Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

martes, 26 de noviembre de 2013

No hay progresismo fuera del catolicismo

Me diréis que las palabras caracen hoy de significado, que izquierda, derecha o progreso no significan ya nada.
Pues vamos a suponer que significan algo. Que derecha sea la actitud del alérgico al cambio porque la situación le conviene. Que izquierda sea la actitud del que quiere cambiar algo porque le conviene o le conviene a muchos. Entonces, ¿qué sería el progresismo? ¿En qué consistiría?
Durante siglo y medio la palabra "progresismo" estuvo asociada al progreso del ser humano y al progreso personal de las personas. Era mejor estudiar que ser ignorante, mejor trabajar en buenas condiciones que en malas condiciones, mejor la libertad que la esclavitud.
Hoy la situación ha cambiado. Los satanistas que controlan la totalidad de la izquierda y de la derecha políticas, hace mucho tiempo que dejaron de ser progresistas, pero se han apropiado del término, inviertiendo los valores del progreso.
Resulta cuanto menos interesante que el progresismo auténtico -la protección al débil, a la vida del no nacido y al anciano- se haya tenido que refugiar en la Iglesia Católica durante tanto tiempo tenida como territorio carca. Hoy los autoproclamados "progresistas" de la cuchilla y el jeringazo han expulsado de sus filas el pensamiento social. Organizaciones como la ONU y gobiernos enteros están en manos de los peores reaccionarios del mundo, los que cosifican a las personas y las convierten en basura con valor económico. Los ricos de Dickens, los esclavistas y los nazis estaban todos de acuerdo con la idea de eliminar al que no es rentable, de liquidar al débil. Hoy la totalidad de los movimientos socialistas están en manos de la ultraderecha ultracapitalista: para acabar con la pobreza, matemos a los pobres, para acabar con el sufrimiento de los ancianos, matemos a los viejos. Y sobre una inmensa montaña de cadáveres estableceremos el templo de Baal.

martes, 19 de noviembre de 2013

Los ausentes

En el fondo ser malo es tan mediocre y tan aburrido. Cualquiera puede matar, cualquier imbécil puede segar una vida. En cambio para ser un buen médico hay que estudiar toda la vida. Sólo ha habido un Diego Velázquez, pero cualquiera puede quemar sus cuadros.
Crear un hogar, tener un amor, dar la vida es tan bonito... criar un niño, amarlo, educarlo. El otro día estuve con unos papás que adoptaron a una niña especial, con su carita de luna. La niña es difícil a veces -algunos Down lo son- pero estaba ensimismada con un juego de construcción... Ahora prácticamente ya no hay Downs en España, los han abortado a todos. A veces imagino qué seria de nuestro mundo si a cada uno de esos 150.000 niños que son troceados antes de nacer le hubieran permitido vivir.... Santos y criminales, gente buena y mala, personas, humanas, pecadores como yo, genios e imbéciles.... Pero no están. No está su sombra. Sólo sabemos que no están porque los dos millones de troceados desde el 85 habrían compensado un poco el envejecimiento de España, país de viejos. En Madrid cada vez veo menos niños. Nos parecemos cada vez más a Roma, en que no hay. Y por nuestras calles repletas de ancianos me imagino fantasmas de tres, diez, veinte, treinta años, los fantasmas de los ausentes. Para siempre...

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Los coches buenos, ¿van al Cielo?

Tengo muy claro que mi coche es buenísimo, así que tiene que ir al Cielo. Pero, ¿cómo será el Cielo de los coches? ¿Un lugar donde la gasolina nunca se acaba? ¿Una interminable autopista donde correr a toda mecha? A lo mejor es al revés, un lugar donde los coches se quitan las ruedas por la noche y descansan, por fin, contando motocicletas para conciliar el sueño.... Hablando de motocicletas, si un coche es masculino y una moto es femenina, los ángeles de ese Cielo ¿serán coches o serán motos? No puedo dormir con tantas dudas...

martes, 12 de noviembre de 2013

Me creo tus mentiras porque me conviene

Mentira, eso que me cuentas es mentira, pero me lo dices con tanto entusiasmo, fingiendo que te lo crees, que te perdono. Seguro que algún día me creeré yo también tus mentiras, y ni siquiera te pido que te creas tú las mías. Y si creo tus mentiras, será porque me conviene.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Morriña

A primeros de noviembre muchas hojas se han vestido de pardo pero todavía le aguantan un round a las ventoleras. Un par de semanas más y los jardineros irán amontonando la hojarasca vencida entre las sendas del Retiro. Empieza el gran estriptís de la Naturaleza, que lejos de estimular los deseos tiene un amargo sabor a derrota. Los árboles desnudos sólo son hermosos a los ojos de un poeta; parecen venas disecadas, sarmientos de muertos. Son los únicos meses en que los pinos y abetos parecen hasta hermosos, lo único que verdea entre la creciente desolación.
Todos los años por estas fechas viajo con la mente a Galicia. Hace veinte años que no me pierdo por las Rías Bajas. El otoño es extraordinario en muchos lugares pero en Galicia más. No creo que nada en el mundo pueda aproximarse a ver amanecer sobre el Miño a su paso por Tuy, con garzas volando a la sombra de iglesias y catedrales... Que no me lo han contado, que las he visto yo. Las viñas del Rosal, el Santa Tecla... Incluso Vigo, la ciudad mártir inmolada al Dios Cemento ofrece perspectivas impresionantes. Cuando se acuesta el sol, las bateas son manchitas negras hundidas en un mar de púrpura... Tengo que volver. Pero estoy harto de viajar solo.

Me encanta el día de Todos los Santos

Me encanta el día de hoy en que conmemoramos a los santos de verdad, los anónimos, los desconocidos. No digo que los santos oficiales, los de peana, no lo sean, pero me interesan menos. Sus bienintencionados hagiógrafos han deformado sus biografías convirtiéndolas en algo ñoño y falso, y la verdad, para mentiras voy servido, tengo las mías y las del periódico, no necesito más. Desconfío de todo lo oficial y especialmente de las maquinarias burocráticas, ya sean laicas o eclesiásticas, que deciden quién es santo y quién no.
Los hombres se alimentan de patrañas y su grito favorito es "viva Barrabás". Ahora mismo estamos asistiendo a la beatificación laica de etarras en Mordor, donde se presenta a esas sanguinarias sabandijas como héroes de la patria vasca, una mezcla de Mandela y Martin Luther King. Cualquier día de estos a Iñaki de Rentería la dan el Nobel de la Paz o ponen su nombre a un Jardín de Infancia. En Mordor a Hannibal Lecter lo nombrarían cocinero del año, con Arzak y Arguiñano...
Por eso comprenderéis que no me fíe. Una cosa es que sea oveja fiel de mi rebaño y otra muy distinta que no piense lo que pienso, que la obediencia es una elección personal que no está reñida con la facultad de pensar.
En cambio, tengo la enorme fortuna de haber conocido a santos de verdad, gente que era o que es como la estufa de Dios, que te acercas y notas el calorcillo que desprenden. Son gente que vive cogida de la mano de Jesucristo, irradian seguridad y generosidad: son santos. Algunos fueron grandes amigos míos, otros son parientes y conocidos, otros son héroes que luchan contra todo y contra todos por hacer justicia a los que no pueden defenderse. De ahí que el día de hoy, el de Todos los Santos, sea mi preferido de todo el santoral.