Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

martes, 28 de octubre de 2014

Manifiesto personal

Lo que más me molesta de este asunto es lo contentos que están los antidemócratas de siempre con el tema de la corrupción. Me refiero a todo el rojerío y todo el facherío, la gente que siempre pone una cara displicente y descreída cuando le hablan de las virtudes de la democracia y que nunca ha luchado por ella; gentuza que desprecia a los demás y sólo cree en el ordeno y mando, en Franco o en esas feroces dictaduras que llaman "democracias populares" o "democracias directas", gentuza que añade sonriendo con sorna la palabra "burgués" o "burguesa" a cualquier progreso y a cualquier libertad.
¡Qué gordos se me han puesto todos los chavistas, falangistas, carlistas, blaspiñaristas y marxistas de toda la vida, todos los capullos enemigos de las urnas! ¡Como reluce su abultada tripa al sol de tanta amarguísima noticia! ¡Cómo les brilla el hocico de pura satisfacción!
Los chorizos, las sabandijas y sus jefes -del ex-Rey abajo, que por lo visto eran todos mudos sordos y ciegos, en el supuesto de que no trinquen también, de que no sean los mayores trincones- le han hecho a nuestra patria, a su proyección y a su imagen un daño que con ser gravísimo, no es tan grande como el asesinato de la ilusión de los jóvenes en los que se cifra nuestro futuro, que mientras preparan las maletas para largarse se convencen a sí mismos de que la democracia es sinónimo de corrupción y que España no tiene remedio. Y los que ya no pueden largarse se disponen a entregar su voto y su futuro a quienes montarán la primera dictadura chavista de Europa. Y si no, al tiempo. Yo sólo le digo a todos, ¡Viva España! La mía, la tuya, la nuestra, la de los que vivimos de nuestro trabajo... Viva la España de los patriotas de verdad, los chavales es-tra que estudian y trabajan, los padres que crían y educan y quieren a sus hijos, los hijos que se ocupan de sus padres mayores. ¡Viva España! ¡Viva mi España! Viva la España de los que no colocamos amiguetes y primos en el Consejo de Bankia, de los que seguro que no tenemos un jaguar en el garaje, pero si lo tuviéramos, lo veríamos. ¡Viva España! Y para que España viva tenemos que hacer el vacío a todos los corruptos, del ex-Rey abajo, a todos los ministros que se han callado, a los ex-jefes de gobierno que no tomaron medidas para acabar con esta sangría. El vacío.
Yo no tengo un duro, no tengo cargos y vivo al día; mis únicas armas son mi voto -en las elecciones- mi aprecio -que no regalo a quien no lo merece- y mis amigos.
No quiero que me presenten un solo ministro o consejero de ninguna comunidad. No quiero estrechar la mano repugnante de quien roba o deja robar. No quiero simular por educación o buenos modales mi total y absoluto desprecio por los ladrones del futuro, los saqueadores de la ilusión. Tendrán mi voto, quizá, pero no mi respeto, ni mi admiración.
Y no me callo. Releamos a los clásicos y sea Quevedo nuestro bardo: “No he de callar, por más que con el dedo, / ya tocando la boca o ya la frente, / silencio avises o amenaces miedo. / ¿No ha de haber un espíritu valiente? / ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? / ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?”.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Bonga, bonga, bonga

Es curioso, una amiga dice que está acatarrada o sease, con trancazo e inmediatamente nos ponemos todos en Estado Curandero Activo (modo On). Si es que en el fondo todo español que se precie es un ministro desconocido, un abogado frustrado y un Premio Nobel de Medicina en ciernes. En apenas cinco minutos, todos los asistentes competimos con nuestros recetarios, yo soy Gárgamel, tú el Gran Pitufo y ella la Bruja de Blancanieves:
-Amosaver, te tomas un poco de uña de chancho viudo rayada con una infusión de alas de murciélago y hierbabuena; luego das tres vueltas alrededor de tu habitación pronunciando tres veces el sagrado nombre de Bitelchus y todas las noches un supositorio de guindilla para ayudar a sudar.
-No, no, mejor un limón abierto clavado a la puerta de tu habitación, airear por la mañana y la estampa de San Protasio con una hoja de coliflor.
-Pues a mí me dijo la portera de mi cuñado que en su pueblo todos se curan con media cebolla rehogada con miel,
-Lo mejor es el gamusino fresco. Tienes que cazarlo por la noche y apenas capturado no esperes, lo despellejas vivo, sí, ya sé, es algo que parece cruel pero es que si no, no funciona. Y con un pitufo disuelto en agua regia con los primeros rayos del sol, cueces el gamusino hasta que obtienes una plasta negra. Luego te pones la plasta por todo el pecho y esperas una semana
-Etc. Etc. Etc.
Lo más bonito de esas recetas que nacen de nuestra impotencia y nuestra portentosa imaginación, es que son una forma primitiva de decir:
-"Te quiero, ponte buena".
-"No soy indiferente a lo que te pasa".
Y es que el cariño reviste formas exóticas pero en el fondo admirables.

martes, 14 de octubre de 2014

Vamos a contar mentiras

Está bien que la gente prometa cosas inverosímiles, están en su derecho que como decía aquella mentira ambulante que fue alcalde de Madrid, las promesas están para incumplirlas. Además mi amplio corazón que rebosa leche y miel comprende que las campañas electorales y las precampañas son interminables y que algo hay que decir, no sé, que gracias a mi hábil gestión:
  • disminuirá la incidencia de meteoritos
  • aumentará la profundidad de los escotes
  • Madrid será puerto de mar
  • y lloverá por las noches de tres a cinco.
Cosas razonables, yo que sé, pero una cosa es que nos cuenten maravillas y otra muy distinta que nos las traguemos. Dios nos pide que seamos pacientes y caritativos pero no nos exige que seamos idiotas, así que me voy a componer una canción sobre el clásico "Vamos a contar mentiras" y me la tararearé de puertas adentro, cuando oiga los discursos de la Gente Importante y los Geniales Tertulianos:
Ahora que vamos despacio (2) vamos a contar mentiras, tralalá (3)
Puedes aumentar los gastos /sin aumentar los ingresos, tralalá
y gastar más de la cuenta / sin incrementar la deuda, tralalá
Privatizo un servicio / sin que se lucre un amigo tralalá
y recalifico suelos / sin pedir una propina, tralalá.
etc...

sábado, 11 de octubre de 2014

Cortina de humo: las tarjetas especiales de Bankia

El primero que habló de las cortinas de humo fue Nuestro Señor con aquello de la paja ajena que impide ver la viga en el ojo propio. Hablas de un tema para no abordar otro, fijas la atención del público en unas palabras para que el personal no se lea el libro entero...
Almas de cántaro, no seais inocentes... Los latrocinios via tarjeta en black is black de Cajamadrid son el chocolate del loro. ¿Qué son 15 millones de euros dilapidados en copas, putas y viajes al lado de los mil millones engullidos por Martinsa o los cientos de millones prestados al cero por ciento a Villar Mir? ¿De verdad os creéis que los 22.424 millones de euros dilapidados por la chusma de amigos de Gallarblesa y Espebankia, sociatas varios, izquierdistas solidarios y sindicalistas ejemplares cubrían sólo los 15 millones de marras?
Espera que me descollone: jajajajajaajá. Ya estoi descollonado. A partir de ahora me dedico a la ópera barroca...