Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

martes, 14 de agosto de 2012

Freedom for Carromero (III)

Tras tres semanas de cautiverio, nadie nos
informa del estado de Ángel Carromero

El secuestro de Carromero por la tiranía cubana ha dejado de ser noticia. Salvo para su familia y sus amigos, apenas existe ya Ángel Carromero, varado en la niebla eterna de la dictadura comunista que lleva medio siglo malogrando el destino de millones de cubanos.
Quiero volver a la carga con el tema, al que he dedicado ya dos entradas, (aquí y aquí) porque no me apetece que nadie se olvide de Ángel Carromero en su lóbrega mazmorra. Y es que, contrariamente a lo que puedan pensar los partidarios de la discreción, como el Sr. García Margallo, creo sinceramente que el día en que la tiranía comunista piense que Carromero no vale nada ni siquiera como moneda de cambio, y que su existencia es prescindible, entonces su vida correrá más peligro que nunca. Quizá me equivoque, pero prefiero pasarme de prudente a asumir riesgos en cabeza ajena.

Carromero está en la cárcel
Su propio partido, las organizaciones supuestamente humanitarias y la diplomacia española no tienen aparentemente prisa por liberar a Ángel Carromero. Quizá es que ha dejado de ser noticia, ya no interesa: es una anécdota más. Por no hablar del silencio de los colegios de abogados, que al conocer las condiciones procesales de total indefensión y virtual secuestro al que está sometido el ciudadano español, no han tenido la gallardía de emitir el más pequeño comunicado.
Esta noche me levanté un par de veces y me fui a beber un vaso de agua helada de la que tengo en la nevera. Tenía sed. Mientras me refrescaba, recordé que Ángel Carromero no puede realizar esos sencillos gestos en su celda. Recordé que no puede pasear por el Retiro ni callejear por su distrito de Salamanca, ni entrar en una tienda, no puede elegir qué hacer con sus horas y con su vida. Otros ya han tomado decisiones por él. Está en una celda. Está encerrado. Hora tras hora. Día tras día. ¿Qué pensará? ¿Rezará? ¿Se desesperará? ¿Qué haces cuando tu vida no es tuya, cuando  otros deciden a qué hora comes y a qué hora descomes, cuándo duermes y cuándo te levantas?
¿Estará solo o acompañado en su minúscula mazmorra? ¿Lo sacarán a paseo, lo torturarán, le pondrán drogas? No lo sabemos. No sabemos nada. Carlos Herrera entrevistó hace unos días a un periodista español que fue huésped de las cárceles cubanas (puede oírse aquí) y se te pone el pelo como escarpias al imaginar lo que debe estar pasando Ángel Carromero. Su abogado, ¿ha llegado a verlo físicamente? ¿Le consta a la Embajada española que el español sigue vivo? ¿Tienen alguna prueba de ello? Preguntas sin respuesta. Ángel Carromero ya no es noticia.

Carroñeros contra Carromero
De hecho, si buscas noticias sobre Carromero en "google news" sólo te encuentras basura de esos abyectos plumillas que siempre estarán dispuestos a burlarse de las víctimas, que los verdugos son poderosos y no se dejan. Esos repulsivos proyectos de inframierda me recuerdan a los gallitos de pueblo que con ocasión de algún festejo taurino no se acercan al astado mientras sigue de pie, pero cuando el pobre bicho dobla y cae para morir, se precipitan para coserlo a puñaladas. Ya no es peligroso, no puede embestir, está en las últimas, pero todavía puede sufrir, ¡así que le hundimos un cuchillo en el lomo! ¡Valientes que semos!
Hace falta ser algo menos que una rata comeliendres para burlarte de quien está en la cárcel de Castro, de quien sufre un verdadero secuestro oficial. Los más cobardes, los más ruines, los más mezquinos se han unido para desacreditar a Carromero. Fisgan sus cuentas fiscales, sus multas de tráfico, sus cuestiones con Hacienda y en breve revelarán que de niño en el colegio se comía las tizas y se metía el dedo en la nariz. ¡Hacen méritos! Esa triste canalla eran los mismos que bajo Hitler denunciaban al vecino judío a cambio de una palmadita en la mejilla. ¡Bien, Otto! ¡Has sido un buen ario! ¡El Führer está orgulloso de ti! A todos los que os burláis de una víctima de Fidel encarcelada, a todos los que contribuís a difundir información negativa sobre un hombre secuestrado y torturado por el castrismo, os dedico mi más solemne corte de mangas: que os den, basura sois y basura seréis, y de la basura viviréis, infelices coprófagos, hasta el final de vuestros lamentables días.

Un partido sin futuro
Hablando de basura, basurillas y desperdicios varios, quisiera insistir sobre una reflexión que ya he realizado en entradas anteriores: si hubiese alguna duda de que el Pepé debe prescindir de esa lamentable realidad llamada Nuevas (d) Generaciones sin duda  es la actitud de total desinterés que han manifestado los lobeznos de hojalata peposos por su compañero, y en particular los de Madrid. Los mimosines de NN.GG. recuerdan a Platero, son pequeños, peludos, suaves; tan blandos por fuera, que se dirían todos de algodón, que no llevan huesos... La dictadura cubata secuestra a uno de los suyos, su Vicepresidente regional para más señas. ¿Y qué hacen? Absolutamente nada. No hay ni una pequeña pancarta delante de la Embajada o la oficina de turismo de Castrolandia. Así que mientras ellos disfrutan de merecidas vacaciones en la playa o la montaña, su compañero Carromero puede pudrirse tres semanas más en la cárcel o tres meses, o tres años, o tres lustros: a ellos les da lo mismo.

Algunos se están portando bien
Afortunadamente en España cuando lo oficial hace aguas -en todos los sentidos que se le quiera dar a la expresión- la España independiente que representan con dignidad algunos medios y periodistas saca a relucir su hombría. Algunos se están portando estupendamente. Me he enterado de grandes intervenciones y artículos de Amando de Miguel (ver aquí), o el ya citado Carlos Herrera.  Hermann Tertsch, twitea su indignación. Me dicen que hay más: las redacciones de La Razón, ABC, Intereconomía y Onda Cero no han abandonado a Carromero. De otros,  mejor ni hablar...

1 comentario:

  1. Gracias, Luis.
    Hay que volver a recordarselo a sus compañeros de partido... Si no fuera por ti y algunos más como tú... ¡Qué pena! Ni siquiera los que "se dicen" compañeros... ¡¡¡Aj!!!
    Gracias, muchas gracias.
    Una funcionaria,
    Sterling

    ResponderEliminar