Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 23 de marzo de 2012

El próximo atentado

Me gustaría que este caótico blog sólo brindara entradas alegres, cachondas o pornográficas. Por desgracia, hay que hablar de temas medianamente actuales -es decir, siniestros- y tratar de decir algo distinto a lo que publican los demás. Pensad que el único objetivo que puede perseguir un blog con pocos pero escogidos lectores es el de tratar de ser original en un mundo gobernado por el refrito.
Así que me permitiréis que dedique unas palabras nada festivas al asesino de Toulouse de cuyo nombre no quiero acordarme que se ha llevado por delante las vidas de siete personas. Primero asesinó a tres militares franceses, y luego mató a un profesor de religión judía del liceo Ozar Hatorah, a dos hijos suyos de 3 y 6 añitos y a otro niño de 10 años.

Matar para ser famoso
Los medios y la cosa política siguen cometiendo el gravísimo error de buscar o dar significado a los actos de un miserable despojo convirtiendo a alguien malvado y mediocre en figura internacional; lo comentamos aquí cuando la matanza de Oslo. No debieran preocuparnos los motivos de los criminales, que sólo buscan fama, matando, porque son incapaces de encontrarla de otra forma. Ya Eróstrato y Pausanias quisieron alcanzar la inmortalidad recurriendo al asesinato. Me interesa más conocer la vida de las víctimas que tener detalles sobre sus verdugos. Además la vida de los asesinos suele ser siempre el mismo coñazo: un pichafloja sin trabajo, sin pasado y sin futuro que se refugia en odiar a quién sea para darse una apariencia de algo cuando en realidad no es nada ni nadie.

Hijoputas con Causa S.L.
Cuando la matanza de Oslo resultó que el asesino era rubio, ultraderechista y masón. Sin embargo había gente que buscaba -que necesitaba casi- un asesino moro y supongo que debían rezarle a Thor y a Odín: "Porfa, dioses y protectores de la raza aria, ¡que el asesino sea moro!"
Ahora ha pasado al revés, muchos querían un asesino ario y votante de Marine Lepen y resulta que era moro salafista, y se les aguó la fiesta. ¡Vaya por Dios! ¡Nunca llueve sangre a gusto de todos!
Si el tema no fuera tan serio, reconoceríamos que existe una demanda de atentados. Luego podríamos plantearnos la posibilidad de una oferta y quizá pudiera ser viable económicamente, -aunque inviable penalmente- constituir la empresa de Hijoputas con Causa S.L. que ofrecería un servicio de Atentados a la Carta. Vd. nos dice cuándo quiere el atentado, qué victimas y qué tipo de culpable quiere -perfil étnico, religioso, preferencias- y se lo montamos... Con la cantidad de sanguinarios chiflados que hay en el mundo, hambrientos de fama y de castigar a la Humanidad por ser ellos un proyecto de Nada, no tendríamos ningún problema. Seleccionas al tarado, le proporcionas las armas,  le fijas el objetivo -adultos o niños, policías, militares o civiles, gente que toma el tren en Atocha, suníes, chiíes, kurdos, turcos, rusos, chechenos, tamiles, maoistas, abertzales, lo que sea y los que sean- y ya tienes portada en medio mundo garantizada. Una publicidad negativa perfecta y baratísima.

La Propiedad Intelectual de los Atentados
El mayor problema de un terrorista no es el de matar a nadie sino el de evitar que le pillen y por lo tanto el momento más delicado del proceso es el de la reivindicación.  En general los terroristas quieren el reconocimiento de su autoría pero no están dispuestos a proporcionarte las pruebas que lleven a su inculpación. Y también tiene el terrorista que tener cuidado con el medio que utiliza para hacer su reivindicación, que los teléfonos están vigilados y los satélites Big Brother son unos insaciables mirones...
En ese sentido, parece necesario un Registro de Atentados para que los autores puedan reivindicarlo en tiempo y forma, sin que les privemos de su autoría intelectual. Que hay mucho farsante que reclama como suya la labor de otros. No hay nada más ridículo ni en el fondo más siniestro que esa discusión sempiterna sobre el origen de un atentado. ¿Quién puso la bomba? ¿Qué se proponía? Luego viene el Grupo Islámico de Amigos del Cerdo o el Frente del Orgullo Vasco o cualquier otra pandilla de perversos subnormales a reivindicar su gran fazaña: "'¡esos muertos son nuestros y no los compartiremos!" Ah, ¿y cómo lo sabemos? No hay un registro, no hay un fedatario que redacte el pertinente documento que permita demostrar quién realmente tuvo la primacía del atentado o de la matanza... Durante años, en España, el Registro de la Propiedad Intelectual etarra era el diario Egin. Si el Gobierno quería saber quién había matado a un señor o a un chiquillo, le preguntaba a Egin: ¿es cosa de la ETA? Y los de Egin, castálida fuente de la Verdad, por lo visto, decían que sí y el Gobierno tragaba.

¿Hemos aprendido algo?
Hace dos semanas era el octavo aniversario del 11-M, me acordé de la pobrecita Marion; me pregunté si hemos aprendido algo desde entonces. ¿Ha cambiado algo en España, en la actitud de los medios, de la opinión pública y de los partidos que permita esperar que algo así no volverá a suceder? Me estremecería llegar a la conclusión de que todo sigue igual.
El de Toulouse es el penúltimo atentado. Mañana seguirá habiendo más muertos y más noticias en prime time, y más negocio mediático convirtiendo asesinos en figuras internacionales. Y no aprendemos.

4 comentarios:

  1. Matar está bien visto para demasiados colectivos.

    Javier Ångel, el Ångel Xterminador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, don J-A. Es la cultura de la muerte que viene del mundo antiguo, precristiano y que renació con fuerza con el romanticismo alemán. Algún día hablaré del culto a la muerte, a la Kalí moderna.

      Eliminar
  2. Mi admirado Luís
    Este terrible atentado no es el último, habrá más ¿pero donde? ¿de que ideología?....
    Realmente, no entiendo que mueve a esta gente a matar así, matan por razones diversas: xenofobia, religión, ya que a los musulmanes les espera un Paraíso con 70 huríes y ríos de leche y miel, a los etarras les espera el Txacolí y pimientos con bacalao.
    Sobre el ser famosos, pues me parece difícil, ya que la mayoría se auto-suicidan así mismos, con lo que ya no pueden salir en TV contando sus hazañas.
    La publicidad, me parece bien, aunque sin pasarse,no machaconamente, solo dar la noticia del suceso, pienso que tenemos que saber que ocurre fuera de nuestra burbuja, y por supuesto dar nombres, apellidos y donde viven, nada de iniciales, esto ocurre mucho aquí en nuestro país sobre pederastas, violadores o maltratadores, que todos se enteren que su jefe, o vecino, o...es un repugnante y que se señale a la familia con el "mira, mira, ese es el papá o la mamá o el hermano de...".
    En este último caso han detenido al hermano and compi, pero la mamá quedo libre.
    Mire Vd. yo no me creo que haya familias que no sepan el monstruo que tienen en casa.
    Bien mi amigo
    Un fuerte abrazo
    Mª Jesús

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me parece que al no investigar lo sucedido, hemos dejado todo intacto para el próximo atentado.

    ResponderEliminar