Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

jueves, 10 de noviembre de 2016

Un blog sobre cine: entrevista a José Luis Panero

En la entrada anterior, Blogs, blogueros y bloguismo, hablábamos de los blogs, de si han muerto o si todavía tienen vida por delante. Y dábamos ejemplos de blogs especializados con un amplio abanico de lectores. Tal es el caso del blog Palomitas de maíz que sobre cine mantiene el periodista, crítico y actor José Luis Panero en Cope.es y que recibe miles de visitas mensuales.

LEB -Tengo la impresión de que los blogs han muerto, que hay miles de millones de blogs y nadie los lee, o muy poca gente. ¿Comparte esa impresión o piensa Vd. que todavía tienen los blogs mucha vida por delante?

José Luis Panero
JLP -Si los blogs han muerto... ¡Soy el superviviente! Soy el Tom Hanks de El náufrago o el Leonardo DiCaprio de Renacido... No, los blogs no han muerto. Usted tiene esa impresión porque la sociedad tiende a minimizarlo todo, a reducirlo a la mínima esencia, a quitarle importancia, quiero decir. Es cierto que hay mucho de todo pero sin alma ni esencia. Pero eso no ha sucedido, al menos con el cine, donde todavía existe la calidad. Al verdadero aficionado al cine le gusta ir al cine, le gusta leer sobre cine, le gusta opinar sobre cine. ¿Y qué mejor entretenimiento que leer de cine en un blog donde a menudo escriben especialistas y en un espacio no excesivamente amplio?
Por otra parte un blog ofrece siempre la ventaja de la brevedad. En un mundo acelerado todos agradecemos textos más concisos. Así que creo que los blogs no son el pasado, son el futuro, tienen mucho más de futuro que de presente, son una plataforma única para dar a conocer la idea. No me gusta que los den por amortizados.

-Escribir sobre Cine en España es una tradición intelectual cultivada por las más importantes figuras de nuestro pensamiento, como Ortega y Gasset y Julián Marías. ¿Sigue el público leyendo artículos que no sólo críticas de cine?
-Claro que se sigue haciendo, pero mucho menos. Aunque la sociedad actual con su sobreabundancia informativa no deje mucho tiempo libre para leer artículos de fondo, lo cierto es que las críticas y los artículos sobre cine ofrecen una lectura mucho más atractiva y refrescante.

-Las películas a veces envejecen y en cambio los artículos sobre esas mismas películas mantienen su actualidad. Vd., entre otras cosas, hace críticas, ¿dice qué películas recomienda y cuáles no o prefiere limitarse a recomendar las que le gustan y no hablar de las demás?
-En mis críticas de cine entra todo. Me gusta ser claro y no tener pelos en la lengua. Si algo no me gusta lo digo y que se conozca, y si algo me gusta lo digo para que se conozca también. Es decir que recomiendo conocer tanto una cosa como otra. Si no, ¿dónde quedaría la objetividad?

-Vd. no hace sólo críticas de películas, también se ha pasado media vida escribiendo sobre el cine en sus distintas facetas. ¿Qué libro le gustaría escribir sobre Cine?
-Efectivamente, no sólo hago críticas de películas, intento recordar qué ocurre en el ambiente social del momento. Y he ahí lo que diferencia mi blog de otros que sólo se limitan a diseccionar películas. Y en cuanto a escribir libros, ¡uff! ¡No sería uno sólo! Me gustaría hablar de los besos y las bofetadas en el cine. De lo que son y de lo que significan, y no de modo literal. Si se da cuenta, de eso va siempre el cine, de amores y desamores. También me gustaría encontrar un híbrido entre los estupendos monográficos de cine que editaba Garci, ya sabe, en la revista Nikel Odeon y los espléndidos trabajos de otra gran revista, Dirigido Por. Aún hay mucho, muchísimo que decir… No proliferarían tantas publicaciones de cine, muy distintas en su forma y fondo, si no ofrecieran algo nuevo o renovado. Desde luego lo que yo propongo no lo he visto nunca.

-¿Cree Vd. que el Cine tiene más futuro que pasado?
Como empresa, el Cine está reduciendo costes a marchas agigantadas. No porque no haya dinero, sino porque desde la Revolución Industrial buscamos la máxima disponibilidad y simplificación de cualquier producto. Vivimos tan acelerados que apenas soportamos la cola en la taquilla, preferimos comprar entradas por teléfono, un cajero automático o directamente por internet, que además las proporciona rebajadas. Tenga en cuenta también que el Cine apenas ha empezado, ¡si nació en 1895! Otra cosa es su viabilidad futura, tal y como lo conocemos, puesto que ahora se facilita su encuentro con el gran público en casa, bien sea a través de las plataformas de pago recientes, bien sea gracias a los más modernos diseños de Home Cinema. Pero nada de ello va a suplir la espectacularidad del cine clásico o del cine que se expresa exclusivamente con efectos especiales, con las nuevas y carísimas cámaras en 3D que ofrecen nuevos puntos de vista al espectador al poder colocar la cámara en cualquier lugar. Un visionario como George Lucas advirtió todas esas posibilidades nuevas para su Star Wars, que está viviendo más allá de la clásica trilogía… Y no es lo mismo ver cualquiera de esas películas en el Home Cinema de casa que en el cine. Otra cosa es examinar al Cine por su aspecto social. A menudo, cuando salimos al cine no quedamos sólo en ver la película, tenemos otros planes...

Panero en
"Prohibido suicidarse en primavera"
-Sí, muchos amores han empezado con un café y un cine… ¿Y qué piensa Vd. del Cine español? ¿Sobrevivirá a la politización?
¡Tengo una historia de amor y odio con el cine español! Por un lado me parece que hay muy buenas películas, y no sólo firmadas por los grandes directores españoles que todos conocemos y reconocemos. Otra cosa es lo españolas que puedan llegar a ser algunas, como Los otros, con más presencia de personal extranjero, que a lo mejor es más eficaz que el equipo español. Pero eso ya no hay quien lo cambie. No digamos ya con las coproducciones internacionales en que cada país participante puede decir que la película es suya, de algún modo…
Por otro lado están las películas cutres patrias que dan dinero, como la saga torrentera y otras paridas sobre treinteañeros en presunta crisis  que parten de unas premisas rocambolescas. Ese tipo de cine de estereotipos, si nos fijamos en las taquillas, está triunfando, pero a mi juicio no nos aporta nada a quienes buscamos cine con un poquito más de nivel. De ahí que se oiga tanto eso de “si es cine español no lo veo”. No es justo. Particularmente me gusta mucho el cine de Gracia Querejeta.
En cuanto a la politización... Podría extenderme mucho al respecto pero permítame ser optimista: el Cine español ha demostrado una gran capacidad de supervivencia y adaptación. A quien le han cerrado las puertas aquí, se las han abierto fuera.

Panero en "El sermón de la montaña"
Vd. ha cosechado el premio nacional de teatro UNIR al mejor protagonista por su encarnación de don Dionisio en Tres Sombreros de Copa. A su juicio, ¿hay buenos actores en España?
-Claro que los hay, pero tanto en el cine como en la televisión están infravalorados, porque no sacan lo mejor de ellos. Cuando hay madera, al buen actor se le valora sobre el escenario de un teatro. La mayoría ha estudiado en escuelas de prestigio. Otra cosa es que los hayan encasillado, que es otro problema para el cine. Y es que a menudo siempre se ve a los mismos actores reciclados en series de televisión, que dan mucho dinero, pero no se les ve en los teatros. Los grandes intérpretes combinan el cine con el teatro y la tele, siempre que haya hueco para todos. Para mí, el referente es Luis Merlo. Cuando le vi actuar en 1992 haciendo Tres Sombreros de Copa supe que algún día quería hacer esa obra de teatro. Hace pocas semanas se lo hice saber cuando le entrevisté por su trabajo teatral en El test. Desde luego, mi primer encuentro con él ha merecido mucho la pena. Tanto por la espera como por su calidad humana.

-Qué festival le gusta más y por qué.
Aunque suenen a redicho, el de San Sebastián y el de Málaga. Digamos que son los que más difusión tienen, donde acude lo más granado y donde se van adivinando las tendencias que se suelen materializar en los Premios Goya. Ahora que coincido con lo que me dijo el director argentino Marcelo Piñeyro, una de las veces que le entrevisté: “el peor lugar para ver cine es un festival”. ¡Hasta 7 películas al día! No hay mente que lo soporte.

-Otro día le pregunto qué directores y películas prefiere, cuando su blog cumpla diez años, por ejemplo.
-Es que daría para cien entrevistas…¡Le tomo la palabra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario