Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

sábado, 4 de diciembre de 2010

Bibiana Aido y la Purísima Concepción

Incoherencias de nuestros laicistas

¿Viviana o Bibiana?
¡Mira que soy despistado! Me olvidé anteayer de felicitar por su santo a doña Bibiana Aído, que lleva el nombre de una joven martirizada en tiempos de Julián el Apóstata, aquel progre avant-l'heure que tanto le pone a Gore Vidal. La grafía Bibiana me parece horrorosa; prefiero la de Viviana, que es además del nombre de una santa, el de un hada dulce y vital, la Dama del Lago, que educó a Lanzarote, le dió Excalibur a Arturo y enamoró a Merlín.

Una Gran Cruz para Bibiana
Últimamente no salimos de la joyería; después de la pulsera mágica de doña Leire Pajín, me manda una buena amiga el enlace con el BOE donde se publica la concesión de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III a doña Bibiana Aido. No es una noticia fresca: tiene un mes y ya hay blogs en que se comenta la noticia con cierta coña y hasta sangrante saña al insistir  en los escasos méritos, -según sus autores- de la distinguida política.
A mí no me extraña en absoluto que le concedan a una ex-ministra la Gran Cruz de una de nuestras más prestigiosas órdenes. Nuestros escalafones ordinales y académicos están plagados de exalgos y exalguienes y también algún que otro capullo integral en activo; gente mucho más gris que doña Bibiana.
Lo que me extraña es que no le concedan también un título nobiliario. No podemos hacerla Barona porque a ella le sonará machista -fue la inmortal creadora del término miembra- y seguro que nos monta el pollo: "Yo quiero ser hembrona, no barona". No, a doña Bibiana hay que hacerla al menos Marquesa de Matafeto, que es un título hermoso y eufónico, es decir, muy italiano. Si le redoblamos alguna consonante, puede pasar por bazofia para turistas en Roma: "Matafetti al pesto, Matafetti arrabiata". Podríamos meterla en la misma promoción que al Marqués de Paracuellos que acaba de ser nombrado hijo predilecto de Gijón, con el voto favorable de todos los partidos. El nombramiento es pura justicia si tenemos en cuenta que gracias a la obra lírica y musical del Sr. Carrillo, desde Manhattan a las Bárcenas Reales Gijón es palabra que se asocia al concepto de lo bello y de lo bueno, que habla de náyades ciclistas y evoca exquisitas alcachofas que saben a rosas, chorizo y miel. Hay ya sobre la mesa una propuesta para quitar el Asturias Patria Querida en Gijón durante las fiestas del Solsticio -ya no se atreve uno a decir que de Navidad- y sustituirlo por el Villancico de Carrillo, que tiene ese estribillo tan bonito: "Hay, Gijón, Gijón, Gijón, como me gusta tu turrón"...

La Gran Cruz lleva la imagen de la Purísima Concepción
No es ninguna noticia la alergia a la Cruz y a la Fe de unos tíos que dejan a los niños a la intemperie para castigarlos por objetar a las clases de Formación del Espíritu Irracional, o que dan el coñazo para quitar todos los crucifijos de los colegios, como si fueran de la Asociación Protectora de los Vampiros. Supongo que también pondrán en marcha un proyecto de ley para prohibir el ajo y las balas de plata. Si el símbolo cristiano por antonomasia les molesta tanto en las paredes, ¿a qué viene ponerse Grandes Cruces en la pechera? Resulta asombroso ver a nuestros cristoclastas poniéndose encima cruces e insignias con la Purísima Concepción. En efecto, la Gran Cruz, según el BOE correspondiente, incorpora (la negrita es mía):
"Como exergo, un óvalo en cuyo centro llevará la imagen de la Purísima Concepción en sus esmaltes y, a sus pies, la cifra de Carlos III, orlada de laurel, con el lema «VIRTUTI ET MERITO», sobre una cartela esmaltada en blanco, orlada de una franja de esmalte azul [...].
Lo de ponerle a la Abortera Mayor del Reino la medalla de la Purísima, ¿no os suena pelín blasfemo?

Blasfemias, cruces y estrellas
Según el DRAE, blasfemia es palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos. Por extensión del concepto se consideran blasfemas imágenes que pretendan un escarnio en el mismo sentido. Y digo yo, ¿hasta qué punto no resulta un escarnio utilizar cruces en el marco de órdenes civiles en nuestro Estado Guay? Los que desprecian a Cristo, ¿por qué no suprimen de una vez la cruz en las condecoraciones?
Que imiten a los soviéticos, que con indudable coherencia privilegiaron la estrella o la esfera sencilla en sus medallas y recompensas. Los soviéticos se inspiraron de la laica Francia donde aunque se conserva el grado de Gran Cruz en la Legión de Honor, se llaman cruces a lo que no son sino estrellas de cinco rayos dobles (art. R. 59 de su reglamento).

Catolicismo light
Ver a la Purísima Concepción sobre el pecho de Bibiana Aído resulta chocante, pero cosas más raras se han visto. A nuestro episcopado también le parece chanchipiruli que su Majestad Católica  firme decretos ley que suponen la muerte de miles de inocentes en la tripa de sus madres. ¿Qué pensaría de ello Balduino? Fijaros en si la Iglesia Católica es comprensiva con los abortistas que Tony Blair bajo cuyo poder fueron exterminados millones de personas en estado embrionario en Gran Bretaña, se nos ha convertido al catolicismo, y lo curioso es que los católicos no lo han echado a patadas sino recibido con gran entusiasmo y solemnidad, con palmas y ramos de olivo. A lo mejor algún día lo nombran Camarero Secreto de Su Santidad ("Tony, querido, traeme un bocata de camalares y una caña pero no se lo digas a nadie"); vete tú a saber... Después de ver a doña Bibiana con su medallita de la Inmaculada, ¿quién me dice que no acabará de Abadesa de las Huelgas? Ah, no, de las huelgas se ocupa Pepiño.

6 comentarios:

  1. Mi tocayo preferido;

    Una vez me contó un buen amigo, y catedrático sin cátedra de flamenco, que le habían presentado a la Viviana en cuestión en un festival en Cadiz, cuando nuestra heroína ejercía un puesto político–folclórico proporcionado por el partido.
    A la pregunta de qué le había parecido, me respondió lacónicamente hermético: "Bueno...si sigue con afición tal vez aprenderá algo"
    Naturalmente dejó en el aire si hacía referencia a su afición al arte flamenco o a su afición política. Al parecer más bien le han "prendido" algo en la pechera.
    Hablando de otra cosa...
    Mira luisín...tengamos la fiesta en paz en lo tocante a Gijón.
    Todo ciudadano medianamente culto sabe que Gijón es un lugar donde se encuentra la playa de Oviedo. A unos 28 Kms. Y respecto de tu apunte gastronómico, lo de las alcachofas aderezadas con miel y chorizo, me temo que una de dos, o Asturias ha entrado irrevesible y dramáticamente en el circuito de las menudencias imaginativas de Adriá o no debes fumar tantas sustancias prohibidas antes de comer.
    El asunto del turrón creo que se debe a la trifulca de los géneros propiciada por la miembra del gobierno. Me refiero al femenino de Gijón, que supondo que ella cree que es Gijona.
    Cuenta una historia de Xilimbra (personaje mítico asturiano), que cuando la camarera le preguntó si iba a comer, en vista que no había probado la bandeja de entremeses que le había puesto delante, el aldeano, sin levantar la vista de la bandeja le aclaró: "mira neña,si non me traes enseguida un platu pote, cómote el muestrariu".
    Como para llevarlo a Can Adriá.

    ResponderEliminar
  2. Luisín:

    Lo único que vas a conseguir con tu denuncia es que nuestro inefable gobierno quite a la Virgen de la condecoración, poniendo en su lugar la venerable efigie de Pablo Templos o mejor aún Pablo Lugaresdeculto (en vez del oprobioso Iglesias)
    Otrosí, y respecto a Blair: si las confesiones protestantes, especialmente la anglicana, aún perviven en Albión, es por este craso error de la Iglesia Católica al aceptar en su comunión a semejante individuo, que dice y escribe no arrepentirse de nada de lo que ha hecho, excepto tal vez de prohibir la caza del zorro, siendo ese el menor de sus pecados.
    Si lo excomulgan, como debieran, en Inglaterra habría más católicos por metro cuadrado que en el Vaticano.
    Algo tendrá la Iglesia, cuando consigue sobrevivir desde hace dos mil años a personajes semejantes.

    Pero Grullo

    ResponderEliminar
  3. Querido Luis:

    Lamento tener que discrepar respetuosa pero enérgicamente contigo.

    La condecoración, contra tu criterio, luce con honor en el pecho de Bibiana.

    En regímenes no tiránicos, la Justicia sustituyó a la Venganza. Eso lo sabemos desde las Euménides (Benévolas) de Esquilo, que sustituyeron a las Moiras (Venganza) en el Tribunal de Atenas (Areópago). Desde entonces, la justicia se ha ido perfeccionando, a lo largo de los milenios, salvo en tiranías y totalitarismos. Mucho se ha escrito al respecto. Pero nadie, absolutamente nadie, a lo largo de milenios, se ha preguntado que pasaría si en el Tribunal del Areópago, de Esquilo, (Tribunales de Justicia actuales) en un régimen democrático y de Derecho, se sustituye a las Euménides, por las Moiras dando un paso atrás de varios milenios, y solo respecto a ciertos colectivos.

    Gracias a Bibiana, lo vamos a saber. Ha inspirado un sistema de Justicia, contra la mitad de la humanidad, donde lo primero que ha de hacer un juez es sexar al justiciable, en Derecho de Familia y en sus consecuencias penales. Si eres miembra de la sociedad conyugal, estas protegida penálmente de modo formidable, hasta límites insospechados. Si eres miembro, cualquier vulneración de tu derecho, será sancionado con una sobria regañina, o poco mas. Solo la amenaza de una denuncia falsa donde te condenan sin testigos, hace ceder custodias, pensiones o viviendas a granel.

    El fenómeno Bibiana, aún no es visible porque los árboles no dejan ver el bosque. Pero cuando se evalúen las consecuencias de las injusticias generadas dolosa y temerariamente por ésta miembra y sus adláteres, se sabrá si ha producido un incremento notable de la violencia que llaman de género, por no existir salida razonable alguna a los casos concretos, y un drama en la educación de muchos hijos de separados, cuyas vidas se verán truncadas por haber sido usados como fuente de ingresos exclusivamente. Yo estoy convencido que ésto es así, pero no hay estudios. Esta situación, generará unas normas que podríamos llamar leyes antibibianas.

    Estas leyes antibibianas, serán la respuesta a una pregunta que nadie se ha hecho durante milenios, ni juristas, ni filósofos ni pensadores, porque es inimaginable y va contra natura: ¿Qué pasaría si la justicia se corrompe hasta generar un atropello arbitrario impuesto por el Estado, especialmente con los menores?. ¿Generará sumisión o violencia?¿la violencia será contra el Estado o contra quien causa injuria?.

    Coincidirás conmigo que haber provocado estas respuestas, bien merece la condecoración impuesta.

    ResponderEliminar
  4. P.D. Bibiana era el nombre de mi idealizada abuela paterna, que no conocí.

    ResponderEliminar
  5. SÍ .... ASÍ ES, MI QUERIDO DON LUIS .... ¿NO ENCONTRARON OTRA CONDECORACIÓN MEJOR PARA ESTA INDIVIDUA ...? LOS ROJOS SON ASÍIIIIIII SI PIFIAN POR ESTAR AL LADO DEL REY .... ODIAN LA CRUZ ...PERO NO LES IMPORTA COLGARSE LA MISMA .... SI RELUCE, DA BRILLO Y MAGNIFICA .... Y SI ES PENSIONADA .... NI TE CUENTO .... A ESTOS ROJERAS QUÉ MÁS LES DA .... ES COMO CUANDO DON PIO (BAROJA) IBA A INGRESAR EN LA R.A.L.E. .... ALGUIEN LE PREGUNTO: ¿Y USTED DON PIO, VA A JURAR O PROMETER ...? YO, LO QUE SE LLEVE ..... !!! PUES ESO ...!!!

    Mario Ruiz

    ResponderEliminar
  6. Querido Mario, me encanta la anécdota de don Pío. En atención a tus aquellos y estos tales, te concedo la Orden de la Amistad con brillantes.
    Saco de Sabiduría, te otorgo la Gran Medalla Fetén y Carpetovetónica (2da. categoría) de la Orden de la España Eterna, y dos placas de Turrón de Gijón -a base de mejillón-.
    Pero Grullo oceánico, te impondré yo mismo alrededor del cuello y con forma de soga el Gran Cordón de la Coña Marinera, de plata; si te portas bien ya veremos si cae la de oro.
    J.L. Me honro en darte el Toisón de la Argumentación, con hojas de roble.

    ResponderEliminar