Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 11 de agosto de 2014

La familia es un dios amable

Hay quien ve a Dios en la Naturaleza. Pero a mí la Naturaleza me da miedo. Cuando veo a un babuino comerse viva una cría de impala, me digo que mi Dios no se parece a la Naturaleza. Ni de coña. La Naturaleza es un dios indiferente al dolor o al amor...
Lo más parecido a mi Dios es la familia. La familia que quiere, rodea, perdona, apoya, se ríe, juega, regaña y abraza. Por eso es mal asunto llevarse mal con la familia; es como si Dios se volviera malo...
Hace unos días vi en una playa una perfecta exposición de lo que es la familia.
Vi muchos papás y mamás que cogían en brazos o de la mano a niños muy, muy, muy pequeños, asustados o encantados descubriendo las olas. Para algunos de esos chiquitos, sería el primer día de playa de su vida...Con su pañalón, su palita y su gorrito, supongo que entienden que Mamá es lo más parecido a Dios que tendrán en su vida, y que Papá es algo así como un sub-Dios o un dios con minúsculas, pero importante, oiga.
Vi también señoras y señores muy, muy, muy mayores, verdaderos dinosaurios, monumentos a la arruga, a los que sus hijos o nietos acompañaban dentro del agua, cogiéndolos de los brazos. Nadan bien pero hace años ya que tienen el equilibrio fumigado por los achaques y no pueden meterse solos dentro, lo difícil para ellos es entrar y salir del agua con la arena que se escapa bajo los pies...
Me pareció admirable. Redondo. Perfecto. Los niños pequeños lloran; la gente mayor refunfuña, todo el mundo se queja pero también se ríe. La familia es un Dios amable, como una película española con Alberto Closas y José Luis López Vázquez...

1 comentario:

  1. A pesar de mi incondicional admiración hacia su persona el milagro de la coincidencia de pensamiento es una pura quimera, para mi las familias son un espanto, un manantial de bondad, afecto y espontaneidad, se supone que ese es le papel de la familia. Un refugio de seguridad en un mundo público cada vez más dominado por los mecanismos impersonales del mercado. La vida de familia, idealizada, magnificada, refugio de la autenticidad, que según nos dicen facilita la libre expresión de la “ personalidad “ , es obviamente una imagen de postal que no tiene nada que ver con la realidad. De hecho, la familia moderna es una cárcel replegada sobre si misma y centrada en el NIÑO. La familia son las discusiones junto al árbol de la Navidad, los terribles “momentos de sinceridad” con la suegra (a la que nadie ha preguntado nada), los odios enquistados a lo largo de generaciones, los secretos “vergonzosos” que nadie se atreve a evocar pero que pesan sobre todos. La mayoría de homicidios y actos de pedofilia tienen lugar en el marco familiar , cosa que como mínimo deberían hacernos reflexionar.

    Toda la familia es un inextricable nido de víboras.
    Neurosis y psicosis, relaciones hijos –padres, muy difícil, no se trata solo de amor, sino también de odio, resentimiento y celos, sentimientos de los que nadie habla, porque no “está bien”. Sin embargo ahí están , no hace falta ir muy lejos para encontrarlos. En este punto , el psicoanálisis se ha mostrado especialmente lúcido y necesario. Freud explicó que el niño quiere matar al padre para acostarse con la madre , una idea-trauma de lo más tierna y amable, enunciada por Winniscott , en las diecisiete razones que tiene una madre para detestar a su bebé, es una interferencia para su cuerpo, es una interferencia en su vida privada, le trata como una nulidad con pechos que le obliga a seguir su ley, la frustra….Estoy lejos de un concepto edulcorado de la maternidad, si decides tener hijos tienes que enfrentarte a estas ambivalencias. Muchos preferimos reprimirlas, y puede que sea aquí donde se encuentra el secreto de la paternidad y la maternidad feliz, ¿ Ganan algo los hijos en este caso? No está claro, ya que en algún momento u otro del árbol genealógico, alguien tiene que pagar la factura por todos .


    ResponderEliminar