Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 24 de octubre de 2016

Breve elogio de la democracia

Foto: ABC
Últimamente oigo de personas extraviadas críticas no meditadas a las instituciones democráticas, basándose en la mediocridad de los candidatos, y te ponen como ejemplo las elecciones francesas, las americanas o las españolas. Yo creo que, al contrario, ante el problema real de la mediocridad del gobernante, la democracia siempre resulta la solución más brillante y práctica para decidir quién manda, quién no manda, y quién deja de mandar.
Siempre me parecerá maravilloso que quienes no somos importantes, la gente corriente, podamos cambiar gobiernos por medio de nuestro voto. ¡Qué poder extraordinario! Durante un periodo de nuestra vida mandan unas personas sobre nuestra ciudad, nuestro país, nuestro continente; y al día siguiente de unas elecciones, resulta que mandan otros o que mandan los mismos, si lo han hecho bien o no hay mejor alternativa. ¿No os fascina la idea de que el voto de una monjita puede ser más poderoso que los tanques de la Brunete?
Cuando era más joven era muy demócrata. Pensaba que la gente tenemos derecho a votar por quien merece nuestra confianza. Ahora soy todavía más demócrata, porque tengo más experiencia y pienso que lo más importante en política no estriba tanto en poder poner como en poder quitar; en privar del poder a quien no ha merecido nuestra confianza.
En breve los ciudadanos de EE.UU. votarán entre la candidata menos querida y el candidato más odiado de la historia de las elecciones de esa gran nación. Cualquiera que sea el resultado, sabemos que quien resulte elegido no durará más de ocho años en el cargo, y quizá sólo cuatro si no sale reelegido.
En cambio en Cuba los hermanos Castro llevan 57 años en el poder, y en Corea del Norte la dinastía comunista de los Kim lleva 68 años al mando, sin que los cubanos o los coreanos puedan hacer nada al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario