Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

jueves, 23 de febrero de 2012

Almendros y cigüeñas

Estaba pensando en retomar o reformar completamente este blog o sencillamente suprimirlo porque en el fondo cada día me interesan menos la política y la llamada actualidad. Más de lo mismo durante años y años, y hablar de gente que nunca me han presentado como si fueran conocidos míos o les importara un ardite lo que yo opine de ellos o de sus medidas.
Todos los escándalos de los que nos hablan ocultan siempre inmensas vergüenzas cuidadosamente tapadas. Lo único que ya sabe fabricar la prensa son cortinas de humo de todos los tamaños y medidas, te las venden por metros.
No sé si a alguien le interesarán  los temas cruciales, porque en cualquier caso, nadie los trata.
La gran noticia del día, la que no van a dar en los medios, es que he visto los primeros almendros echando flores en la Complutense y estoy encantado.
Todavía no es Primavera, queda algo más de un mes, pero ayer tomé el sol en el parque regional del Manzanares o mejor dicho en una pequeña isla de pedruscos, jara y tomillo rodeada por distintas carreteras. Pero me daba igual, soy feliz con el sol entre peñascos, no pido mucho más, mis ambiciones son muy limitadas.
Anteayer a Alcalá de Henares no habían llegado todavía las cigüeñas o en todo caso no se las veía en sus torres y espadañas. Estoy impaciente, a ver cuándo se dejan ver; y es que algunas ya llegaron o no migraron pero por culpa del frío no han anidado todavía, esperan el buen tiempo; así que los nidos, esos nidos gigantescos que pesan cientos de kilos, siguen vacíos mientras ellas se alimentan en basureros o marismas. Cuando deciden anidar, es que se acabó el frío. ¡Que vengan las cigüeñas!

La calle y las urnas hablan distinto

La Historia enseña que en general los revoltosos obtienen exactamente lo contrario de lo que pretendían.
En Francia, todo aquel lío de mayo del 68 se saldó con una extraordinaria victoria del partido de Pompidou. Nunca antes la derecha obtuvo tantos votos; tras la crisis, la UDR obtuvo 294 escaños sobre 485 y la izquierda quedó hundida por varios años; en las presidenciales de 1969 el rival de Pompidou fue Poher, ninguno de los dos era ni remotamente socialista, ni falta que hacía; los candidatos de la izquierda se habían evaporado.
Los acontecimientos de mayo de 2011 en Madrid, la okupación de la  Puerta del Sol y las algaradas de zarapastrosos más o menos estudiantes y más o menos juveniles se tradujo en la marea azul de votos para el PP. Quizá lo de Valencia le permita a Rajoy aumentar no sólo sus votos sino su limitada popularidad. Cosas veredes.

lunes, 20 de febrero de 2012

Realistas o cómplices


 En política el discurso realista puede convertirse en declaración de impotencia, o lo que es peor, en manifiesto de complicidad.

Realista sí, cómplice no
España es hoy por hoy una zona devastada por causa de socialismo. Lo malo de las zonas devastadas es que atraen a toda clase de cuervos. Fijaros que pienso que el realismo es la cualidad por antonomasia del político; los iluminados del Demenciato nos han puesto en una situación realmente delicada y penosa.
No puedes por decreto detener un maremoto ni echar a volar agitando las manitas y gritando pío-pío. Hay factores que no controlamos, nuestros recursos son limitados y tenemos que adaptarnos a hechos o situaciones que no hemos elegido y que la vida y las circunstancias nos imponen. Pero de ser realista a ser cómplice de una realidad inmoral o evitable, hay una serie de pasos que no hay que dar y uno de esos pasos es el de dejarse vencer por el fatalismo. 

El maligno desánimo
Nada hay más esencialmente maligno que el desánimo. El Demonio que todos llevamos dentro intenta ocultarnos las salidas, la esperanza, las alternativas y siempre nos lleva al precipicio del suicidio, a la nada de la desesperación, a la impresión de impotencia de la que nace la verdadera impotencia, que ya dice el sabio: "si crees que puedes, podrás; si crees que no puedes, tienes razón".
Ese Demonio destroza los amores y revienta las familias.
Y es que la cultura de la muerte en la que vivimos sumergidos impregna todos y cada  uno de nuestros pasos y se basa precisamente en el desánimo: hazle un favor al viejo, mátalo; hazle un favor al niño, córtalo a cachos; no puedes penar la prostitución, ¡legalízala! y cobra alcabalas. Ah, pero y la prostitución infantil, ¿también la legalizamos? No puedes luchar contra el tráfico de drogas, ¡legaliza las drogas! Y que todos puedan tomarlas... ¿Los niños también? No puedes evitar que los que más ganan se libren de pagar impuestos directos, pues confíalo todo al indirecto, al IVA, a las tasas sobre el consumo. No puedes evitar la trampa, bendícela con tu inacción y deja prescribir las acciones civiles o penales.
Reconoce que no existen los derechos, que todos los derechos que se suponían consagrados por el tiempo son suprimibles o limitables, salvo, claro está, el Sacro Derecho a la Propiedad ¡Hosanna!

Ovejas y lobos
El otro día escuché a un rico perorar sobre cómo "los españoles habíamos vivido por encima de nuestros medios" y cómo había que renunciar a todos los logros del siglo XX en el ámbito social (él lo llamaba flexibilizar el mercado laboral, etc. que queda más fino). Lo más divertido del tema es que el gran genio perorante debe su fortuna a la herencia, que no es precisamente una fórmula que hable de su dinamismo ni de su talento...  Se molestó en nacer para recoger la herencia del bisabuelo de su abuelo. El proyecto vital del rico supongo que es el de marcarnos a todos en el culo con el hierro de su ganadería.
Otros que me hacen hasta gracia son todos esos funcionarios de carrera, que han dedicado años de sus vidas a estudiar para sacarse una oposición y ahora me hablan de las virtudes del trabajo inseguro para fomentar la actividad económica. Yo no sé vosotros, pero me muero de la risa al oír a registradores de la propiedad, abogados del Estado y técnicos varios con sueldo y pensión seguros alabando los contratos de diez minutos que van a sembrar de prosperidad y riqueza el territorio nacional.
De veras, a veces releo a Mateo (7,15): "Guardaos de los falsos profetas que se os acercan disfrazados de ovejas y por dentro son lobos rapaces". Y sonrío...

jueves, 16 de febrero de 2012

Lo superfluo y lo esencial


De niño me hacía gracia aquel Don Cicuta interpretado por Valentín Tornos durante la primera etapa del Un, Dos Tres. Don Cicuta venía de Tacañón del Todo: ¡gente recia!; se alegraba cuando los concursantes se equivocaban y se ponía muy malito cuando se llevaban los premios gordos...
La verdad es que ahora mismo necesitamos ahorrar y Rajoy debiera crear la Orden de Don Cicuta, para los responsables de administrar los caudales públicos que mejor sepan evitar gastos superfluos. Ahorros y recortes son las palabras de moda, y responden no a un capricho sino a una necesidad de supervivencia. Pero debemos andar con cuidado, a la hora de saber en qué ahorrar y cómo recortar. Y como la política me aburre mucho, voy a daros un ejemplo de altos vuelos, el de Ryanair y su presidente.

Aviones sin copiloto
El presidente de Ryanair, Michel O'Leary es un histrión en la línea de Trimalción, y sigue la estela de Jesús Gil: no le importa que hablen de él como un payaso a condición de ganar millones por un tubo. Es decir, que no está loco en absoluto, sino que pertenece al Club de los Listillos, porque cuando las chorradas se traducen en una fortuna personal de 500 millones de euros, ¡no debes ser tan tonto!
Desde hace una temporada, el Sr. O'Leary habla de abaratar todavía más los vuelos consiguiendo que los pasajeros vuelen de pie, que paguen por usar el baño o suprimiendo el copiloto.
Podríamos realizar un concurso de ideas sobre nuevas líneas de negocio a partir de esa mentalidad: venta de pañales para evitar usar el baño, la posibilidad de atar pasajeros a las alas del avión o de ahorrar en neumáticos  haciendo que frenen los propios pasajeros con sus tacones, como el troncomóvil de Picapiedra.


Ayer un copiloto salvó 46 vidas
Las originales declaraciones del Sr. O'Larry no me molestan especialmente, me limitaré sencillamente a subarayar que ABC publicó en su versión electrónica (puede leerse aquí) que un avión de la compañía pública checa Czech Airlines realizó ayer miércoles un aterrizaje de emergencia en Praga después de que el piloto se desmayara y muriera durante el vuelo. El avión, que realizaba un vuelo regular entre Varsovia y Praga con 46 pasajeros a bordo, tomó tierra gracias al copiloto y nadie resultó herido. La seguridad de los pasajeros no estuvo en riesgo. El aterrizaje lo realizó el copiloto, sin complicaciones pero no se pudo salvar la vida del capitán. Si ese avión no hubiera llevado copiloto, ahora hablaríamos de 46 muertos y como los aviones no caen siempre donde quieren imagínate que se estrelle, por ejemplo, en el corazón de Praga. ¡Brillante!

Moraleja: ahorra dinero en los panchitos, pero no en la seguridad.
Extensión: se puede prescindir de lo superfluo pero no de lo esencial. Ese es el mensaje que debe transmitir nuestro Gobierno y esa es la política que debe seguir.

martes, 14 de febrero de 2012

Hace mucho que te quiero, nunca te olvidaré


La misma persona, pongamos que un menda, puede interpretar el día de San Valentín de una forma muy distinta y escribir dos entradas ligeramente contradictorias, ¡Muera San Valentín! un once de febrero (de hace un año) y ¡Viva San Valentín! dos dias después. No quiero que penséis sólo en extraer conclusiones precipitadas acerca de mi lamentable estado mental, no; ¡hay más!

¿Qué pueden hacer los desparejados?
Resulta comprensible que el 14 de febrero quienes estén anoviados, desnoviados o novipateados experimenten cierta tentación melancólica. ¿Qué hacer? ¿Llorar por el Paraíso perdido? ¿Compadecerse de uno mismo, toi solito/a, buaaaa, o salir a conquistar cielos nuevos? Gran dificultad. Porque apostar por lo nuevo es una forma de decidir que lo pasado ha muerto. Y lo pasado, cuando es amor de verdad y no un capricho, tiene raíces profundas, y no te apetece verlo como muerto.
Reconstruir una vida es posible, aunque no siempre fácil ni apetecible, cuando el pasado es ineluctable, definitivo, cuando el amor ha sido sentenciado en el Tribunal del tiempo. Eso le pasa a los viudas y viudas: no han elegido la soledad, se la ha impuesto ese monstruo que llamamos Vida.

La Némesis del amor
Pero claro, cuando la persona amada está viva, cuando has imaginado tu vida con ella, puedes llegar a atormentarte con la idea del regreso, de que todo se va a arreglar y colorín colorado... Nos han criado con cuentos y es lógico que nos refugiemos en la esperanza. A todos los niños cuyos padres se divorcian -hablo de padres normales, no de monstruos- les ocurre exactamente lo mismo: quieren imaginar que Papá y Mamá se volverán a juntar, pobriños. En su inocencia, no saben que, básicamente, la gente es idiota y si les das a elegir entre la felicidad y el fracaso prefieren ser infelices, porque desde que los alemanes impusieron su locura werteriana en el siglo XIX, toda nuestra cultura está dominada por el complejo de muerte. Quien abandonó a un amor, abandonará al siguiente, y al otro; no hay exorcista que pueda sacarnos ese demonio de fatalismo, la Némesis interna que tantos millones de personas llevan pegada al alma...
Quien fue abandonado regresa a la infancia y también practica ese deporte masoquista de creer que algún día su amor recapacitará, que se dará cuenta de su error... No hay caja por vacía que esté que no conserve en el fondo algo de esperanza. Pero esa esperanza es peligrosa porque mientras imaginas regresos improbables, tu vida queda en suspenso, no dependes de ti sino de otro y eso nunca es bueno, y el reloj de la vida hace tic-tac y de repente recuerdas la copla y observas "cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, tan callando".

La Claire Fontaine y su famoso estribillo
La música y las canciones siempre me han parecido una forma práctica de conjurar lo irracional. Por ejemplo, la magnífica A LA CLAIRE FONTAINE, que es más antigua que la tos. Existen por lo tanto versiones a patadas y entre ellas unas versiones masculinas y otras femeninas, según quién las cante. La  historia de alguien que se baña en la fuente y después, mientras se seca, recuerda un amor perdido con el magnífico estribillo "Hace mucho que te quiero; nunca te olvidaré". El amor perdido a veces se llama Pierre,  según la variante.
En algunas versiones castas, Pierre ha dejado a su chica por que ella rechazó su ramo de rosas y él se enfadó; en otras porque ella le negó a Pierre su "bouton de rose" -el famoso rosebud que era la última palabra pronunciada por el Ciudadano Kane- es decir la más íntima flor de una mujer, esa misma que se complacen en mulitar los bárbaros del Sur. Y en las versiones más desengañadas, porque, al contrario, ella se apresuró demasiado en brindarle sus encantos al cabronazo de Pierre.
Naturalmente, esta canción por su sencillez y belleza es ideal para que la canten los niños que no se coscan en absoluto de qué va realmente el asunto. Casi todas las canciones "para niños" de Francia son canciones más verdes que los pastos de Irlanda pero la intencionalidad no es percibida por los chiquillos. Ni falta que hace. La mayor parte de las versiones que ofrece Youtube son pésimas, cursis o del peor gusta. Esta no está mal, está sacada del final de "The Painted Veil", una película que dicen que es super-romántica pero como acaba mal yo no la he visto nunca porque voy al cine a pasarlo bien y dime tú, Carballeira, qué ganamos sufriendo aposta... El responsable del conjunto de la música es Alexandre Desplat.



Transcripción estándar
 En general el texto común es el que sigue, y la variante femenina la pongo en rosa y las variantes masculinas en azul, como a los niños. La belleza espectacular del estribillo "Hace mucho que te quiero; nunca te olvidaré" reside en su sencillez y es una perfecta declaración para un 14 de febrero, aunque sea para recordar un amor perdido.

À la claire fontaine / M’en allant promener / J’ai trouvé l’eau si belle / Que je m’y suis baigné
Il y a longtemps que je t’aime, / Jamais je ne t’oublierai.
Sous les feuilles d’un chêne, / Je me suis fait sécher. / Sur la plus haute branche, /  Un rossignol chantait.
Il y a longtemps que je t’aime, / Jamais je ne t’oublierai.
Chante, rossignol, chante, / Toi qui as le cœur gai. / Tu as le cœur à rire… / Moi je l’ai à pleurer.
Il y a longtemps que je t’aime, / Jamais je ne t’oublierai.
V. 1 J'ai perdu mon ami / Sans l'avoir mérité. / Pour un bouquet de roses / Que je lui refusai.
V. 2 J'ai perdu mon ami / Sans l'avoir mérité. / Pour un bouton de rose / Que je lui refusai.
V. 3 C'est pour mon ami Pierre / qui ne veut plus m'aimer /pour un bouton de rose / que trop tôt lui donnai.
 V. 4 C'est pour mon ami Pierre / qui ne veut plus m'aimer /pour un bouton de rose / Que je lui refusai.

J'ai perdu mon amie / Sans l'avoir mérité. / Pour un bouquet de roses / Que je lui refusai.
Il y a longtemps que je t’aime, / Jamais je ne t’oublierai. 
Je voudrais que la rose / Fût encore au rosier / Et que mon doux ami / Fût encore à m'aimer.
V. 1 Je voudrais que la rose / Fût encore au rosier /Et que ma douce amie / Fût encore à m'aimer.
V. 2 Je voudrais que la rose / Fût encore au rosier /Et que le rosier même/ Fût encore à planter.
Il y a longtemps que je t’aime, / Jamais je ne t’oublierai.

lunes, 13 de febrero de 2012

La victoria mediática de Garzón


La condena de Garzón no empaña sino que refuerza su victoria mediática. Es un posible ganador del Nobel de la Paz y podría aspirar a la Presidencia del Gobierno.

La Prensa no es más que un mecanismo de poder
El 99% de la gente que se abona a un medio espera encontrar en ese medio un eco de sus propias opiniones. En el periódico quieren sentirse como en casa, y en el fondo les trae absolutamente sin cuidado el contenido. Hace ya mucho tiempo que tienen claro quienes son los buenos y los malos de su propia película y por lo tanto no vas a hacerles cambiar de opinión.
Algunos tíos estrafalarios, digamos por decir que el 1%, sólo leemos aquello que esperamos que nos sorprenda o entretenga y por eso, en general, no leo la Prensa española; prácticamente nada salvo tres o cuatro columnistas. A veces de Prada, otras veces Elvira Lindo, incluso Pérez-Reverte cuando no le da el siroco o el gran Carlos Herrera. En el extranjero, las tendencias o tendenciosidades son tan notables, también, que tampoco leo gran cosa. Me hace gracia un columnista extraordinario, Philippe Bouvard, en el Figaro Magazine. Y para de contar. Para la actualidad, están interné y tuiter y toda esa maraña de datos sobre gente que en el fondo me importa tres narices. Para enterarme de las cosas hago caso de lo que me mandan amigos en Feisbuc. Léete esto, lee aquello. Normalmente suelen acertar. Otras veces me mandan churros infumables. Nadie es perfecto.

La Prensa Extranjera  no sabe nada de España
En el extranjero normalmente no tienen ni pura ni purísima idea de lo que ocurre en España. Ni saben, ni quieren saber. Algunos corresponsales de grandes medios en Madrid son gente tan documentada que te preguntas, a veces, qué clase de yerba habrán fumado. Recuerdo a un señor -por caridad no diré su nombre- que en Le Figaro hablaba de los jueces Balthasar y Garzón, ¡al plural! También recuerdo que una revista francesa se lució comprando un reportaje gráfico sobre el ministro que había dejado su ministerio por Amor. Se referían a don Miguel Boyer. Y todas las fotos del reportaje, eran del marqués de Griñón... Algún listo se está todavía riendo pensando en los buenos euros que le pagó la revista.

La Prensa americana no da ni una
El muy amarillista y muy influyente New York Times ha batido últimamente todas las marcas. 
Primero apoyaron a los depredadores de Odyssey Marine con un famoso artículo sobre cómo el oro del barco expoliado por los saqueadores al ser español, era fruto de las rapiñas de Pizarro. Situar a Pizarro en 1804 es digno sólo de un estudiante de la ESO o de un periodista yanki.
Hace un par de días el New York Times publicó, en relación con la condena a Garzón por las escuchas ilegales a unos abogados, no sé qué empanada sobre la Guerra Civil y la necesidad de revocar la ley de amnistía de 1977. En ese mismo sentido se ha manifestado una tal Navi Pillay , nada menos que la Alta Comisionada bla, bla  de la ONU, para los Derechos Humanos, muy enterada ella, también.

Inciso: me encantaría que se suprimiera la Ley de Amnistía de 1977
A mí la verdad me encantaría que quitaran todas las amnistías para que los asesinos, todos, pudiesen ser enchironados y que ningún delito prescribiera. Naturalmente, al día siguiente estaríamos a tiro limpio por las calles. Pero sería un homenaje a la justicia.
Fíjate que en su día me cayó bien Garzón cuando quiso enchironar a Pinochet. Luego se me hizo candidato del PSOE y bueno, pensé que se quedaría en la política. Luego volvió a su juzgado y condenó a sus compañeros sociatas por los crimenes del GAL. Entonces toda la izquierda era anti-Garzón y El País lo odiaba mucho. Garzón lo filtraba todo a El Mundo. Luego no sé qué pasó, que de repente volvió a hacerse bueno, dejó de perseguir socialistas y se dedicó a proteger a Polanco. Hasta se cargó la carrera de Gómez de Liaño. Cuando en 1998 se negó a enjuiciar el posible delito de genocidio imputado a Carrillo por Paracuellos lo comprendí porque aunque me repugnen las amnistías de las que se benefician los asesinos, entiendo su utilidad. Pero que años después, para juzgar los crímenes del franquismo quisiera pasarse por el forro la misma ley de Amnistía que invocó para desatender a las víctimas de Paracuellos, eso no lo entienden ni Dios, ni Garzón ni el mismísimo Mirameba después de sus electrochoques.
A mí me encantaría que suprimieran todas las amnistías y que pudiésemos juzgar a franquistas, comunistas, socialistas, anarquistas, ultraderechistas, los del Gal, los de la ETA, los de la Triple A, los asesinos de los abogados de Atocha. ¡Todos! Y que los menores también la pagaran. No me olvido de la pequeña Sandra Palo.Lo malo es que para la garzonada hay muertos buenos y muertos malos, y me temo que acabar con una amnistía, aparte de un contradiós jurídico, sería bastante peligroso dado el percal que gastamos.
Un pequeño detalle sin importancia es que la supresión de la Ley de Amnistía de 1977 llevaría de inmediato ante los tribunales internacionales a todos los responsables del régimen de Franco, incluido por tanto su sucesor directo, nuestro Rey, y los antiguos ministros todavía vivos del tirano (Fraga se acaba de escapar). O sea, que la ONU que tantas veces y tan justamente ha homenajeado al Rey por su labor en la restauración de las libertades se encuentra con que defiende que hay que meter al Rey en chirona... ¡Brillante jugada!


¡Al Washington Post no le molestan las escuchas!
Lo curioso del tema es que el Washington Post también habla de Garzón en términos elogiosísimos como Virgen Vestal de los Derechos Humanos. Entre los Derechos Humanos ese del derecho a una defensa por lo visto no está de moda en la Costa Este. Para daros una idea del artículo que podéis leer aquí, a los etarras los llaman "basque separatist group". O sea, que los señores de la Moraleja que quieren separarse de Alcobendas son lo mismo que la ETA. ¡Brillante! Lo acollonante del asunto es que el Washington Post se hizo famoso en su día por la extraordinaria investigación de Bernstein y Woodward sobre el tema de las escuchas ilegales en el edificio del Watergate. Pero es que todo depende, claro está, de quién pone los micrófonos. O sea, como siempre, una peli de buenos y malos. Los míos son los buenos y los tuyos son los malos.¡Hala!

El futuro de Garzón: el Nobel y el liderato de la izquierda española
Los jueces del Supremo han sido valientes y sin duda justos. Su unanimidad habla claramente de la certeza de su fallo. Lo impresionante del caso es que Garzón se queda sin posibilidad de montar numeritos jurídicos, no va a poder demandar a Dios por haber creado el dolor y la enfermedad, no va a poder abrir la causa de Paracuellos -ah no, perdón, Paracuellos no le interesa, para él  hay muertos buenos y muertos malos, jopé, que no me entero- ni investigar el asesinato de Juan Prim. Entonces, ¿en qué va a ocupar su tiempo libre? Pues básicamente en preparar su discurso para la recogida del Premio Nobel de la Paz y su acceso a la presidencia del Gobierno en España. Garzón hoy brilla con el fulgor mediático internacional, y lógicamente, podría convertirse en el líder natural de la izquierda española. Ante un Garzón iluminado por el aura mediática y el reconocmiento internacional, pesan muy poco seres grises como Rubalcaba o Chacón de los que no dejaría  ni la sombra de los restos de las raspas. En menos de un lustro veremos a Garzón, tras su Nobel, presidiendo el Gobierno o la Tercera República. A menos que Rajoy lo nombre Ministro de la Memoria Histórica  o algo así, que sería una jugada.Tiempo al tiempo.

sábado, 11 de febrero de 2012

Contador y Garzón: reacciones paralelas y para lelos

Si nuestros políticos hicieran una ley que obligara a andar en cueros y con un nabo metido en semejante parte, me pregunto cuántos españoles se rebelarían y cuántos, dócilmente, irían a buscar vaselina a la farmacia primero y luego a la frutería a averiguar a cuánto van los nabos.

Un país de acomplejados
En España los únicos valientes llevan faldas, como las señoras que montaron la AVT o como María San Gil. También hay héroes del sexo feo como el Dr. Poveda, capaz de enfrentarse a la Máquina, pero son muy poquitos los que hacen bueno el verso de Miguel Hernández, una gota de pura valentía, vale más que un océano cobarde. Pienso en Nacho Saavedra, mi amigo Paco o Santi Abascal, gente que se enfrentó solita a los malos en un momento en que todos miraban para otra parte. Y lo más cobarde de todo, la España Oficial, ese atajo de memos encorbatados.
El resto de los españoles somos eminentemente dóciles y nuestro símbolo nacional no es el Toro de Osborne sino el dulce Platero, aquel burrito amable que era pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.
Viene una ministra y nos quita el tabaco. Nos cuadramos, y repetimos como en las pelis americanas "señor, sí señor".  Y durante el Demenciato, otra ministra quiso quitarle a los niños los tigretones. Y no hubiera pasado nada... Otros  capullos oficiales le quitan su descanso dominical a los comerciantes y los comerciantes, como un sólo imbécil, gritan que "viva mi señorito" y "viva quien mande". Y no os digo ya nada de la Tierra Negra de Mordor donde todo miserable tiene su asiento y te explica que los policías y los etarras son lo mismo.
Nuestras tragaderas son algo infinito, somos avestruces cósmicas, agujeros negros que se jalan una galaxia entera sin bicarbonato. En lugar de seguir el noble ejemplo islandés y meter gobiernos y banqueros en chirona aquí seguimos como el borrico de noria dando vueltas, día tras día, año tras año y sacando agua para nuestros amos.
Pero claro, el acomplejado tiene que sacar por alguna parte su capacidad para el pataleo, todos los pueblos sometidos siempre han necesitado linchar al negro o echar cristianos a los leones para sentirse mejor, para olvidarse de su propia nulidad. ¡Pan y fúrbol! Seamos plebe y no nos preocupemos de cómo nos chulea el César de turno...
Y los Medios, como siempre, alimentan un fuego que permite entretener a la masa y vender un par de periódicos más. Cuando la asociación Diálogo le dio su V premio a Fernando Alonso, eso no tenía interés. Cuando la gente, en París, aplaudía a Nadal puesta en pie, eso no era noticia... Franceses malos, putos gabachos, que nos odian y nos envidian...

Lo de Contador y Nadal
En Canal Plus Francia se han choteado de Alberto Contador a raíz de la condena a dos años que acaba de sufrir y, lo que es más grave, se han permitido insinuar claramente que un tipo magnífico como Rafael Nadal y otros deportistas españoles deben sus éxitos al dopaje. Podéis ver la falta absoluta de gracia y de buen gusto del vídeo de Canal Plus aquí mismo (a partir del minuto 3:34). El mensaje final es "¿Los deportistas españoles? No ganan por azar". Y ponen los emblemas oficiales de nuestras federaciones deportivas.

Veuillez installer Flash Player pour lire la vidéo

Lo más triste del asunto son las reacciones. Lo lógico sería que Rafael Nadal, la Federación Española de Tenis y las demás federaciones cuyos logos se han utilizado le aticen una demanda de cincuenta millones de euros a Canal Plus. Imputar un delito se llama difamar, y la libertad de opinar no cubre la difamación. Espero que Nadal y los demás afectados plantéen la demanda y que la ganen y que con la pasta de la indemnización se compren el hotel Crillon y la compañía de Bateaux-Mouches y me inviten a mí a una buena mariscada. No olvidemos que los medios de comunicación comerciales son absolutamente amorales, que lo que les afecta es que les saques cuartos, no cuestiones de ética profesional -¿ezoquehé?- que se pasan por las narices.

Pero es tal nuestro acomplejamiento que tíos que no saben francés, no ven la tele en Francia e ignoran el rating más bien modesto de Canal Plus en el panorama mediático francés se preocupan muchísimo de  lo que dicen unos guiñoles de esa cadena que ha incurrido en delito de lesapatria. ¡Duro al gabacho! Y es que la gente acomplejada suele ser excesiva en sus manifestaciones, como esos pobres moros que para olvidarse de que no son nada y que no inventan nada necesitan quemar banderas (en la foto) y luego le dan de palos a su mujer para sentirse reyes de la creación, ¡Allahu Akbar! ¡Digullimus a lus infielis!
Cuando no te atreves a meterte con el tío que te está chuleando te inventas un adversario lejano: los curas a los que hay que dar Garrote , los masones o los hinchas del Atleti. ¡Odiemos al franchute que nos despresia y henbidia nuestros ésitos sientíficos y deportivos! ¡Brigitte Bardot está fea y arrugada, mientras que Belén Esteban es la Princesa del Pueblo! En breve haremos un boicot al camembert... Eso sí, en España puedes rodar una peli y decir, en boca de Torrente, que qué pena no poder mandar un misil sobre Francia, y te quedas tan ancho. Los cristófobos de la Sexta pueden contar chistes de ingleses, que no importa. Por lo menos no veo que en Inglaterra haya manifestaciones...

Lo de Garzón
Lo de Contador es no sólo coetáneo sino paralelo a lo de Baltasar Garzón. Hay gente que se dedica a insultar a los magistrados del Supremo por condenar a Garzón sin entrar a valorar los hechos probados. Todo se resume en que ¡Rusia es culpable! Y los argumentos dan exactamente igual porque no se trata de usar la cabeza para pensar sino para embestir.
Que un juez se cisque en el derecho a la defensa, no les molesta porque los garzonistas quieren a "su" campeón, su ídolo, su dios verdadero. Y no te digo por dónde se pasan las acusaciones de cohecho por el tema de las conferencias y el dinero de Botín. Todo da igual. Mañana podría salir Garzón comiéndose un niño a la plancha con cachelos o podría salir Contador inyectándose Cristasol en vena o haciéndose lavativas de coca-cola; al final sus fans seguirían creyendo en ellos, igual que Mario Conde, Jesús Gil o Ruiz Mateos tuvieron abogados defensores en gentes de buena voluntad, pobres capullos que imaginaban conspiraciones judeomasónicas contra sus admirados financieros... Y los cínicos, aplaudiendo con las orejas.
La gente que decidió que Contador era inocente de las acusaciones de dopaje seguirá creyendo que es una blanca paloma incapaz de tomarse siquiera una micebrina; y la gente que decidió que Garzón hiciera lo que hiciera, o cómo lo hiciera, es una pura vestal, pues ídem de ídem. Son actitudes radicales y raciales que tienen más que ver con la testosterona que con la neurona.

Wert, ese genio
Lo que más le gusta a la gente es que la manejen, tenemos complejo de títere y vivimos felices siendo imbéciles.
Lo inquietante es que los titiriteros bajen al ruedo y me ha llamado la atención que el Excmo. Sr. Ministro de Incultura entrara al trapo. Ayer viernes los medios españoles traían sus inteligentísimas declaraciones del jueves pasado: "después de todos los años que llevan los franceses sin ganar Roland Garros y el Tour de Francia de alguna forma habrá que echarle la culpa al empedrado". ¡Cuánto ingenio, señor! O sea, que un MINISTRO español hace suya la idea de que si condenan a un señor y si un medio de comunicación tiene el mal gusto de chotearse del deporte español, es porque una nación entera, no sé cuántos millones de franceses, desde Flandes hasta la Polinesia, se levantan todos los días pensando en que los deportistas españoles se dopan, mira tú. Por lo visto lo que opine un programa de un canal de televisión en Francia es un asunto de Estado. Cada día nos parecemos más a Marruecos donde si un periódico como ABC publica una noticia sobre el Sátrapa, la gente se echa a la calle y el Sátrapa llama a su embajador en Madrid a consultas.
Ayer viernes el luminoso genio Wert rectificó y dio por zanjada la "polémica con Francia" reconociendo que "no se puede culpar a Francia como tal". ¡Se le apareció la Virgen de Lourdes!
En lugar de perder el tiempo haría mejor el Sr. Ministro en cesar al director del Teatro Real, un tal Gérard Mortier -preciso que se trata de un belga y barón para más señas a los galófobos furiosos- mantenido en su bien remunerado cargo a pesar de su ninguneo a los cantantes españoles. En su día todo el mundo profesional del canto en España se sublevó pero la pandilla basurilla que llamamos España Oficial -los ministros de antes y los de ahora- decidieron que Mortier se quedaba y se sonaron con el manifiesto en defensa de los cantantes españoles, que no sirvió para nada. Pero claro, es que el canto es menos interesante que el ciclismo...

García-Margallo, otra lumbrera
¿Y qué me decís del ministro de la cosa Exterior, García Margallo? Obliga a Carlos Bastarreche, nuestro embajador en París, a hacer el papelón de mandar una carta de protesta a Canal Plus. Pero por lo menos el ministro de Exteriores se ha limitado a hablar de la marca España, menos cerril que el menestro de la cosa cultural... Es otro tono e incluso se puede defender. Ahora bien esa carta debiera firmarla el Consejo Superior de Deportes y dirigirla al medio ofensor y no al Ministerio de la cosa deportiva francés que nada tiene que cortar en lo que opinan los gilipollas de Canal Plus Francia. ¿O es que vamos a pedir la censura previa a los medios franceses? Desde luego, la ley Fraga ha calado profundamente en los nuevos caudillos de nuestra infortunada patria...

Dos soluciones posibles
Deseoso de agradar a todos, y de solucionar estos molestos asuntos, propongo dos soluciones, una para el problema del dopaje en el ciclismo, y otra para evitar polémicas con el tema de los abogados.

A) Dopemos las bicicletas. Dada la cantidad de basura que se meten los ciclistas para mejorar sus marcas, sería más inteligente dopar directamente la bicicleta. ¿Y cómo dopas una bicicleta? Pues te olvidas de esos aparatos carísimos a base de titanio, vanadio y dieciocho marchas distintas, y sencillamente le pones a la bicicleta un motorcito de cincuenta centímetros cúbicos, que basta y sobra para conseguir subir el puerto del Escudo. Si quieres ir más deprisa o si estás muy gordo -que es mi caso- le pones a la burra un motor de 250 cc pero como es mucho motor para tan poca bici, lo mejor es adquirir directamente una moto. Y como las motos tienen un equilibrio inestable, las dopamos un poquito más poniéndoles cuatro ruedas. Y finalmente, la consecuencia de dopar bicicletas es que consigues coches comodísimos y te dejas de zarandajas.
B) Suprimamos los abogados, cuyas funciones asumirán los fiscales Es tan grande mi estulticia que durante años creí en esas majaderías del derecho a la defensa, en que los abogados, los médicos y los confesores están obligados a callarse lo que por ti saben de tu intimidad, bla, bla, bla. Mi estupidez natural es incapaz de asimilar que el Sr. Garzón y sus amigos tienen derecho de pernada permanente sobre la Ley. La Ley es para otros, no para los jueces estrella, ahora estrellados.
Los abogados son en el fondo unos díscolos enemigos de la Verdad y la Razón, custodiadas por nuestros Dioses. Ya decía el eximio poeta: Dios es suprema bondad / y si jodidos nos tiene / será porque nos conviene / hágase su voluntad. Pues suprimamos los abogados, cáspita.
Nuestro modelo debiera ser la República Popular China donde si el Sr. Fiscal dice que el amigo Chung es culpable, el amigo Chung es culpable, que para eso el Fiscal es Fiscal y sabe muchísimo. ¡Qué bueno es el Sr. Fiscal! ¡Y qué malo el Sr. Chung!
Y si el reo pretende usar abogado, se le incrimina y punto. Pero bueno, Sr. Chung, ¿cómo se atreve a negar las acusaciones? Por cierto, que los Colegios de Abogados no se hayan personado en la querella contra Garzón por el tema de las escuchas a los letrados es un ejemplo más de indignidad y una demostración espectacular de que la España oficial es básicamente inútil, cobarde y parasitaria.

jueves, 9 de febrero de 2012

El maravilloso caso de Clara Lazen

Leo en ABC un artículo firmado por J. de Jorge que cuenta cómo una niña de diez años en Missouri está en el origen de un importante hallazgo químico. La niña se llama Clara Lazen. El profesor de química de su clase, don Kenneth Boehr, había pedido a los niños que construyeran una serie de moléculas con unos kits de modelado. La niña hizo su trabajo y su profesor se dio cuenta de que él no conocía una molécula con aquella forma; informó de ello a un amigo, el profesor de química Robert Zoellner (en la foto) un señor que utiliza programas  de ordenador para prever las propiedades de las moléculas.
Zoellner se puso a investigar y comprobó que la molécula era interesante: bautizada como Tetranitratoxycarbono no sólo constituye una combinación original de átomos de oxígeno, nitrógeno y carbono; contiene la misma combinación de átomos que la nitroglicerina y quizá podría suponer una nueva forma de almacenar energía. Zoellner ha presentado un artículo con sus conclusiones en la revista Computational and Theoretical Chemistry y tanto Boehr como la niña figuran como coautores. Puede verse a los protagonistas en el siguiente vídeo:


La honestidad intelectual favorece la creatividad
En España los comentaristas hasta ahora se han limitado a destacar la edad de la joven Clara sin entrar en lo realmente interesante acerca de un buen sistema educativo capaz de generar estupendos profesores como el Sr. Boehr que fomentan la creatividad de los alumnos, y, sobre todo, un sistema cuya clave es la honestidad intelectual responsable de la eminente superioridad norteamericana en el ámbito de la investigación.
El profesor de la niña, Kenneth Boehr, podía haberse quedado con la molécula, nadie se habría enterado -y menos que nadie la propia niña- pero Kenneth es un hombre honrado; el químico Robert Zoellner que investigó las propiedades de la molécula podía haberse apropiado de todo, pero no ha querido y tampoco se hubiera enterado nadie.
Sin embargo los dos adultos han preferido apostar por la honestidad. Hay países en los que se fomenta la honestidad intelectual y otros en los que se plagia y se roban las ideas ajenas. ¿Por qué existen niñas como Clara Lazen? Porque existen personas maravillosas como los Sres. Boehr y Zoellner. ¿Y por qué existen esos seres nobles y luminosos que trabajan por la Ciencia y por la Verdad? Porque en su país, se fomenta la honestidad intelectual y se castiga el plagio, el robo de ideas o el copiar en clase.

España es Plagiolandia
A lo largo de mi modestísima trayectoria como humildísimo investigador de rolletes históricos he sufrido auténticos saqueos que dejan a la gentuza del Odyssey o a los Siete Niños de Écija como pipiolos aficionados. España es Plagiolandia donde  no existe límite al saqueo; por no hablar delos plagios por Internet.
Profesores que roban a sus alumnos, profesores que roban a sus colegas, políticos que firman discursos que hacen sus negros, gente que "descubre" lo que tú habías publicado años atrás y que finge que no se había enterado y hasta se  molesta cuando se lo dices; gente que cita una nota tuya pero omite citarte a ti. Y así todo...
Aquí la deshonestidad llega hasta la figura que traté en la entrada dedicada a los censores de blogs del "negro de blogg" o del "negro de twitter o de facebook" que mantiene vivos el blog, el perfil de facebook o de twitter de algún capullo oficial incapaz de escribir nada mínimamente original, sincero o interesante. No debe por tanto extrarñar que nuestras universidades carezcan de prestigio. En Alemania dimitió un ministro por plagiar su tesis, aquí le ofrecerían un sillón en alguna Academia. En cualquier caso ya os conté que al Salón General de la Biblioteca Nacional lo llamamos El Congo porque es donde van los negros de distintos autores a documentarse para sus amos.

sábado, 4 de febrero de 2012

El derecho a equivocarse

La capacidad de autoengaño es ilimitada y el espíritu crítico es de todos los fantasmas el que menos se aparece. No te digo ya el espíritu autocrítico que sólo llega a verse una vez cada diez siglos. ¿Autoqué? Todos somos curiosas Pandoras, y  nos encanta abrir la gran caja de las ideas sin pensar que podemos equivocarnos.

Errores mortales
Leo hoy la triste noticia de que una señora que dio la tabarra en defensa del parto natural en casa ha muerto en su casa durante el alumbramiento de su última hija. La mujer estaba convencida de las virtudes del parto natural, es decir, sin las ventajas de la medicina moderna. Ahora ya no existe como no sea en la Gloria... Su recién nacida niña viene al mundo sin madre, que es una forma muy jodida de empezar la vida, y sus hermanas mayores se han quedado sin ese planeta cálido y tierno que llamamos Mamá. Nacer es un trauma de mucho cuidado: te sacan de un lugar calentito y lo primero que notas es el frío. A veces te dan una palmada en el culo para ayudarte a respirar.

O sea, que lo del lacrimarum valle no es ningún cuento, que es la pura verdad: a este mundo vienes a llorar... No quiero ni imaginar el lío que debe tener en su cabecita esa niña recién nacida que oía, día tras día, latir el corazón de su madre, que reconocía su voz, y ya no va a oírla, nunca más. Nunca. Vete tú a saber cómo se combina esa información tremenda en ese infantil cerebro...
Bueno, por lo menos la han dejado nacer. La ONU y sus satánicas agencias llevan años promoviendo el aborto y hay niños a los que han asesinado antes de que tuvieran un corazón latiendo, antes de que despertara su cerebro, durante el sueño embrionario, la obscuridad misteriosa de nuestro origen...

Ilusiones y pensamiento mágico
Autoengañarse es fácil, demasiado fácil. Los testigos de Jehová creen que las transfusiones de sangre son malas y dejan morir a sus hijos desangrados. Los chinos pitopáusicos piensan que las lágrimas de Manatí o los cuernos de rinoceronte son afrodisiacos, así que han estado a punto de exterminar a los rinocerontes o los manatíes. Las señoras que piensan que un embrión no es humano dejan que corten a cachos a sus propios hijos y ni se dan cuenta... Conozco a muchos que se autoconvencen de que pueden adelgazar o dejar el tabaco o el alcohol sin ayuda de nadie; y mueren de un infarto, de un cáncer de pulmón o completamente alcolizados. Conozco a quienes pensaban que bastaba estudiar un par de horas al año justo antes del examen para aprobar materias áridas y complejas, y naturalmente iban de cate en suspenso; pienso en ese turista alemán convencido de que podía pasearse entre leones, como un Mowgli cervecero, y del que los leones, claro está, no dejaron ni las raspas. Hay incluso unos Premios Darwin inventados por una autora para "premiar" a quien es tan estúpido que llega a auto-eliminarse, como aquel imbécil que tenía una serpiente pitón en su casa y se estuvo un mes fuera, sin alimentarla. Cuando volvió, la serpiente se lo zampó. Pero a mí no me hace gracia ese tema, me da mucha pena. Me siento profundamente imbécil y por eso considero que los imbéciles son mis hermanos. Y respeto a los pioneros que creían haber inventado algo genial y murieron por su invento como Franz Reichtel, un admirable tonto que se tiró desde la torre Eiffel para probar su "paracaídas". Digo que es tonto porque su invento no funcionó, pero si hubiera funcionado, sería un genio, bla, bla, bla.



El pensamiento mágico nos tiene presos desde la infancia, le rezas a un Dios silencioso para que no se muera tu padre, pero tu padre muere; le pides al Cielo que la mujer que amas te ame, pero no te ama. Y así todo, no hay nada que hacer, la realidad, esa puta nazi y despiadada se impone sobre las ilusiones, la fe, el amor...

Derecho a equivocarse, derecho a ilusionarse
Todo es autoengaño, sí. Pero no quiero que nadie me desengañe ni me quite de mis errores. Reivindico mi derecho a equivocarme, mi derecho a vivir en mi cárcel de amor, mi cárcel de fe, mi cárcel de errores. Sobre todo porque si yo me equivoco, los demás también. Ha muerto la defensora de los partos naturales pero también mueren mujeres pariendo en hospitales y con médicos y enfermeras.
El amor es un autoengaño pero también lo es el desamor. Hay quien se autoconvence de que no ama igual que hay quien se autoconvence de que ama. Por eso es tan importante reivindicar la libertad. Y es que la libertad no es el derecho a acertar, es el derecho a equivocarse, con la esperanza de que barajando mil errores alguna vez alguien acierte.
Repitamos con Espronceda: Hojas del árbol caidas / Juguete del viento son: / Las ilusiones perdidas / ¡Ay! son hojas desprendidas / Del árbol del corazon! / ¡El corazon sin amor! /Triste páramo cubierto / Con la lava del dolor, / Oscuro inmenso desierto / Donde no nace una flor ...

viernes, 3 de febrero de 2012

Hombres y mujeres

En España uno de cada tres niños nace fuera del matrimonio, lo cual da una idea de nuestro miedo al compromiso. ¿Tan dificíl es casarse con todas las facilidades que tienes hoy para descasarte?
Una buena pregunta:  ¿por qué las relaciones entre hombres y mujeres son tan complicadas en España? A nuestros abuelos su sistema les funcionaba, una generación seguía a la siguiente;  a nosotros nuestro sistema no nos funciona. No tenemos hijos, o los tenemos muy tarde; troceamos a los que podemos, y al final somos el país del mundo con más adopciones internacionales y nuestro islámico futuro es incontrovertible. La España cristiana de los útimos dos mil años va a desaparecer del mapa, y no como víctima de las persecuciones sino por suicidio colectivo.

Inseguras
En la patria de Clara Campoamor las mujeres no muestran excesiva seguridad: somos el país de Europa con más operaciones estéticas, y no sólo de esteticas también de esnarices y de esmejillas y de esculillos, y hasta una señora felizmente casada y con hijos, que no tiene problemas laborales ni de piso como Su Alteza Asturiana ha pasado por el quirófano para rectificarse las napias. ¿Tanta inseguridad generamos?

Amores ominosos y amores por nómina
He conocido mujeres de gran inteligencia hoy felizmente separadas que se han casado con auténticos capullos que les hacían gracia. Otras que se han conformado con imbéciles genuinos porque sentían que se les pasaba el arroz y les entraba el pánico. Lo peor de todo, algunas siguen casadas con quien las engaña y las maltrata -y no sólo de palabra- porque creen que aguantando el chaparrón de hoy mañana volverá a brillar el sol, lo cual da una idea de su estupidez, pobriñas.
Una gran mayoría de mujeres opta por alguien que aparentemente les ofrece algún tipo de seguridad, es decir, una nómina porque en el inconsciente colectivo el mito de la caverna no tiene nada que ver con Platón sino con el tío Ñufnuf que traía la chuleta de bisonte a la caverna. Los Picapiedra gobiernan nuestros destino y somos la patria del cinismo. Si ya lo decía El Arrebato, "buscaté, un hombre que te quieraaa, que te tenga llenita la neveeeraaa".

Los lobos no comen hierba
Las relaciones entre hombres y mujeres en España, son más bien complicadas porque se basan en el engaño y la falta de sinceridad. Me comenta un amigo, gran ligón en su intrépida juventud: "Un cazador no puede decir "soy cazador", porque entonces las corderitas salen corriendo. Tiene que convencerlas de que ya se ha acostumbrado a comer hierba, y que no quiere comer carne, que ya no le gusta, … le lleva mucho mucho tiempo (meses) que la corderita se acerque, y sólo, sólo, sólo cuando está seguro de que la corderita va a decir "si" salta y caza. De hecho ella lo espera, porque para ella es todo un reto que ese lobo vuelva a sentir que es cazador por ella. A las corderitas les encanta los retos, cuanto más difícil, más le gusta, … lo fácil y peligroso o es un joven alemán rubio con ojos azules, o salen corriendo. No hay otra táctica, lo demás es poco muy poco pan para hoy, y hambre para mañana".
Me gustaría decirle a mi amigo que se equivoca, pero me temo que él tiene razón, porque a él le ha ido muy bien y ahora está muy felizmente casado y con hijos -también es cierto que curra mucho, genera dinero y por lo tanto ofrece seguridad- pero me gustaría pensar que algún día las relaciones entre hombres y mujeres sean algo menos falsas, y a mí mentir me aburre mucho y no me apetece comer hierba. Y todos los ligones que he conocido eran mentirosos compulsivos incapaces de una comunicación sincera con una mujer: mentir y mentir y mentir. Siempre y en todo momento. Nunca bajar la guardia, nunca dejarse llevar por la sinceridad.

Indiscreción e insinceridad
Con los años, he aprendido que dar consejos tiene un coste tremendo. En su día veías a Fulanita que se liaba con un individuo que no era trigo limpio y sabías positivamente que le iba a poner más cuernos que un saco de caracoles o que iba por la pasta. Y con toda inocencia avisabas a Fulanita, rogándole por Dios que conservara el secreto de la confidencia, que se lo decías por su bien, bla, bla.
Un minuto después, claro está, Fulanita le contaba a su adorado churri lo malo que eras tú, y lo que le habías dicho. A los dos minutos, te llama el churri: "Oye, por qué le has dicho a Fulatina que no soy trigo limpio, eh, cabrón". Naturalmente, Fulanita se casó con el adorado churri, y naturalmente aquello fue el rosario de la aurora: tragedia griega, con golpes y todo e intervención de la policía, y cuentas saqueadas, y órdenes de alejamiento. ¡Gran éxito!
Tristes experiencias como esa me han enseñado a callarme y evito cualquier contacto con golfos, mentirosos y maleantes para no pringarme; porque al final, te pringan. Existen, cierto es, mujeres discretas que saben que uno es esclavo de lo que dice y dueño de lo que calla, pero son excepciones. Y al final pagan justas por pecadoras, como no sabes si Zutanita es discreta y ya tuviste una mala experiencia con Fulanita, ves que Zutanita se va a equivocar pero no dices nada. No te metes en líos... Vives y dejas vivir y cada palo que aguante su vela.  Pero te fastidia...

La tremenda condición de los confesores
La verdad es que no envidio a los confesores de pueblo que oían los pecados de todos los lugareños. Y claro, el infiel se confesaba, "Padre, me acuso de que soy un esclavo de mi pito: me tiré a la farmacéutica el lunes, a la carnicera el martes, a mi cuñada el jueves, fui de putas el viernes y el sábado y el domingo me tiré al monaguillo, por ser el día del Señor". Horas después se confesaba la mujer del interfecto: "Padre, me acuso de que a veces no me porto bien con mi marido, que es un ángel, que me quiere tanto: él me pide que use la lengua para limpiarle los zapatos pero yo, a veces, como se me atraganta el barro, hago trampa y uso un trapo mojado, ¡soy mala!". Y claro, el confesor debía arder en ganas de aclararle a la pobre mujer qué clase de cabronazo con pintas era su marido, y tendría ganas de decirle que por favor le hiciera un favor a la Humanidad y capara a ese miserable despojo a la altura de la nuez, pero se tenía que callar... Y no te quiero decir cuando horas después se confesaban la carnicera, la farmaceútica, la cuñada y el monaguillo, y se daba cuenta el confesor de que olvidaban algún detallito que él ya conocía... Ganas de decir "¿eso es todo hija mía, no se te olvida nada?".
Por eso no me gusta que nadie me haga confidencias, prefiero vivir ignorante y feliz a conocer los detalles de la bajeza de quienes trato. Bastante tengo con mi propia mezquindad como para cargarme con la mediocridad ajena...

El problema de renunciar a saber, es que tampoco ayuda a la sinceridad, y se pasan los años y te dices que es una pena no llegar a conocer de verdad a los demás, pero quizás sea mejor así...