Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

domingo, 11 de enero de 2015

Crónica de una manifa francesa en Madrid

Ayer recibí la convocatoria de una manifa que se iba a celebrar hoy a las doce en la Puerta del Sol. La convocaban unos chavales, en solidaridad con las víctimas de los atentados de Francia.
Cuando llegué -un par de minutos tarde- había doscientas o trescientas personas en silencio. Unos levantaban lápices, otros cartelitos de "Je suis Charlie" o "Soy Charlie" en solidaridad con los dibujantes y personal de Charlie Hebdo asesinados. 
A mí Charlie Hebdo me parecía vomitivo, siempre estaban metiéndose con los católicos, el Papa o Monseñor Vingt-Trois, o con el mismísimo Jesucristo. Pero claro está,  yo limitaba mi anticharlihebdoísmo a no comprar la revista que es lo que hacemos todos cuando no nos gusta una revista. De hecho, el Papa y monseñor Vingt-Trois han condenado el atentado, que es una agresión contra nuestras libertades, la libertad de prensa y de expresión.
Hoy día como todo el mundo tiene un peaso cámara que pa que te quiero contar en el móvil, todo el mundo hacía fotos de todo el mundo. Sobre la fuente de Sol unos señores, no sé si periodistas o convocantes nos hacían fotos a los manifestantes. Y muchos manifestantes hacían selfis o tomaban fotos de los que nos tomaban fotos.
Yo venía con unas ganas locas de cantar la Marsellesa, como en Casablanca, que queréis que os diga... Pero cantarla solo no me apetecía.
Al cabo de quince minutos se rompió la opresión del silencio. Empezaron a hablar los jovencitos que habían convocado el acto. Quizá hubiera sido mejor que hablaran en francés, porque el español no era lo suyo. Primero habló un tío llamado Benjamín -a éste se le entendía- que nos reprochó ser pocos. Benjamín es joven y no debe tener mucha experiencia en la vida, eso es algo que nunca haces en una reunión. Aunque vengan sólo el calvo, el cojo y el de la guitarra, tienes que decir "Gracias por haber venido y por ser tan numerosos, bla, bla". Son técnicas; ya aprenderá Benjamín... Luego habló una chiquita que se emocionó y nos contagió su emoción. En un momento dado no podía hablar así que aplaudimos para animarla. Bien. Luego hablaron otros dos -uno de ellos llamado Louis- que la verdad necesitan mejorar su expresión en español pero quizá cultiven el acento extranjero para ligar, no sé, yesui fransé olalálamur porqueyolovalgo. Finalmente habló gente de otro nivel, empezando por un representante de los judíos españoles, Raphael Benatar, que recordó que en Francia hay gentuza antisemita, dijo lo que había que decir,  recordando a los cuatro judíos asesinados cuando iban a comprar al supermercado kosher y recordó la famosa frase que no es de Voltaire pero todos le atribuyen de "no me gusta lo que Vd. dice pero lucharé hasta la muerte para que tenga el derecho de decirlo". Benatar se expresa igual de bien en francés y en español e hizo un alegato de amor a Francia y recordó a las cuatro víctimas judías asesinadas que iban a comprar al supermercado kosher para preparar el sábado. Luego una señora llamada Isabel habló de lo mucho que debe a Francia por su educación, etc. Eché de menos un representante de la comunidad musulmana. Más tarde me enteré de que los musulmanes, en Madrid, habían convocado su propio acto en Atocha. Hoy tenían la ocasión de sumarse en lugar de autorestarse del conjunto. Nadie se acordó de invitar a un representante de los católicos, víctimas de Charlie Hebdo pero que no han matado a ningún dibujante.
Lo mejor de todo es que tras una consul de Francia habló un señor que no me enteré de quién es que nos hizo cantar la Marsellesa. ¡Por fin! Y yo a voces, con mi aux armes citoyens formez vos bataillons, ¡me encantó!

No hay comentarios:

Publicar un comentario