cuando se creía que en Florencia no se podía ya inventar nada más llega Goldoni con su teatro, y más tarde Collodi crea Pinocho -un personaje UNIVERSAL que todos los niños conocen, aunque sea a través de Walt Disney- y luego vinieron los futuristas y hasta hace poco daba que hablar una florentina llamada Oriana Fallaci, oye, y un chaval de Roma, Enrico Fermi, estudió en Pisa, ¿sabes? que tiene una señora universidad.
Fermi, sí, el señor que por primera vez desintegró los átomos -no, los átomos de verdad, no juega al fútbol, sí, que lo sé muy bien- y otro toscano, un tal Meucci, se adelantó a Bell a la hora de inventar el teléfono... Vamos, que en Toscana el más tonto hace relojes. Y aparte de ser más listos que el hambre, la comarca es bellísima y sus ciudades espectaculares, tanto que Giovanni Papini, otro gran escritor florentino, cuando le preguntaban que por qué no viajaba contestaba "¿Y para qué voy yo a viajar si vivo en Florencia?"
Pues observa que NO HAY UN PARTIDO NACIONALISTA TOSCANO, ¿y sabes por qué? Porque como diría Forrest Gump, los que no son tontos no hacen tonterías".

No recuerdo si al abertzale -¿o sería catalán?- le gustó mi discurso. Y me importa tres narices.

lunes, 25 de julio de 2016

Una paseíto camino del Edén

En estos tiempos en que el veneno nacionalista pega fuerte en el Reino Unido, China o Rusia, me viene a la mente esta clásica foto de Eugene Smith, THE WALK TO PARADISE GARDEN, que ha cumplido 70 años. Esta foto se la hizo Eugene Smith a sus niños, Pat y Juanita, agarraditos de las manos, en 1946, cuando él se estaba recuperando de sus heridas de la Campaña del Pacífico, fuego de mortero cosechado no recuerdo si en Iwo Jima, Guadalcanal o Guam porque el pobre Eugene estuvo en todas partes donde llovía metal caliente...
Quizá sea la mejor foto de la historia, la más querida por tanta gente que, tras Hiroshima y los horrores de la Guerra Mundial, necesitaba esperanza....
La publicó LIFE ese peazo revista.
Creo que para mucha gente, en la Europa libre ya de nazis y libre también de comunistas, en los EE.UU. y en algunos otros países más o menos libres, la posguerra fue un bautismo de inocencia, de trabajo, de ganas de sobrevivir, años de reconstrucción y de baby boom. Los británicos incluso le dieron la patada a su admirado Winston, no porque dejaran de admirarlo sino porque eran tiempos para no recordar la guerra, para superarla, y para mí esos niños cogidos de la mano son el símbolo de que debiéramos apostar por el futuro, por el optimismo, adentrarnos en la luz de Dios sin pensar en las tinieblas de la Historia, con determinación... Más datos en este enlace de la revista LIFE.

domingo, 24 de abril de 2016

Quiero héroes sin dinero

Entiendo que para el 99,99% del personal, el Dinero es el único Dios verdadero, pero la verdad es que la pastofilia me aburre, ¡es tan previsible! Y en obras literarias o en el Cine, la omnipotencia del valor positivo del parné resulta insufrible.
Por ejemplo, la justamente alabada peli Intocable está muy bien, pero en el fondo es un canto a la pasta. El tetrapléjico se limita a hacer magia con el dinero, a seducir  y amaestrar con pasta a su cuidador, una nueva versión de Pigmalión... Como el cuento de Navidad de Dickens. en que Scrooge, cuando "se vuelve bueno" se dedica a comprar a todo el mundo a base de regalos y la gente ríe y baila porque el inmundo avaro ahora suelta parné.
Ejemplo de lo que digo es también el del chiflado que interpreta Jack Nicholson en Mejor Imposible. Otro tío que hace magia con el dinero. Es una sabandija, un ser egoísta, malvado, monstruoso, pero como es un escritor con mucho éxito y le sobra la pasta, ayuda al hijo de la camarera, comprando a la madre por medio de la salud de su hijo y adquiriendo tiempo para disfrutarla... En el fondo es un guión asqueroso. 
Me gustan más los personajes que hacen magia sin tener un clavel, los héroes desinteresados como el Bruce Willis de La Jungla de Cristal, que extermina él solo a varias generaciones de criminales con un palillo de dientes; puestos a soñar, ¿por qué conceder siempre el protagonismo al dinero? Lo más simpático de Los tres mosqueteros es que entre los cuatro no tienen un real y sin embargo se corren grandes aventuras..