Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 31 de diciembre de 2012

Como lapidar una mujer en España (doctrina Margallo)

Ángel Carromero va a despedir el año 2012 en una cárcel segoviana en virtud del sadismo de Rajadoy y sus compinches. La peor izquierda de Europa nos ha traído la derecha más amoral, y al Gran Traidor, al Chifladísimo ZP le ha sucedido el Cobarde Mayor del Reino.

Una reflexión jurídica
Los tribunales islámicos no son peores que los tribunales comunistas; son igual de miserables, igual de sanguinarios, igual de injustos, fanáticos y sesgados; pero no más. Un tribunal de Sudán es tan fiable como otro tribunal de Cuba o Corea del Norte.
Y se me ha ocurrido una idea: en virtud de un acuerdo diplomático con Cuba, Ángel Carromero se encuentra encarcelado en España porque hay un papel que dice que si los comunistas cubanos -los mismos que torturan, sojuzgan y humillan a sus ciudadanos- te condenan en Cuba, puedes cumplir la condena en nuestra piel de toro, mira tú qué bien.
Yo creo que esa idea debiéramos ampliarla, alcanzando un acuerdo con Irán, Sudán o Arabia Saudí para que los condenados españoles por los tribunales morunos cumplan su pena en España. Así, si condenan en Irán a la horca a un  homosexual español, aquí lo ahorcaríamos; y si una española fuera condenada a ser lapidada en Sudán, pues la lapidamos aquí. ¡Genialidad de la diplomacia! ¡Virtud de la Doctrina Margallo! ¿Alcanzaremos a ver mujeres legalmente lapidadas en España?
Y mientras reflexiono sobre esta cuestión, me percato de que Ángel Carromero va a conocer el año 2013 en una cárcel segoviana.

sábado, 29 de diciembre de 2012

El marco maligno

Ayer, día 28, eran los Santos Inocentes. Pasé a las tres de la madrugada por la parroquia de San Germán. Había unas quince personas, entre las cuales el heróico doctor Poveda tantas veces detenido por defender a aquellos que no pueden defenderse. Estaba expuesto el Santísimo. Era una forma de recordarnos que dirimir quién es o no es prescindible, asesinable o troceable es algo de naturaleza totalmente espiritual. El mal se apodera de nosotros cuando consideramos justo permitir que se mate a los demás, cuando la vida ajena nos resulta indiferente. Recuerdo el magnífico texto de Leon Gieco que en España popularizó Ana Belén "Sólo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente". Cuando Hermann Cohen fundó la Adoración Nocturna sabía muy bien lo que hacía. Y cuando durante la Guerra Civil los orcos asesinaron a miles de adoradores, sabían también lo que hacían... La Sombra no soporta la Luz, y las Tinieblas no descansan. ¡Nunca!

El marco maligno
Las cosas más duras y salvajes las hacemos cuando nos ponen un marco adecuado. Te convences a ti mismo de que no tienes más remedio, de que tienes que matar a tu hijo o matar a tu padre, o te suicidas porque alguien te ha robado la esperanza, alguien que hace negocio con tu desesperanza.
El mes pasado vi una pareja que salía de un famoso abortorio, que ha troceado ya algo más de cien mil niños en Madrid. Ella era la expresión misma de la tristeza y del fracaso. Su novio, churri o marido, amigo, hermano o lo que sea, la llevaba cogida del brazo, no sé si consolándola o sosteniéndola... Hay otras mujeres que abortan como quien se quita un grano, pero ESA mujer concretamente debía estar pensando en lo que acababa de hacer, aquello por lo que había pagado a los verdugos.
Vi también salir al sicólogo que firma los "mátese" y al médico que los ejecuta. Menuda profesión: ¡matar niños! Para eso estudió el tío la carrera de Medicina.... Esa mujer nunca olvidará lo que hizo ayer. Y el niño que troceó ni siquiera soñó que algún día viviría: no le dejaron.

La ley no debe justificar el mal
El mal necesita un marco legal adecuado para florecer. No es lo mismo que un tío mate a su vecino judío, rezando para que no le pillen, a que la ley diga que matar judíos es perfectamente legal y recomendable y que te organicen un holocausto como quien no quiere la cosa.
No es lo mismo que yo te explote en el marco de una relación personal a que la ley diga que la esclavitud es lícita y que te pueda vender en pública subasta.
No es lo mismo que mates a tu hijo a escondidas a que la ley diga que eso es legal y recomendable.
Las leyes tienen que ser ultraconservadoras cuando se trata de proteger el trabajo, la vida, la familia. Porque es muy fácil desmoralizar al personal, es muy fácil reducirlo a la condición de esclavo, de objeto, de cosa.
Los que nos gobiernan toleran ese negocio, igual que los anteriores. Quienes llevan los colegios médicos aplauden la jugada porque les da todo igual, para ellos trocear niños o poner una clínica de desintoxicación es lo mismo, puro negocio. Y cada día más, las Sombras avanzan sobre el mundo.

Carromero todavía no es libre

Anuncian todos los medios que Ángel Carromero ya está en España. Cualquiera, salvo nuestros desalmados habituales y demás canalla se alegrará de ello. Haremos sólo unas últimas consideraciones:

1) Hay que liberar de inmediato a Ángel Carromero
Ahora hay que soltar a Ángel Carromero de inmediato, dejarlo con su familia para que se le pase el síndrome de Estocolmo  -a saber las drogas que le habrán metido sus verdugos en la cárcel- y que pueda recuperar su libertad, total y absoluta, dictando el Gobierno todas las disposiciones al respecto, con máxima urgencia.  La discreción y el perfil bajo ya no son de recibo. Frodo ha salido de Mordor, y ha salido vivo. Pues alegrémonos todos y dejémonos de pamplinas.

2) Preparar la demanda contra los Castro.
Ha costado medio año arrancar un inocente de las garras de los orcos, pero se ha conseguido. Ese medio año de cárcel y desesperación nadie se lo podrá compensar a Ángel Carromero, no hay compensación posible para el miedo, la angustia, la desnudez. Pero resultaría intolerable para la razón y la justicia que los castristas se salieran con la suya, que no se investigara la muerte de Oswaldo Payá, que no tuvieran que indemnizar a Ángel Carromero por haber sido secuestrado y apartado de los suyos por el régimen terrorista cubano, que la versión oficial del señor Oscuro y sus secuaces no sea inmediatamente desmontada. Y esa demanda no debe ser sólo la de un ciudadano español, debe ser la de todo un pueblo contra sus carceleros.

3) García-Margallo es menos inútil de lo que yo creía.
García-Margallo ha demostrado que servía para algo, que el Ministerio de Asuntos Exteriores no es sólo un gran monumento a la rendición preventiva; que también de vez en cuando algún Cónsul o Embajador de España muestra que hay vida inteligente en nuestra Sodoma diplomática. Desde ahora respetaré algo más a Garcia-Margallo. Carromero está fuera de Cuba, nadie puede asesinarlo ya, ni ponerle cosas raras en la comida como era posible y presumible en  el gulag de los Castro.

 4) España debe ignorar las decisiones de los tribunales cubanos
España debe denunciar de inmediato cualquier acuerdo con Cuba que facilite que los juicios políticos realizados por la dictadura tengan el menor reconocimiento en España. Los jueces, los maderos, los fiscales y los forenses comunistas cubanos son la misma basura que sus amos, obedecen al mismo Partido y son parte de la maquinaria represora de los Castro. Lo que esos carceleros judiciales -que no jueces- opinen o dejen de opinar, hagan o deshagan debemos pasárnoslo por las mismísimas narices y demás orificios corporales. Someter a cualquier obligación judicial administrativa o meramente burocrática a Ángel Carromero es un insulto a la decencia y a la inteligencia.

5) Con Cuba sólo vale la política de la cañonera
Mientras Cuba no sea libre, mientras los cubanos tengan que soportar ese cáncer sanguinario llamado comunismo metastatizado en todos los órganos de su estructura social y administrativa, mientras el virus castrista no sea erradicado, Cuba debe ser mantenida a raya en los foros diplomáticos y políticos. Con la basura castrista sólo debe funcionar la política de la cañonera, es decir, el tratamiento asimétrico. Los demócratas no pueden tratar como iguales a los carniceros, a los verdugos del pueblo cubano.

6) ¿Quién se preocupó de los derechos de Ángel Carromero?
Los activistas de derechos humanos españoles y los Colegios profesionales de abogados españoles han muerto. Cualquier tipo de prestigio que pudieran tener ha desaparecido. Un ciudadano español fue secuestrado por las autoridades cubanas, mantenido durante días incomunicado y luego, para remate final, juzgado por quienes debieran ser juzgados por sus ciudadanos, por quienes debieran recibir algún día el el castigo de su pueblo por haber servido como piezas de la dictadura comunista y haber contribuido a legitimar un régimen atroz y liberticida.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Carromero sigue esperando

Tengo todos los vicios y todas las debilidades, pero como no voy de putas, no me interesa ir de turista a Cuba.

Los que hacen negocios con el castrismo
Sin duda los hoteleros y demás empresarios españoles que participan de ese gran negocio que es el turismo sexual en la macrocárcel caribeña están encantados con la dictadura de los hermanos Castro. Ya se sabe que los gángsters comunistas y los peores capitalistas están hechos para entenderse sobre la base de la esclavitud humana. Recordemos que a Lenin y Stalin los apoyaron algunos millonarios que querían el petróleo de Bakú y el oro de Kolimá. Tres millones de esclavos murieron en Kolimá sacando el oro y los diamantes que ahora duermen en Suiza, y los chinos esclavos del comunismo producen zapatos que cuestan muy poquito pero hacen ganar un  muchito a honestos capitalistas... Nada nuevo bajo el sol.
La única razón decente que se me ocurriría para que un español fuera a esa gigantesca mentira, a esa cárcel dentro de una cárcel que es la Cuba castrista sería  la de ayudar a los mártires de la libertad cubana, esos valientes que se atreven, allí y ahora, a enfrentarse a las barbudas sabandijas, sus paniaguados y sus hitlerjugend. Eso es, precisamente, lo que hizo Ángel Carromero, que fue a ver al hombre que podía haber liderado una posible transición cubana, el noble y valiente Oswaldo Payá y a su compañero Harold Cepero, que en paz descansen.

Oswaldo y Harold no tienen nada que temer del tiempo
Oswaldo y Harold, no os conocí, permitid que os tutée desde la más rendida admiración. Han apagado vuestras voces pero vuestro ejemplo sigue vivo y algún día las Universidades y las Escuelas de una Cuba libre llevarán el nombre de Oswaldo Payá y Harold Cepero; algún día podremos decir a vuestros hijos, que son todos los cubanos de bien, lo mismo que Séneca le escribió a Marcia: "Léese, admírase a tu padre, nuestras manos y corazones lo reciben; ya no tiene nada que temer del tiempo, y muy pronto se habrá olvidado todo lo de sus verdugos, hasta sus crímenes, que fue lo único que les conquistó fama". Sí, algún día del castrismo sólo recordaremos sus crímenes, sus espías, sus amigos y un Museo del Comunismo en la Habana ilustrará a los turistas acerca de medio siglo de terror; Fidel y su hermanito tendrán su estatua en el Parque de los Verdugos.

Secuestrado desde julio
Tras pasar medio año en las mazmorras cubanas, el español Ángel Carromero sin duda se prepara a pasar las Navidades más siniestras de su vida. Secuestrado por los sátrapas cubanos, sometido a Dios sabe qué maltratos o drogas, ve pasar los meses y conoce en vivo y en directo los brillantes resultados de la estrategia de Rajadoy y García Margallo, esos genios: "seamos discretos".
Si el gobierno español hubiera actuado inmediatamente y no con esa parsimonia y pasmación que caracteriza al rajoyismo,  si los jóvenes cachorros del PP hubieran defendido a su compañero y boicoteado el turismo cubano, principal origen de las divisas que ingresan en sus cuentas las sabandijas castristas, Carromero habría salido de Cuba en las siguientes 24 horas del "accidente" que se llevó por delante las vidas de Oswaldo y Haroldo. Los terroristas y los secuestradores sólo entienden la política del garrote. Sigamos siendo discretos y Carromero se pasará cuatro años más en Cuba, aunque espero equivocarme en esto, deseo fervientemente equivocarme; ¡nada me gustaría más que equivocarme!

Esperar para no desesperar
¿Qué estará haciendo ahora mismo Ángel Carromero? Esperar.
Esperar confiando en que las palabras de su abogado no sean en vano: "Ángel, vamos a ver si te sacamos ya, vamos a hablar con Don Importante, lo tuyo lo lleva el Ministro en persona, el Embajador, el Cónsul, Fulano te apoya, Mengano tiene que ver a Perengano, el próximo mes, la próxima semana, mañana, dentro unos meses", yo que sé.
En esperar consiste la vida del preso. Esperar ayuda a no desesperar, a no hundirse. Esperar día tras día, esperar hora tras hora, a tener alguna noticia, esperar a que algún día te vayan a buscar, te saquen de tu pesadilla diaria y te devuelvan al mundo libre, al mundo en que no tienes que pedir permiso para comer o hacer pis, o pasear o leer lo que te dé la gana; el mundo en que puedes abrir todas las puertas, y no tienes que rendir cuentas de tus actos a nadie; el mundo en que puedes perderte una noche con los amigos en una tasca, o callejear por tu barrio, o pasarte cinco horas andando por el Retiro con un euro en el bolsillo, sin que nadie te moleste, sin sentirte grabado, sin sentir que a lo mejor te ponen cosas en la comida... El mundo de la libertad.

Síndrome de Estocolmo
Yo no dudo que gente con buena voluntad se crea de verdad eso de las virtudes de la discreción. A eso se le llama Síndrome de Estocolmo o también Síndrome del Norte. Es la idea de que los secuestradores son gente razonable, de que hay que entenderlos, que tienen sus razones, y que por lo tanto debemos pagarles el tributo que exigen. ¡En el fondo son buenos, lo hacen por nuestro bien!
La perversión de ese sistema consiste en que en lugar de situar la responsabilidad del secuestro en el secuestrador, lo que haces es responsabilizar al inocente, al comunicador, a la familia. "No digas nada, que retrasarás la liberación". Así nos culpabilizamos todos menos los culpables de verdad, el Sauron cubano y su Saruman fraterno. 
España nada debe al régimen de Cuba. Es exactamente al revés: quien tiene que pagar una indemnización millonaria a Angel Carromero y a la familia de Oswaldo Payá es el régimen asesino, el régimen liberticida y canallesco que lleva medio siglo martizando a los cubanos.

martes, 4 de diciembre de 2012

La política y los Reyes Magos


Yo no sé por qué los políticos del PSOE y los del PP valenciano odian la Navidad y quieren prohibirla. Si, precisamente, el mayor problema de España es que nuestra edad mental colecdtiva no pasa de los seis años y aquí siguen muchos confundiendo la política con la carta a los Reyes Majos. "Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, me gustaría una sanidad de purísima madre como la clínica Mayo de Rochester, pero gratis total, y también unos colegios de élite donde los críos jueguen al polo en sus ratos libres. También me gustarían unas autopistas como las de Alemania, que hagan el Tajo navegable hasta Aranjuez y que Madrid sea puerto de mar. Atentamente, Inocencio Sánchez del Capullo".
No creáis que exagero, los españoles no solemos entender cómo funcionan las cosas y por lo tanto nadie suelta un euro para las organizaciones políticas. La excusa es que los partidos roban y por lo tanto no necesitan mis euros cuando en realidad es exactamente al revés: como los partidos no tienen ingresos, acaban financiándolos empresarios dudosos, gangsters de Las Vegas, dueños de abortorios o el Señor de los Ladrillos de turno. Y de repente se aprueban leyes esdrújulas que nadie entiende.
Te voy a contar un secreto de grado 69: a la gente se la soplan tus problemas o los míos, en términos generales y también en particular. Si quieres un abogado que te defienda, lo pagas. Y pagas al procurador y al perito, y al traductor jurado y al notario. No esperas que nadie dedique sus horas y sus días a tu caso, a tus intereses concretos, a tus puñeteros pleitos familiares, por tu cara bonita.
¿Cuánto has dado a tu partido este año? Ah, ¿que no tienes partido?  Y tú, criatura, pretendes que un tío que no te conoce de nada, defienda TUS intereses by the face.... ¡De ilusión también se vive!
Claro, me dirás que para eso les paga el Estado, que si las subvenciones, etc. Pero vamos a ver, ¿tú quieres elegir a tu abogado o te conformas con el de oficio?  Antes de preocuparte por lo que hacen o no hacen los políticos respecto de TUS intereses, pregúntate qué haces tú al respecto. Y no me llores. Y no te extrañes de que corporativamente los partidos sean máquinas de colocar gente al servicio de quienes los financian. Y basta, si no has entendido esto a la primera, no lo entenderás en la vida...