Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 23 de septiembre de 2013

Lo que queda de nosotros

Somos prescindibles y compendiables.
Cuando nos incineran lo que queda de nuestro cuerpo no abulta mucho, cabe de sobra en el bote normal de colacao. Mejor dispersar nuestras cenizas en algún lugar bonito que guardarlas en una despensa porque si no te puedes equivocar un día, recién despierto, y vas y te haces un café con los restos del abuelo...
La vida entera de una persona la puedes meter en un sobre. Certificado de nacimiento, matrimonio (el que se casa) y defunción.
Luego, hay papeles de trayectoria como un título profesional o un diploma universitario o escolar que demuestran que sabes o supiste hacer cosas, por humildes que sean.
Luego los papeles bordes: los de Hacienda, los bancarios, los médicos y notariales... O los del divorcio, en su caso.
En un sobre puedes meter tarjetas y papeles de identidad: pasaportes, dni, libro de familia, tarjeta de transporte, tarjetas de clubs, de academias, comerciales, de gimnasios.
¿Se me olvida algo? Ah, sí, las gafas y las prótesis dentales; las pipas que hemos fumado, algún bastón o muleta.
Y luego hay otros papeles, los que hablan de nosotros. unas líneas de un amor perdido, unas fotos, una flor seca, pequeños objetos que tenían significado para nosotros, por la fecha, por el lugar... Y la vaga esperanza de que alguien nos recordará. Pero no por mucho tiempo.

domingo, 22 de septiembre de 2013

El suicidio no es ningún progreso

Me fastidia mucho que un científico de la categoría de Hawking hable del derecho a matarse y a que te ayuden a matarte, el suicidio asistido, como de una conquista social.
El Satanás socialista y el Demonio neoliberal coinciden en eso, ¡qué gran invento sería que los pobres se suicidaran, que los enfermos se suicidaran, que los que tienen algún problema se suicidaran! La seguridad social iba a tener un superávit impresionante y los ricos en sus campos de golf tan tranquilos: "Niño, no te preocupes por los pobres, déjalos que se suiciden".
 
Las ideas suicidas, ¿son patológicas?
Sabemos que hay una cantidad impresionante de gente con depresión que lo que menos necesita es que la animen a matarse o le ayuden a conseguirlo. Lo que necesitan es su medicación, una palabra de ánimo, un abrazo, que les hagan caso o echar un palito. ¿Dónde empieza y dónde acaba el libre albedrío de un depresivo? ¿Acaso no son las ideas suicidas un claro indicio de pensamiento patológico?

Desprecio por la labor ajena
No hay nada más satánico que el culto a la muerte, el asesinato y el asesinato de uno mismo. Yo no sé si la vida tiene sentido, ignoro si somos el resultado de un amor divino -lo que espero y en lo que confío- o si somos el fruto de quince mil millones de años de azar, el último descarte de una baraja gigantesca en el gran Casino de la creación.
Lo que sí sé es que nuestra cultura, nuestra tecnología, no responde a fluctuaciones cuánticas del vacío; representan un esfuerzo extraordinario, siglos de descubrimientos. Mucha gente ha trabajado para sacar adelante a Stephen Hawking. Los científicos y los médicos que han desarrollado tecnologías y los enfermeros que le han atendido durante décadas.
Qué terrible desprecio por su trabajo, que él, precisamente él, abogue por el suicidio asistido...

Un insulto a los padres
Lo que sí sé es que para que yo viviera mis padres se tomaron molestias, que todas las madres lloran para traernos al mundo, que me han querido mucho, me han limpiado cuando estaba sucio, me han dado de comer y buenos ejemplos y educación, aunque no se note demasiado.
El suicidio es el escupitajo más asqueroso que le podemos soltar en la cara a nuestras madres, a nuestros padres, a quien nos trajo al mundo y luchó para que saliéramos adelante. Es la blasfemia absoluta. Cuando me siento depre, me acuerdo de todos esos que se sacrificaron para que yo viviera, generaciones y generaciones dándose de martillazos con la vida para que al final del proceso, yo viviera. Vengo de mil generaciones de supervivientes. Y Hawking también. Y todos. El que piense en suicidarse que se haga una imagen mental de su padre o de su madre y se diga a sí mismo "no le voy a dar ese disgusto a Mamá". A lo mejor esa idea le salva la vida.

sábado, 21 de septiembre de 2013

El gran coñazo español

España es un coñazo progre y las comedias se nos dan fatal.

Pasan los años pero el cine español sigue sin cambiar. La secta subvencionada. Ayer vi con curiosidad "La gran familia española" una pretendida comedia de situación.
En el primer minuto de diálogos ves al chico retrasado mental preguntarle a su hermano "¿te estás masturbando?" ni siquiera usa uno de los innumerables vocablos para referirse al amor por uno mismo como el "echamos unas pajillas" de Torrente, que es más natural. Treinta segundos después aparece la pequeña de la familia que se supone que tiene diez años diciendo "creo que soy lesbiana".
Los diálogos parecen sacados de revistas de sicología, basura del tipo: "no me gusta el rol que me asignas, debes profundizar en los auténticos deseos de tu yo profundo". Una escena "cómica" consiste en que en un momento dado un chico reza el padre nuestro y su hermano le pregunta "¿te sabes el padre nuestro?" y el otro que no, que se lo ha bajado por la app del teléfono, lo cual resulta especialmente llamativo dado que se supone que estudiaron en colegios de curas. La pareja que se va a casar, un yogurcito y una maciza querían llegar vírgenes al matrimonio, lo confiesan a su familia que naturalmente se desencaja de la risa. El único periódico que ves es El País -¡como no!-
Naturalmente el chico que quería llegar virgen al matrimonio acaba sin casarse pero calzándose a las dos hermanas de las que se había enamorado, todo muy normal.
Se han debido gastar una pasta en la película porque está bien producida. Lo malo es que no te crees nada, no entras dentro. Lo único que sí funciona es el final, una tragedia, porque las tragedias sí que se nos dan bien, y al final te revelan el gran secreto familiar oooh, aaah. Es la parte más humana aunque no especialmente creíble.
Lo que sí se puede agradecer a los productores es que han limitado la sesión de adoctrinamiento progre, no nos han impuesto la típica pareja gay que ha decidido donar su esperma a una pareja de lesbianas para luego repartirse la producción de hijos, el rubio pa nosotros el moreno pa vosotras que sería lo más normalito en una producción española. Eso nos lo han ahorrado.
Los actores no me los creo pero son eficaces. El más viejo es más natural. Los más jóvenes son flor de gimnasio, y claro, no puedes pretender que quien se tira tres horas al día mirándose el ombligo además tenga una buena elocución y se le entienda cuando hable.
Bueno, dado que el público español se ha alimentado a base de Aidas y Serranos, Wiomings, Clubs de la Comedia, Horas Chanantes y Buenafuentes, no es necesario decir que había gente en el cine que se reía. No muchos. La vulgaridad de Torrente es más eficaz.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

El miedo no da alas

El problema de Cataluña no es el fanatismo de los catetalanes que reivindican un futuro soñado a partir de una historia inventada. El problema de Cataluña es la cobardía de los catalanes que no son catetalanes pero no se atreven a mostrarlo. La inmensa mayoría silenciosa, el rebaño mudo que lo acepta todo "para no meterse en líos".
En Mordor ocurre lo mismo. Gobiernan los malos, los orcos, los vasquerosos. Y los vascos que no son vasquerosos calladitos. Con honrosas excepciones. Honrosas, sí; pero excepciones.
A nivel nacional no salimos de lo mismo. Los españoles no van a luchar por su patria, son incapaces de pensar desde una perspectiva colectiva. Y por eso los van a dejar sin país, sin patria y sin futuro. Y veremos una vez más una minoría fanática imponer su lógica monstruosa a una mayoría abúlica. Y seguirán abusando, hasta que la mayoría se harte; que se hartará.
Ya lo decía el viejo Winston: "Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendreis la guerra".Y contrariamente a lo que pensaban los normandos de Astérix, el miedo no da alas...

martes, 10 de septiembre de 2013

Peter Mansfield, un señor muy listo

Estoy harto de gusanos, me apetece escribir sobre gente que hace cosas interesantes.
Por ejemplo, sobre Peter Mansfield, que cumplirá, Dios mediante, ochenta tacos el próximo 9 de octubre.
La gente no sabe quién es Peter Mansfield, deben pensar que es un cantante o un jugador del Manchester. Pues no, ¡mira tú qué cosas!
Peter Mansfield venía de una familia muy modesta y a los quince años tuvo que ponerse a currar, en una imprenta. Era la Inglaterra de posguerra, muy pobre tras la II Guerra Mundial y sus bombardeos. Mansfield siguió estudiando por las noches... Más tarde se doctóró en Física.
Mansfiel no debe ser del todo tonto e incluso podemos sospechar que debe ser bastante listo: sus trabajos permitieron analizar matemáticamente de un modo rápido y eficaz las señales obtenidas por medio de resonancia magnética nuclear, y desarrolló también el tratamiento rápido de las imágenes del cuerpo humano obtenidas por medio de resonancia.
Le cascaron en 2003 el Premio Nobel de Física, compartido con Paul Lauterbur, otro tío cojonudo que también hizo su parte en ese campo. Gracias a ese Sr. y a Lauterbur existen los aparatos esos que hacen tanto ruido y que te miran por dentro sin que te tengan que rajar y abrir como un conejo, cosa muy de agradecer, sobre todo cuando te examinan el cerebro. Además el tío tiene una cara simpática. ¿Se puede pedir más?
Puede leerse una biografía sobre ese señor con detalles hasta divertidos en la versión inglesa de la wikipedia. Por lo visto a los quince años un genio le informó de que no servía para las ciencias... 

domingo, 8 de septiembre de 2013

Sobre urracas y urracos

Que el proyecto olímpico de Madrid pinchara, por tercera vez consecutiva, lo puedo digerir; es una cuestión de tiempo y de bicarbonato. Lo que se me atraganta es pensar en todos los españoles que se alegraron por ello, todos esos Wioming del cuanto peor mejor, hagamos un chiste, jajajá.
No me refiero a nuestra izquierda casposa de toda la vida, nuestros catetalanes o vasquerosos ejercientes, los gibraltareños del alma que están ya desde hace años instalados en la traición, sino en esos tristes ateneístas, esos amargados profesionales, esos monumentos al fracaso cuya línea mental puede resumirse en "de qué se habla que yo me opongo". Son los hijos de Doña Urraca, aquel asqueroso personaje de los tebeos de mi infancia... ¡Qué mala era! Siempre de negro, con su eterno paraguas colorado que usaba como arma ofensiva siempre que podía... Son las urracas y los urracos, siempre descontentos y dadores de lecciones no pedidas, analistas a toro pasado, casandras de pacotilla.
Para ellos toda aventura es inútil, todo descubrimiento perjudicial, toda fiesta ocasión de luto y de monserga. Son como sus abuelos y serán como sus nietos. No puedes contar con ellos para nada, para arrimar el hombro o dar una palmadita de ánimo pero si al final te estrellas, no te preocupes, que ellos te explicarán por qué.
Así que si eres uno de esos, que en el fondo querías ese fracaso, deseabas ese fracaso para demostrarte que tenías razón, que Rajoy es malo, Botella inepta y que hay que ver cuánto dinero malgastado habiendo tanto paro en España y hambre en el mundo, bla, bla, bla, por favor, no comentes estas líneas. Alégrate en silencio, pero no me toques a mí las narices. Gracias.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Los fisgones nos devuelven a las cavernas

El cine de Hollywood es hoy por hoy la última barrera de la civilización ante la barbarie que viene. Los guionistas son tan listos que adivinan las tendencias mucho antes de que las cosas sucedan. Recuerdo la película Sneakers, en español, Los fisgones que construía una entretenida trama alrededor de un artilugio que permitía descifrar todas las comunicaciones...
La noticia de hoy es que la NSA y su equivalente británico, el GCHQ han hecho realidad los peores temores de los guionistas. Pueden decir con odgullo y sadisfacdión que han destruido la seguridad en Internet.
Los mismos que han reventado las claves para la NSA trabajarán mañana para el crimen organizado. Siempre se da el mismo fenómeno: patrióticas sabandijas ponen sofisticados medios a disposición de la Seguridad Estatal, ¡para protegernos! Luego, esos sofisticados medios pasan a manos de los malos; transacciones y datos cifrados de todo tipo quedan a la merced de los enterados. Estos tíos nos devuelven a las cavernas...