Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

miércoles, 20 de junio de 2012

Si no tengo amor

La verdad es que muchos textos de San Pablo me chirrían bastante: su visión de la mujer, de la sexualidad, y de muchas otras cosas es la de un judío del siglo I, vamos que si se pasea por la Gran Vía hoy mismo le da un telele que para qué te quiero contar...
Sin embargo, hay que reconocerle que tiene un discurso sobre el amor -o caridad, son sinónimos exactos- difícilmente superable.
Me limito a transcribir el texto de la biblia on-line que tienen en Internet los padres Jesuitas. Primer carta a los Corintios, 13:

"Aunque hable todas las lenguas humanas y angélicas, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo estruendoso. Aunque posea el don de profecía y conozca los misterios todos y la ciencia entera, aunque tenga una fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque reparta todos mis bienes y entregue mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es paciente, es amable, no es envidioso ni fanfarrón, no es orgulloso ni destemplado, no busca su interés, no se irrita, no apunta las ofensas, no se alegra de la injusticia, se alegra de la verdad. Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca acabará [...]

¡El amor nunca acabará!  Eso creía San Pablo, hombre de mucha fe. Quien pudiese convencerse de ello. Y es verdad que hay amores que no caducan:  el de una madre por su hijo, por ejemplo.
Y si el amor acaba, ¿acaso no era amor? Entonces, ¿qué era? Y si el amor de dos lo acaba uno, ¿tiene el otro que renunciar a su amor? Por su bien le conviene, pero, ¿y si no puede?
De verdad, ¿es cierto o es mentira que pueda uno decidir, planificar y ordenar sus sentimientos como quien decide que a partir de hoy cambia el azúcar por la sacarina? Pero amar sin esperanza a quien no te ama o no te amó nunca, ¿de verdad es amor o es una obsesión?
En cualquier caso si Pablo de Tarso no se equivocaba, si el amor es de verdad paciente, y amable, si es generoso, no puede exigir que le correspondan, no puede protestar, no debe quejarse. Algunos silencios también son una forma de amor. El amor auténtico es discreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario