Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

sábado, 31 de agosto de 2013

Enterados y omniscientes

Para mi ver la tele es una cura de humildad. Cuando abro el pozo hertziano de la sabiduría y por casualidad aterrizo en un programa de "tertulia televisiva" modelo español, entre los alaridos y las interrupciones de los contertulios tengo el odgullo y la dadisfaccion de comprobar lo mucho que entienden de todo nuestros periodistas y sus invitados. Los mismos portentos que llevan cinco años demostrándonos que ellos saben cosas de la crisis que no sabemos los demás, que saben mejor que Simeone cómo tiene que jugar el Arleti y que ahora se han vuelto todos especialistas de la guerra Siria. No veas tú nuestros Premios Nobel de Todas las Categorías hablando de Alepo -¿en qué equipo juega?- de las relaciones entre drusos y maronitas -los drusos, ¿son rusos pero está mal escrito verdad?- de la actitud de los chicos de Al Quaeda respecto de la minoría kurda en Siria... Gozo muchísimo, y a veces experimento algo parecido a orgasmos repetidos y me pregunto, ¿será pecado?

miércoles, 28 de agosto de 2013

La venganza de los Morlock: el curioso final del palacio Hamilton

Sé que hace años me presentaron brevemente a un Sr. de apellidos Hamilton-Douglas, descendiente de los Hamilton -dueños de un trocito de Escocia- y de los Douglas -dueños de otro cachito- que unieron hace tropecientos años sus respectivos bienes, vinculaciones y mayorazgos para crear una dinastía particularmente pudiente.
Creo que ese señor se murió ya y la verdad es que no le pongo cara -como fisionomista soy una calamidad- pero recuerdo algo anecdótico y es que era dueño de un río, algo que me pareció singular. No suelo conocer gente que sea propietaria de un río.
No sé por qué, en esta noche de insomnio y lecturas solitarias y chorras me he acordado del Sr. Hamilton-Douglas y curioseando por la wikipedia me topé con la increíble historia del palacio de los duques de Hamilton.
Ese enorme casoplón tuvo que ser demolido por culpa de la actividad minera. Resulta que las actividades de las minas de carbón inmediatas habían socavado la estabilidad del palacio. No se me ocurre un ejemplo más curioso de venganza proletaria sobre los bienes de los potentados, parece una ilustración de la novela de Wells: los morlock subterráneos destruyendo el paraíso artificial de los eloi. Una vez más, la realidad supera la ficción. Sólo conozco algo parecido en la historia del cine, y es el apoteósico y apocalíptico final de la Ciudad Sin Nombre de aquella obra maestra: Paint your wagon. Puede obtenterse mucha información sobre ese palacio y sus alrededores en la página web de la Comisión Real de Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia.

sábado, 24 de agosto de 2013

La catástrofe digital

Durante años colaboré con suite101.net donde publiqué numerosos artículos que pueden consultarse aquí. Desde hace unos meses en suite101 han estado "migrando" a un nuevo formato. Ahora han cerrado, eso sí "conservando los artículos". Pero muchos de ellos aparecen mutilados y todos sin fotografía. Espero que solucionen el desaguisado pero entiendo que el trabajo es mucho y los responsables pocos, así que no cuento con ello.
Esta historia ilustra una terribe verdad y es que si nadie pone en duda que el futuro será digital, es más dudoso que ese futuro sea capaz de proyectarse en el pasado.
Por razones misteriosas antiguas páginas web gratuitas o correos electrónicos que usé se han perdido definitivamente. Algunas páginas siguen existiendo en la red, otras ya no se ven. He perdido miles de emilios, que contenían banalidades en su mayoría y otros palabras muy sentidas y muy importantes para mi. También he perdido el contenido de discos duros y no consigo leer las copias en disquete de archivos importantes.
Los sabios vienen avisando de lo que se viene encima, la Era Oscura Digital y el que quiera enterarse puede escuchar a un expertísimo sobre la materia, don Pablo Martín Rodríguez en una entrevista que le hice en la radio. Las entrevistas de ese día pueden consultarse aquí.
En el fondo la inmensa destrucción de información digital se suma a los terroríficos efectos del paso del tiempo y es una lección de humildad: nuestras obras son castillos de arena al borde del mar, y nada de lo que hacemos es perdurable más allá de un tiempo más o menos largo.

¡Que vuelva la Democracia Cristiana!

Me gustaría que a la sombra de este Papa surgiera de nuevo la Democracia Cristiana que fundó la Europa  moderna y dejó como herencia treinta años de prosperidad. Estoy cansado de los trincoliberales, socialdemócratas, comunistas y chiflados indeterminados. Quiero que me gobiernen Adenauer, De Gasperi y Jean Monnet. Ya mismo. Ahora.

Jovencito, no peques, ¡lee a Fidel!

Jovencitos: cuando creéis que nadie os observa, ¡Fidel os está mirando!
El onanismo es pecado y los pajilleros no verán a Dios, entre otras cosas porque se quedarán ciegos, se les secará la médula y les saldrá pelo en las manos, así que si no queréis sucumbir ante los placeres solitarios, buscad alternativas.
A mí me gustaba mucho seguir Aló Presidente, que era un programa fantástico con Chávez opinando sobre todo, insultando a Bush, hablándonos de sus diarreas, era mejor que el Chiquilicuatre y Wioming reunidos. Ahora cuando me viene alguna tentación, me dedico a leer a Fidel. El gobierno de Cuba tiene una pájina web -la jota es deliberada, ¿eh?- donde Fidel escribe sus profundas reflexiones sobre el Cosmos, el destino de los seres humanos, la trascendencia de la crema de cacahuetes, los arcanos secretos de la política norteamericana... El texto ni siquiera es revisado. En la entrada que dedica a la crisis coreana reduce a cinco mil los habitantes de Corea, pero a ver quién se atreve a enmendarle una errata al Líder Máximo.
Noto que en 2013 Fidel sólo ha publicado una reflexión, debe estar bastante cascado. Como nuestro lema debe ser instruír deleitando, os recomiendo seguir el enlace que permite acceder a la mente de Dios, aquí.

viernes, 23 de agosto de 2013

Francia y España ya no existen

No sé por qué nos preocupan tanto los siete kilómetros cuadrados de Gibraltar llenos de basura gibraltareña cuando España ha dado ya la independencia virtual a Mordor o Cataluña. En San Sebastián no hay una sola bandera española. Hace unos días crucé la frontera entre dos países que no conocía, que se llaman Guipuzcoa y Lapurdu. En la frontera de Hendaya no hay una sola referencia a Francia o España, ni una bandera, nada. Sólo dos cartelitos de color verde "Gipuzkoa" y "Lapurdu" o como se diga en la lengua de los orcos, tampoco me voy a apuntar a un cursillo de lenguas inútiles.
Los malos han ganado. Las víctimas de ETA no han servido para nada, su sangre ha sido olvidada. La cobardía de los sucesivos gobiernos españoles parece haberse contagiado a las autoridades francesas. Nos gobiernan eunucos y anormales.

domingo, 18 de agosto de 2013

Los verdaderos héroes

Ni Héctor ni Aquiles ni Sigfrido ni Superman. Los verdaderos héroes son los papás y las mamás. Ayer decía la tele que el tapón de regreso de Valencia a París superaba los ochocientos kiómetros. Cientos de kilómetros de carretera para luego instalarse -a precios apenas confesables- en apartamentos u hoteles que les clavan a martillazo limpio... Eso sí, el agua caliente se acaba y la tele no funciona.
Luego van a la playa, y tienen que dejar el coche a dos kilómetros porque no hay una sola plaza de aparcamiento libre cerca de la orilla. Para entretenerse van cargados con toallas, juguetes varios, la merienda, los potingues de sol, la sombrilla... Y todo para llevar a sus pequeños monstruos a la playa. El único consuelo es que los peques lo pasan de miedo haciendo el bestia y tratando de ahogarse. Y me digo que mucha gente es lo siguiente a cojonuda, que si tuvieran algún líder se comerían el mundo...

sábado, 10 de agosto de 2013

Elogio del bocazas

Reconozco que soy bocazas y que prefiero tener amigos bocazas que me acompañan en mi eterno deslizar por los enjabonados caminos de la logorrea. Quien mucho habla o escribe está condenado a ofender o a herir, pero no obedece a ningún cálculo. Por eso no me importa que alguien me diga: "cállate la boca que estás más guapo"; ¡suele tener razón! Y estoy acostumbrado a disculparme, enmendarme y corregirme. La espontaneidad tiene un precio: planchazos y resbalones.
En cambio, no soporto a la gente que calcula sus palabras en función del efecto que cree que pueden y deben tener. Que es precisamente la virtud de los trepas en política o en el seno de las grandes organizaciones: callar, callar, callar y no decir más que lo que se cree que hay que decir.
Ese estudiado silencio es el origen de nuestra corrupción. No son muchos los que cometen delitos, pero todos enmudecen, y no creo que por sacar tajada de ignotos botines sino por miedo, porque piensan que el que se mueve no sale en la foto. Así el pecado de uno enfanga a todos los demás. Algunos silencios son dolosos y la Iglesia lleva dos mil años hablando del pecado de omisión.
Los medios son en gran parte responsable de la falta de espontaneidad de políticos y famosos. Metes la gamba y ya estás grabado e inmortalizado para siempre jamás, y por eso estamos condenados al triste espectáculo de políticos que parecen autómatas, leyendo palabras pre-masticadas. Hasta los chistes parecen de encargo... Lo que más me gustaba de Sarkozy es que a un imbécil le podía decir tranquilamente "casse-toi, pauvre con", sin despeinarse. Sarko es humano. Los demás a su lado son como pescadilla congelada.
La gente calculadora es antipática y además, peligrosa. Recuerdo la descripción que hacía Mme. de Volanges de aquella famosa basura, el vizconde de Valmont:
"Encore plus faux et dangereux qu'il n'est aimable et séduisant, jamais, depuis sa plus grande jeunesse, il n'a fait un pas ou dit une parole sans avoir un projet, et jamais il n'eut un projet qui ne fût malhonnête ou criminel. [...] sa conduite est le résultat de ses principes. Il sait calculer tout ce qu'un homme peut se permettre d'horreurs, sans se compromettre; et pour être cruel et méchant sans danger, il a choisi les femmes pour victimes".

lunes, 5 de agosto de 2013

¿Qué es la minga?

He oído muchas veces hablar de la minga. Quizá os suene también a vosotros aquella bella canción que hablaba de la minga, de Dominga y de un señor que volvía de Francia. Como Wikipedia tiene respuesta para todo, os transmito las sabias explicaciones sobre la minga en una página de desambiguación (consultada el 5 de agosto de 2013).
  • Minga o minka: una tradición precolombina de trabajo comunitario o colectivo presente actualmente en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, y Paraguay.
  • Minga: apelativo otorgado a los indígenas «libres» en Potosí durante el siglo XVI y XVII que prestaban labores bajo contrato con propietarios de minas e ingenios.
  • Minga: clown argentino famoso por su humor particular.
  • Minga: un prefijo del Sistema Internacional de Unidades.
  • Minga: una población en Azerbaiyán.

En Indonesia hay una gran ciudad llamada Medan, lo que no sabía es que en Azerbayán tenían un pueblo llamado Minga. Debieran hermanarse. Lo del Sistema Internacional de Unidades me parece fantástico: "mida Vd. algo en mingas".
Pero medir exactamente, ¿el qué?

viernes, 2 de agosto de 2013

Me disgusta la idea de matar una mosca

Desde un cierto punto de vista, una mosca es algo asqueroso y peligroso, un foco de gérmenes, una infección con alas. Le tengo más miedo a las moscas que a los improbables tiburones blancos del Mediterráneo. La mosca que desayunó cagarruta de perro hace unas horas regurgita parte de lo ingerido en mi tazón de leche y me transmite diez enfermedades distintas... Si la miras con aumentos, una mosca es una peli de terror ella solita, con sus pelos, sus ojos con facetas,¡puaaaaj!
Desde otro punto de vista, es una maravilla de la creación y me cuesta matar una mosca. No sé crear vida, no sé dar vida. Soy un pobre diablo que sólo sabe matar. Si le arreo a la mosca con el periódico, esa criatura extraordinaria que antes volaba, que caminaba por las paredes y el techo del salón, sólo será un cadáver más. Y ya no hay quien lo arregle. No sé arreglar un "sencillo" reloj una vez que lo he desmontado, imagínate si voy a saber arreglar una bacteria que es mil millones de veces más compleja que un reloj. Y si no sé devolver la vida a una bacteria rota, imagínate si voy a arreglar una mosca, que es mil millones de veces más compleja que una bacteria. ¡Y nos creemos sabios!
Comprendo que las moscas deben morir. Son devoradas por infinidad de criaturas: insectos, artrópodos, peces, pájaros, reptiles, anfibios, hasta las plantas carnívoras se alimentan a base de moscas.
Si no fueran devoradas, acabarían siendo una plaga insoportable. Pero esa necesidad de matarlas no me quita en absoluto de la cabeza el abismo que separa mi lamentable facilidad para matar de mi total incapacidad para crear vida.
De todos modos, en un mundo en que el troceo de niños es considerado como un progreso, ¿a quién carallo le preocupan las moscas?