Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 14 de marzo de 2011

España, paraíso de la pederastia

A los trece años, eres una niña o un niño. ¿O no?

A los trece años, hay quien es más inocente que una col. Cierto es que a esas edades hay ya jovencitas iniciadas en las refinadas tecnologías digitales y muchachos avezadísimos en el viejo arte de tornear madera, pero en el fondo sigues siendo un pedazo de requesón. La infancia y la primera juventud son un momento de máximo aprendizaje y la sexualidad es una materia nueva en la que poco a poco vas dando los primeros pasos, sin tener demasiada idea de nada. A los trece años tus padres, y tus maestros -si los padres están de acuerdo- pueden ir informándote de algunas cosas, con delicadeza y pudor. A un niño o una niña de trece años lo que no puedes hacerle, entiendo yo, es meterle mano o colarle un rabo.

Amalia de Sajonia
Cierto es que hace muchos años la gente no pensaba igual y hubo reyes y reinas que conocían varón o hembra a edades muy juveniles. Sin ir más lejos, publiqué hace años la traducción de la carta en que nuestro futuro Carlos III contaba su noche de bodas con Amalia de Sajona, deflorada por su real esposo cuando todavía no tenía el periodo,  siguiendo sin saberlo los futuros consejos de esos sapientísimos maestros islámicos de la vida y del amor que aconsejan casarse con niñas de nueve años porque dan mejor resultado en la cama. Pero ni somos un país islámico ni estamos en el siglo XVIII. ¿O sí?

Pederastia legalizada
En España la gente no quiere enterarse de que a sus hijos se los puede cepillar legalmente cualquier adulto. No hablo aquí de relaciones forzadas -que entran en el campo de los abusos y la violación, que todavía siguen penados- sino de relaciones consentidas.
La despenalización de las relaciones sexuales consentidas con niños y niñas de trece años se incluyó en esa monumental basura que es el Código Pederasta -también conocido como Código Penal- de 1995. Antes, para proteger a los niños existía una cautela, el delito de estupro. Daba igual el consentimiento de los jóvenes, si te tirabas a una niña de trece años, incurrías en un delito de estupro, y punto.  El delito de estupro nace de la reflexión sobre la naturaleza del consentimiento: ¿qué tipo de madurez tienes a los trece años para que puedas tomar una decisión libremente sobre tu propio cuerpo? En Francia, por comparar, la edad de consentimiento son los quince años. Y luego nuestros carcas opinan que los franceses somos unos salidos... Aquí en cambio somos pedófilos, pero eso sí, cristianos y de la pata del Cid.


Kim Manresa
Niñas prostitutas en Brasil

El "derecho" a la prostitución infantil
Al PP, que gobernó entre 1996 y 2004 le pareció tan estupenda esa ley del PSOE que naturalmente no la quitó ni la reformó -a pesar de que modificó el CP en 2003- porque suponemos que todos los pedófilos no son de izquierdas, también debe haberlos de derechas y hasta sacerdotes y monseñores y gente de buenas costumbres, fijateee.
Como dice Daniel Cohn Bendit, jefe del ecologismo europeo, un niño de tres o cuatro años tiene una sexualidad increíble, mira tú qué bien... Recuerdo haber leído hace años un artículo de un individuo hoy vinculado a Libertad Digital que defendía el derecho de las prostitutas infantiles a ganarse la vida...

Reforma frustrada en el nuevo Código Pederasta
En 2009 a raíz de los primeros estudios acerca de la posibilidad de reformar, una vez más, esa tela de Penélope que es el Código Penal, hubo, por una vez, decentes diputados que defendieron la posibilidad de volver a subir la edad de despenalización de las relaciones sexuales entre niños y adultos. Sus señorías aprobaron en 2009 una resolución instando al Z a que se elevara la edad del consentimiento legal.
La medida fue impulsada por el PNV, ese partido tan humano que tanto se preocupa por la suerte de los asesinos de ETA, pobres muchachos extraviados...
El Gobierno se limpió las postreras partes con la instancia congresual, actuando como suele, y el Código Pederasta siguíó y sigue como estaba. La reforma de 2010 no tocó el tema de la edad de consentimiento.También había cierta lógica en la actuación del Z y sus mariachiz, y es que si rebajaban la edad para que las niñas puedan trocear a sus hijos, sin el consentimiento de sus padres, ¿cómo iban a elevarla para que pudieran escribir la carta a la cigüeña?

Eso sí, tienes que esperar a tener 18 años para fumar o comprar alcohol en las tiendas. ¡Menos mal! ¡Hemos salvado la civilización occidental!

4 comentarios:

  1. Muy interesante mi querido tocayo.

    Resulta muy higiénico recurrir a la hemeroteca de vez en cuando, para comprobar, como ocurre en este caso, lo efimero de ciertos movimientos y lo futil y evanescente de las maravillosas teorías que a cada rato nos propone el lobby del progresismo mundial con su múltiples disfraces.

    Hoy sus componentes atisban el fantasma de la pederastia hasta en la más desinteresada sonrisa dedicada a un "niño", aunque "el niño" en cuestión se afeite ya el bigote. Mientras ayer, aunque ya no quieran acordarse, se retrataban en el espejo de los "graduados" y las "lolitas" y, como tú señalas en tu artículo, rebajaran la edad en la que no era falta o delito mantener relaciones con una adolescente.

    De parecida manera a como hoy se convierten en los más estrictos inquisidores del tabaquismo los que ayer preconizaban aquello de "al loro, y el que no esté colocado que se coloque" que decía el mejor alcalde de Madrid, al que Dios tenga en su gloria.

    Nos quedan por ver muchas cosas, mi querido tocayo. Que Dios nos dé vida para hacerlo.

    Un fuerte abrazo

    O Tocajinho (esta vez em espanhol)

    ResponderEliminar
  2. La María Amalia debía tener tendencia a los vicios, dicen que fumaba hasta pariendo y que el tabaquismo la condujo hasta la tumba. No sé, se dicen tantas cosas... Claro que si es su marido el que lo cuenta por escrito... Y oiga Don Luis ¿Conoce usted esa carta de Maria Luisa de Parma (nuera-nieta de María Amalia) que dice a Napoleón que ninguno de sus hijos es de su esposo Carlos IV? ¿Cree que Fernando VII era hijo de... Godoy, por ejemplo? Perdón por mi frivolidad, soy tan cotilla. Ya iré por la B. Nacional y te llamo para comer. Bs

    ResponderEliminar
  3. Hace días creo haber hojeado una noticia que hablaba del posible procesamiento del director de un festival de cine, por haber proyectado una película en dicho festival que contenía ciertas escenas susceptibles de haber violado algún artículo realtivo al delito de pederastia.

    Cada cierto tiempo los medios dan cuenta de una redada de tarados, realcionada siempre con redes cibernéticas intercambio de imagenes de niños.

    Por otra parte, conservo el recuerdo de una sensación incomprensible para mí, hace muuuuchos años, mezcla de vergüenza y de temor, cuando ante el escaparate de una librería de mi ciudad de origen, en la que solía quedarme extasiado a mís ocho o nueve años delante de las portadas de los libros expuestos, un sujeto trató de toquetearme. Me fuí alejando de él sin atreverme ni siquiera a mirarle, y aquel sentimiento de incompresión se quedó trabado en mi memoria durante el resto de mi vida.

    Más tarde, cuando la droga de la camaradería proporciona el último refugio ante el peligro inminente de asumir la responsabilidad ineludible de la propia fealdad, la obscenidad, el lenguaje regimental y le subasta de barbaridades imaginadas, que suplantan a esa presentida madurez que da tanto miedo, hacen aparecer expresiones cuyo origen es imposible detectar pero que hacen referencia a preferencias sexuales, dentro de una fabulada experiencia, en las que delante de los colegas, insinuar las excelencias de la edad cuanto mas tierna mejor de una supuesta conquista, prefigura, en mi opinión, una obsesión mítica que acompañará definitivamente a algunos de esos niños, los cuales, al eternizar esa inmadurez, acabarán convirtiéndose en unos tarados irrecuperables.

    Como esa patología está constituída por diversos niveles de gravedad, me pregunto si los promotores de ese tipo de leyes no estarán afectados por alguno de ellos.

    ResponderEliminar
  4. Lo que está pasando en occidente es bastante grave. Se está hipersexualizando de una manera a los niños (niñas sobre todo) impresionante y vete tú a saber con qué objetivo (¿consumismo de productos de adultos desde cada vez más joven?). Ahi esá el caso de Chloë Moretz en Kick Ass por ejemplo. Representa que tiene 11 años (en la vida real tenia 13) y va vestida de colegiala al estilo de las actrices porno. Pero es que va tan caracterizada de niña que parece que tiene 8. Le envian tuits a esta chica desde que tiene 13 años, subidisimos de tono.

    He aqui un documento interesante para denunciar la sexualización infantil (es de la APA, asociación psiquiátrica americana)=>

    http://www.apa.org/pi/women/programs/girls/report-full.pdf


    ResponderEliminar