Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 12 de diciembre de 2016

Los insobornables

Cada día le estoy más agradecido a aquellos que me gustaría llamar mis maestros -¡ya quisiera!-, aquellas almas, aquellos espíritus libres e insobornables, que no fueron generación de nada, ni grupo de nadie. Trayectorias singulares, cometas fugaces que han dejado una riquísima estela en forma de libros sapientísimos y oportunos panfletos.
La grandeza es una vocación; no puedes escribir nada realmente interesante si no es a propósito, dejándote devorar por la llama del entusiasmo y al mismo tiempo sujetándote a la fría determinación de crear algo que no deba nada a intereses bastardos sino a la inteligencia, la bondad, el idealismo, imponiéndote y poniendo a a los demás una meta superior, un objetivo tan noble que nadie en su sano juicio pueda negarlo o renegar de él.
En el Maestro auténtico viven un santo y un héroe, y también la modestia evangélica y la sencillez de los clásicos. El Maestro huye de la pedantería, su libro es una invitación, un desafío quizá... Al Maestro no le vas a vender ninguna revolución, ni va a dedicarse a salmodiar el nombre de un tirano. El Maestro es como Boecio, que escribió la Consolación de la Filosofía mientras esperaba el juicio que acabó en su ejecución...

domingo, 4 de diciembre de 2016

El soviet de Nueva York y la República Socialista de California


James Stewart en Qué bello es vivir
La derecha sólo puede funcionar si hace suyo el discurso social. Recuerdo una vez en que después de oír a dos capullos hablar de "los rojos" me daban ganas de afiliarme al PC revolucionario o a la Asociación de Amigos de la Guillotina. Por eso me preocupa el discurso del presidente electo de los EE.UU. Vistos los anunciados nombramientos del Sr. Trump, me pregunto si prohibirá o no las películas de Frank Capra. ¿Considerará Qué bello es vivir como un discurso rojo, negro, disolvente, mejicano, en una palabra, como boñiga hispánica o basura católica?

Desigualdades crecientes

Franquin, Idées Noires.
Más allá de cualquier opinión personal, el hecho es que la diferencia entre ricos y pobres cada día se hace más abismal, en particular en espeluznantes dictaduras comunistas con derecho de pernada capitalista -esencialmente la China kissingeriana- o en viejas democracias en que un pequeño grupo de millonarios controla la mitad de los recursos.
El informe del Crédit Suisse resulta particularmente valioso. No hay versión española -¡ya no meteré mis millones en el Crédit Suisse, hala!- pero sí francesa, alemana, italiana e inglesa. Cada cual que lea la que le venga mejor. Por cierto, entre los interesantes datos se encuentra el hecho de que la renta per cápita británica haya disminuido al depreciarse la libra. ¡Toma Brexit!
Traduzco un párrafo significativo:
"El informe establece, además, la creciente desigualdad de la riqueza, si consideramos la porción cada vez mayor de la riqueza total que tienen el 1% y el 10% respectivamente de los adultos más ricos respecto del resto de la población. Mientras que la mitad inferior sólo posee menos del 1% de la riqueza global, el 10% de las personas más ricas poseen el 89% de los activos mundiales"

La era post-Trump va a ser de órdago

Trump ni siquiera ha asumido la presidencia y a lo mejor me equivoco y resulta que lo hace de maravilla. El tiempo quita y proporciona razones... Pero confiesto que me lo estoy pasando bomba, imaginando la reacción futura de la sociedad americana post-Trump, ni diez mil McCarthy van a bastar para inculparlos a todos, creo que Bernie Sanders pasará por un facha horrible al lado de la que se nos viene encima... ¡El soviet de Nueva York!  ¡La República Socialista de California!
Haciendo clic sobre el gráfico al final de estas líneas, aparece, majestuosa, la pirámide de la desigualdad.
Fuente: Global Wealth Report 2016 Crédit Suisse

jueves, 1 de diciembre de 2016

Juana la Cautiva, reina de España

Siempre me ha asombrado el hecho de que la primera monarca de toda España en su calidad de heredera de los Reyes Católicos, la desdichada reina Juana, no reinara jamás de un modo efectivo pero que tampoco fuera despojada de sus potestades regias, sino que la voluntad primero del rey Fernando y luego del rey Carlos la mantuviesen recluida durante décadas en Tordesillas, nada menos que 46 años... Y no se atrevió Carlos I a dejar el poder hasta la muerte de su madre, en 1555.
Tuve ayer el honor de asistir a la presentación del trabajo de Carmen Oñate -Maruxa para los amigos- sobre la reina Juana de Castilla, la mal llamada "La loca". Es un trabajo extraordinario que marca un antes y un después acerca del personaje, Juana la Maltratada, Juana la Cautiva, Juana la Malquerida... Lo de Juana la Loca corresponde a la propaganda de aquellos interesados en anular el personaje por medio de una oportuna leyenda negra, leyenda que fue aumentada si cabe por el romanticismo decimonónico al que seducía la idea de una Juana "loca de amor".

La reina maltratada

La doctora Oñate -sicóloga clínica- ha subrayado que a Juana no sólo la ningunearon sus padres y la maltrató su marido, sino que su padre, el rey Fernando, y su hijo Carlos I consintieron con el maltrato en ocasiones físico -le “daban cuerda” es decir, la azotaban- y siempre emocional de la Reina durante su interminable cautiverio de casi medio siglo.
Es un trabajo originalísimo, se toma la molestia doña Carmen de echar por tierra la vieja patraña sobre la supuesta enfermedad mental congénita nacida de una alta consanguinidad. Para hacerlo, la doctora Oñate presenta los antepasados de Juana ¡sobre ocho generaciones! y resulta que la consanguinidad era de un tres por ciento, nada de nada comparada con la de sus lejanos descendientes Habsburgos y Borbones...

La reina despojada

Presentaron el libro dos personas de enorme calidad humana y científica, el catedrático de Historia del Arte Miguel Ángel Zalama -gran experto sobre Felipe el Hermoso y su mujer- y el padre José Luis Sánchez, vicerrector de la Universidad Católica de Valencia. Tras la breve y precisa exposición de la autora, Zalama nos detalló el saqueo sufrido por doña Juana. Sus joyas, tapices y dineros volaron, y los depredadores fueron, esencialmente, su propia familia... Un nuevo maltrato que añadir a la larga serie de humillaciones con las que se atormentó a la primera reina de España. Zalama añadió, como quien no quiere la cosa, que si Juana fue maltratada al menos no la asesinaron, y no es que faltaran antecedentes: a Felipe "el Hermoso" lo debieron envenenar con toda seguridad -no sólo falleció el primero de nuestros Felipes al tomar abundante agua fría, sino el copero que bebió de la misma copa- y todo apunta a que fue su suegro el mayor interesado en su muerte. Señala Zalama a la mano ejecutora: sería Luis Ferrer el autor material del crimen, y ese mismo Ferrer ¡sería el primer carcelero de doña Juana cuando su padre decidió recluirla! Yo pensé en mi rincón, que en el fondo es indiferente que tenga o no razón el profesor -que muy probablemente la tiene- si llegó a pasar por la cabeza de Juana la idea de que su propio padre hizo matar a su marido, no debió sentarle especialmente bien la idea, ¡y luego se extrañan de que la Reina tuviera sus rarezas!

La reina triste

El padre Sánchez hizo una breve pero intensa disertación tan vívida que nos contagió a todos su emoción. Subrayó la importancia del amor -y del desamor- en nuestras vidas, de cómo todos necesitamos amor -que las personas más sensibles suelen ser más vulnerables- y que acontecimientos a veces poco subrayados o ignorados por la Historia pueden ser determinantes en la vida de las personas, marcándolas para siempre. Subrayó que la tristeza profunda y prolongada puede llegar a ser indistinguible de la depresión. “Que doña Juana tuvo sus rarezas, nadie lo duda -insistió don José Luis- todos tenemos nuestras incoherencias, nuestros trastornos, pero si no nos encierra nadie salimos adelante”; y respaldó en todo momento la tesis de la autora: “si a mí o ustedes nos encerraran durante 46 años, lo milagroso sería no acabar loco perdido”...