Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

sábado, 30 de junio de 2012

Partido de los Cornudos

Hace un tiempo me encontré con un amigo que salía de un despacho de abogados. Estaban tramitándole el divorcio y toda la basura ad hoc, lo más habitual en la católica España donde nadie confía en el matrimonio, la gente prefiere arrejuntarse y los pocos que se casan se descasan; ahora por lo visto se descasan menos porque les une la hipoteca... ¡puro romanticismo!
Me confesó mi amigo su dolor al averiguar que su castísima esposa le había puesto unos cuernos como la Catedral de Burgos, que eran tan púbicos y notorios que hasta él mismo llegó a enterarse, pobriño. Por lo visto no sólo lo sabían su mujer y el agraciado, estaban al tanto también sus cuñados y suegros, lo sabían sus vecinos, sus amigos, sus compañeros de trabajo; lo sabía SITEL, lo sabían Sorayita y Rubalcabra; sus cuernos fueron tratados por la Asamblea de las Naciones Unidas y comentados en las tertulias televisivas y hasta su Santidad aludió al tema en uno de sus sermones dominicales. El único que no lo sabía, por lo visto, era él; bueno, yo tampoco lo sabía, debo precisar, porque soy siempre el último en enterarse de todo y hasta hace muy poco creía que la Princesa del Pueblo era Lady Di y no Belén Esteban.

Un Partido para los cornudos
Sentí ilimitada simpatía por mi amigo; la verdad, es que me siento hermano de todos los cornudos de este lado de la Galaxia y me pregunto si no debiéramos constituir el Partido de los Cornudos, de los engañados de la vida, de los eternos estafados. No necesitamos levantar el brazo ni cerrar el puño, nuestro símbolo es tan práctico como tradicional (ver hermosa foto de la derecha). Arriba todos los cornudos, en pie, cornupeta legión...
Queremos que nos cuenten cuentos, ¡y no sólo nos los cuentan, hasta nos los creemos! Desde que somos niños vivimos sumergidos en el engaño y en la mentira, y no me refiero a las dulces patrañas del Ratoncito Pérez y los Reyes Magos, no, sino a todo lo demás.
¿Creías que nunca te iban a poner los cuernos? ¡Pues te equivocaste! Y no te los puso nadie, no; te los pusiste tú solito: seguiste a falsos profetas, confiaste en indiscretos, votaste por quien no te merecía, te enamoraste de quien te abandonó, confiaste tu dinero a los bancos, creíste en la Justicia  y, sobre todo, te traicionaste a ti mismo. La vida consiste en coleccionar cuernos de todo tipo y siempre que me miro al espejo pienso: "Eeeeh toro" y oigo los compases del Gato Montés.

miércoles, 27 de junio de 2012

La tristeza como tentación

Una de las siniestras contribuciones de Alemania al mundo moderno, peor quizá que las cámaras de gas, es el espíritu de muerte que impregna tantas obras sobre el amor, la reactivación más duradera del diálogo entre el eros y el tánatos, la renovación de la Tragedia, del mito de Píramo y Tisbe que saqueó Shakespeare para su Romeo y Julieta. Desde Goethe, infinidad de obras teatrales, novelas y películas se recrean en el dolor del amor no correspondido: ¡dolor y desgracia!

El dolor como exhibición
La verdad es que, cuando tienes sentimientos y cerebro, puedes querer mucho, muchísimo a alguien que te deja; puedes sentir verdaderas convulsiones de tristeza.
Pero la desesperación acaba convirtiéndose en algo puramente enfermizo, consiste en agarrarse a un fantasma con las cadenas del ego, en el fondo una perversa manifestación de soberbia. Es algo tan falso como los sentimientos de los poetas, que prostituyen su alma a cambio de aplausos y nos aburren a todos con la interminable diarrea de sus versos.
Para darse importancia, la gente utiliza toda clase de recetas: desde el que necesita que los medios de comunicación hablen de él, hasta el rey de la moda que siempre usa coches pijos y trajes bonitos. Pero también puedes ponerle al pavo la pluma del dolor, que es algo más sutil y mostrarle a todos tu desesperación como quien lleva la última corbata de Lanvin. Dramatizar los sentimientos frustrados no es más que otra forma aburrida de exhibicionismo. Y hay quien llega a matarse para llamar la atención, pensando, equivocadamente, que desde algún rincón del Cielo podrá asistir a sus propios funerales.
Hace falta ser idiota...

lunes, 25 de junio de 2012

Oficio de tinieblas

La luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron. (Juan, 1, 5)

- Querido Luis, como buen esquizoide, me entenderás perfectamente, porque tú eres yo y yo soy tú.

- Vale Luisito, pero sé breve, que tengo cosas que hacer... Ya sabes, Ars longa, vita brevis, etc. Y ni tú ni yo sabemos latín.

- Te recordaré, pobre farsante, que el pasado día 23 de junio de 2012 por la gracia de Dios, no salió el sol, fenómeno bastante llamativo y que nos ocurre muy de vez en cuando. Estábamos tú y yo en la calle, eran las diez de la mañana y se supone que Madrid llevaba horas y  horas madrugado. Pero nada, chico, eclipse total. Incluso tú, a pesar de tus limitaciones, comprendiste que para los demás sí que había luz, pero que por algún motivo misterioso nosotros no la veíamos... Son las tinieblas personales e intransferibles, una ceguera temporal, la Oscuridad que llevamos dentro...

- Te veo pomposo y trascendente, Luisito. Tú lo que necesitas es echar un palito, o unas risas, o tomarte una caña... Lo que para ti o para mí es motivo de tristeza es ocasión de regocijo para otros; el Cielo del que fuiste expulsado tiene ya nuevo inquilino y hay muchos Cielos por los que pelear. Además no lo pasamos tan mal. Recuerda: nos subimos a la Sierra a ver cómo le daban un premio al tocayo. Lo que pasa es que dormiste mal, por culpa de Mr. Night y Mr. Beard.

- Quizá por eso te fijaste en aquel pajarillo caído del nido, en la acera, al pie de un árbol. Una fila de hormigas iba dando cuenta de sus restos. Durante unas horas el pajarito habrá agonizado bajo el sol, boqueando, con los ojitos cerrados. Espero que el calor lo aniquilara antes de que se lo comieran las hormigas. Ignoraba que pudiese haber nidos en los árboles de Madrid...

- Todos los días caen pájaros del nido, todos los días mueren niños y poetas, y nacen billones de mariposas que serán devoradas al cabo de unas horas. Todos los días mundos ignotos acaban precipitándose dentro de un agujero negro; todos los días se parten corazones y se condenan almas; todos los días se publica ABC, pringado de esquelas. Es una obra antigua, se estrenó hace quince mil millones de años, su autor es un tal Dios, personaje singular que vive entre Leganitos y Tres Cruces, y podría titularse: "Variaciones sobre la Muerte" que en vascuence, que es la antigua lengua del Paraíso, se escribe "Jódete y baila".

- Cuando no sabes qué hacer con tu vida, con tus horas, con tus días, cuando todo aquello que quisiste ya no existe o se marchó, ¿qué interés tiene seguir sintiendo o pensando? ¿Cómo vivir cuando lo que nos hacía vivir, esperar, desear e ilusionarnos resulta que ya sólo es entelequia y autoengaño? ¿Quien quiere ser un barco sin velas o un avión sin alas? 

-Yo, Luisito, yo... Soy capaz de conducir coches sin gasolina y bicicletas sin ruedas. Tú verás lo que haces pero yo soy un superviviente nato, un iceberg que se llevó por delante todos los Titanics.... Que se apaguen las galaxias si quieren, que mientras tenga pilas para mi linterna, me la trae todo pendulona y marcando las seis.

- Nunca he entendido por qué tantos le tienen pavor a la muerte. La  Nada, cuando no tienes ya esperanza en nada, no digo que acabe siendo atractiva pero al menos resulta una gran niveladora y el pobrecito de Asís hablaba con cariño de la Hermana Muerte, claro que él creía que tras el entremés de la vida corporal vendría la obra de verdad, el gran teatro de Dios. Comprendo perfectamente la esperanza desesperada de aquellos que cada día, cuando cierran los ojos, anhelan no despertar. El amanecer es una promesa cumplida y renovada de dolor, recuerdos que hieren, más sufrimiento, más tormentos..

- Tú lo que necesitas es atizarte un buen desayuno, salir a la calle y hacer algo útil. De vez en cuando te da por pensar, Luisito, es tu lado femenino, qué le vamos a hacer. Sé hombre, ¡coño! ¡Sé macho! Olvídate de esas inútiles neuronas que te impiden entregarte a la Felicidad y recuerda que pensar duele, que es cosa de mujeres, que no sirve para nada y probablemente hasta sea ilegal...

- La agonía puede ser una escuela de humanidad, un ejemplo, une espejo de fe y de valor. Pero hay agonías que se prolongan demasiado, y no me refiero sólo a las de los enfermos terminales, que se van a cachos o a la de los viejos que van perdiendo facultades y a los que la Vida va humillando, poniéndoles pañales: también hay agonías intelectuales: gente que se repite demasiado, que habla de sí misma al pasado, autores de un solo libro, muchos que fueron una promesa incumplida, que pudieron ser y al final no fueron, por falta de talento, de suerte, de contactos o de tiempo y que ya no esperan nada porque nadie espera nada de ellos; agonías sentimentales de quien ardió y se consumió por un espejismo; y me dan mucha pena aquellos que confiaron en sus líderes, en sus caudillos, que levantaron banderas por héroes de cartulina e ideas amortizadas, para descubrir al final que todo es mentira. ¡Qué agonía, la del que descubre su error!

- Agonizamos todos, Luis. El amor es mentira, tú lo sabes mejor que nadie. La Vida consiste en eso, en una agonía que empieza desde que naces. Lo que dices no tiene ninguna originalidad... Tú sigue delirando que yo voy a prepararme el café. Además, al final la tristeza racional se rinde ante la amistad y el pensamiento mágico. Acuérdate, estabas en las Tinieblas, conmigo, te llamó el Ángel y acabaste unido a un grupo de gente divertida, mirando las estrellas alrededor de una fogata, tras una copiosa cena. Las tinieblas no existen, las llevas dentro.

- ¿Tengo al menos derecho al pateo?

- Así sea, llora, berrea, y patea. Pero no des muy fuerte con el pie, ¡también es mío!

miércoles, 20 de junio de 2012

Si no tengo amor

La verdad es que muchos textos de San Pablo me chirrían bastante: su visión de la mujer, de la sexualidad, y de muchas otras cosas es la de un judío del siglo I, vamos que si se pasea por la Gran Vía hoy mismo le da un telele que para qué te quiero contar...
Sin embargo, hay que reconocerle que tiene un discurso sobre el amor -o caridad, son sinónimos exactos- difícilmente superable.
Me limito a transcribir el texto de la biblia on-line que tienen en Internet los padres Jesuitas. Primer carta a los Corintios, 13:

"Aunque hable todas las lenguas humanas y angélicas, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo estruendoso. Aunque posea el don de profecía y conozca los misterios todos y la ciencia entera, aunque tenga una fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque reparta todos mis bienes y entregue mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es paciente, es amable, no es envidioso ni fanfarrón, no es orgulloso ni destemplado, no busca su interés, no se irrita, no apunta las ofensas, no se alegra de la injusticia, se alegra de la verdad. Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca acabará [...]

¡El amor nunca acabará!  Eso creía San Pablo, hombre de mucha fe. Quien pudiese convencerse de ello. Y es verdad que hay amores que no caducan:  el de una madre por su hijo, por ejemplo.
Y si el amor acaba, ¿acaso no era amor? Entonces, ¿qué era? Y si el amor de dos lo acaba uno, ¿tiene el otro que renunciar a su amor? Por su bien le conviene, pero, ¿y si no puede?
De verdad, ¿es cierto o es mentira que pueda uno decidir, planificar y ordenar sus sentimientos como quien decide que a partir de hoy cambia el azúcar por la sacarina? Pero amar sin esperanza a quien no te ama o no te amó nunca, ¿de verdad es amor o es una obsesión?
En cualquier caso si Pablo de Tarso no se equivocaba, si el amor es de verdad paciente, y amable, si es generoso, no puede exigir que le correspondan, no puede protestar, no debe quejarse. Algunos silencios también son una forma de amor. El amor auténtico es discreto.

lunes, 18 de junio de 2012

Aprendiendo libertad

El viernes pasado unos amabilísimos amigos republicanos me invitaron a mí, poco amigo de cambios -monárquico en España y republicano en Francia-  a hablar en un programa de radio que defiende la forma republicana de gobierno en nuestra patria.
Al contrario de otros comunicadores que se caracterizan por su incapacidad para escuchar argumentos distintos a su credo o a sus obsesiones, mis amigos tuvieron el buen gusto de no cortarme mientras ponderaba la existencia en España de una democracia tan buena o mala como la de la mayoría de los países occidentales (véase la entrada anterior), subrayaba el papel de don Juan Carlos en la Transición o las conexiones entre la idea de monarquía y la psicología colectiva, que desde la infancia nos nutren con imágenes de reyes y todas las niñas quieren ser princesas.
Me pareció muy bonito que en un país caracterizado por el fanatismo, la mente en forma de embudo y la capacidad para despreciar al otro, existan personas que no le tengan miedo a la funesta manía de pensar. La grabación puede oírse aquí, y resulta muy instructiva. Me sentí tan a gusto como un gorrión en la fuente. A todos, gracias.

domingo, 17 de junio de 2012

España es una democracia

Me aburren los que están siempre hablando "del sistema" o de "partitocracia". España es una democracia. Hay que decirlo y repetirlo para convencernos y convencer a los demás.  Los que hablan del "sistema" son los antisistema, los enemigos de la libertad o los financieros carcelarios que se permiten dar lecciones de ética en esta patria del cinismo. Me cansan los rebotados, los amargados, los eternos insatisfechos y avinagrados que, por lo general, nunca han movido un dedo por la libertad, siempre dispuestos a criticar pero nunca a decir o hacer nada en positivo, los que se imaginan que por soltar un discurso toda España va a seguirles, ¡prietas las filas!

Nuestra democracia es mejorable
Muchos, yo el primero, destacamos los defectos de nuestro sistema político, entre los cuales podemos subrayar:
  • que el poder judicial sufre una constante interferencia del ejecutivo, como demuestran tantas sentencias y actitudes del Tribunal Prostitucional, que nunca consiguió ser constitucional. Y no diré nada los Tribunales Superiores de las Autonosuyas. Y no digo la ineficacia de unas leyes y de unos jueces que han desamparado a las víctimas del terrorismo, a las víctimas en general y se han mostrado incapaces de procesar a los responsables del saqueo de nuestros ahorros, por ejemplo.
  • que nuestras leyes son inicuas como las que permiten tirarte legalmente niños de trece años. Somos el paraíso de la pederastia
  • que casi nunca nos han consultado nada en referéndum, nuestra opinión no interesa. Yo como francés pude votar sí o no al tratado de Maastricht. Como español, no. Y me hubiese gustado que me pidieran mi opinión sobre la legalización del aborto, para poder votar NOOOOOOO.
  • que los partidos políticos carecen de una mínima democracia interna. Así les va. Que sufren una feudalización creciente, donde se repiten los mismos apellidos generación tras generación y existen escaños dinásticos.
  • que no hemos conseguido disminuir el foso entre la política y la realidad, entre los representantes y los representados.
  • que el concepto territorial de España con sus autonosuyas supone la desvertebración de nuestro país, sólo ha servido para financiar a los separatistas y nos ha llevado a una quiebra financiera de narices.
Spain no es different
Pero España, con todo, ES una democracia. Tan democracia como pueden serlo muchos otros países europeos donde tampoco atan los perros con longaniza ni llueve café en el campo, donde también hay bipartidismo, y corruptos, y soplagaitas. Muchos de nuestros problemas se encuentran también en otras naciones con más larga tradición democrática.
No somos ninguna excepción. La manía hipercrítica de los españoles que son incapaces de ver lo bueno y sólo llevan puestas las anteojeras del pesimismo, ese puto tremendismo que impide contemplar la realidad, tiene por consecuencia la de perpetuar la imagen de una España negra, fataaaal, oiga, siempre excepcional en lo malo. Recuerdo a los capullos hipercríticos que la Leyenda Negra que tanto daño nos ha hecho no es más que la publicitación de la visión negativa que los propios españoles tenían de ellos mismos. Que los enemigos de España se limitaron a publicar textos de los propios españoles como Bartolomé de las Casas o Antonio Pérez.
Si los españoles no creen en sí mismos, no pueden extrañarse de que los tomen por el pito del sereno y lo que me extraña es que no nos expropien todo. Cada vez que hablamos mal de nuestra democracia los etarras eyaculan de puro gusto, la Kirxhntzer -¿cómo se escribe eso?- no para de gozar, el New York Times o los gobiernos británicos se visten de lagarteranas y todo Gibraltar se convierte en un gigantesco orgasmo.

La democracia funciona
Los que desprecian la democracia vigente porque están legítimamente querenciosos de una democracia mejor, debieran observar la realidad. Y la realidad es que en España existe una alternancia en el poder.
Cuando la gente se hartó de UCD votaron por el PSOE. Cuando se hartaron del PSOE, votaron por Aznar. Cuando se cansaron de Aznar, votaron por Zapa. Y cuando Zapa se les atragantó, votaron por Rajoy. Así de sencillo. En las dictaduras añoradas por los críticos de la democracia, al que manda no lo puedes quitar así que te fastidias y bailas a menos que montes un 23 - F o te eches al monte en plan maquis. Aquí no hace falta matar a nadie para cambiar un gobierno, sales a la calle cada cuatro años y votas por su oposición. Y se acabó el gobierno. Quizás no hayas votado por quien querías pero por lo menos te has dado el gustirrinín de votar contra el que no querías. El bipartidismo es que al final la liga la ganan el Barsa o el Madrid, pero también juegan otros equipos.
Y si bien es cierto que nuestra democracia es en muchos aspectos una partitocracia también es cierto que nada está escrito. Por ejemplo los rosas de Rosa Díez han conseguido erosionar un poquito el bipartidismo y eso, te guste o no Rosa Díez -yo no le perdono que quisiera procesar a Mingote- siempre es interesante. Y que no hayamos tenido un líder hasta ahora no significa que mañana no aparezca. Prefiero vivir engañado y con esperanza a amargado y desesperado.