Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 10 de septiembre de 2012

Argumentos contra Eurovegas

La política en España es un coñazo insufrible. El no-debate sobre Eurovegas me aburre porque como siempre en España se oculta la realidad detrás de un combate partidista cuidadosamente amañado. Izquierda contra derecha, esperanzistas contra gallardonistas, panderetas contra zambombas, tabaco rubio contra moreno. Ya nadie se cree nada y hace poco -permitidme que me autoplagie- solté en una conferencia que "la crisis de verdad es la crisis de la verdad", la sensación cada vez más aguda de vivir sumergido en mentiras...
La derecha madrileña vende la llegada del supermegacasino como un éxito, luego la izquierda se opone; y la oposición a la oposición, es decir la derecha, se refuerza en su creencia de que tiene que haber algo bueno en Eurovegas, puesto que no le gusta a la izquierda...
El tema no deja de tener gracia: los suciatas que quisieron  crear megacasinos en Castilla-La Mancha o en Aragón, ven malo el proyecto para Madrid... Si el proyecto lo hubieran patrocinado sus aliados separatistas en Cataluña o el País Vasco con toda seguridad les habría parecido genial y chanchipiruli.
Os voy a contar un secreto: soy un privilegiado. No como en pesebres políticos. Vivo de mi trabajo, cuando tengo, y mi lengua ignora ciertos sabores bien conocidos por aquellos que deben lamer cosas inauditas para mantener su puesto. Eso me permite opinar. Llevo años pensando que Eurovegas -como todos sus antecedentes- es un error. No creo que el mundo deje de girar porque la mafia de las Vegas se instale en España, pero no es una buena noticia. Y me permito insistir en algunos argumentos al respecto.

a) Tras los maletines del ladrillo vienen los maletines del juego. Meter en España la mafia de Las Vegas -me la trae pendulona que sea en Madrid, en Barna, en Bonolandia o en los Monegros- es un error. Resulta obvio que se pretende buscar nuevos caladeros de financiación política, ahora que el ladrillo anda decaído. El affaire Tamayo y Sáez demostró que el poder no estaba en las urnas sino en los ladrillos. ¿Estará ahora en las tragaperras?  Recuerdo aquel piso que Rafael Vera, jefazo de Interior, compró a los hermanos Franco, cuyo negocio dependía y depende en gran medida del Ministerio del Interior. (Ver aquí). El multimillonario que se va a quedar con Eurovegas es un hombre que utiliza el dinero para financiar campañas políticas y para financiar periódicos. Le Figaro, que no es sospechoso de izquierdismo, le dedicó estas líneas (ver aquí). La jugada parece genial para el PP madrileño, pero se olvidan de un detallito sin importancia: a los multimillonarios no los controla nadie, te controlan ellos a ti. El amigo Sheldon puede financiar al PP contra el PSOE, cierto. Pero también al revés. Y dentro del Pepé madrileño, su representante en España puede optar por financiar a los aguirristas o a sus rivales. La pasta la tiene él y la única forma de evitar que se meta en política o en los medios españoles es que NO salga Eurovegas.
b) Más usura. Se habla mucho de la prostitución y de la mafia. Pero el negocio de la mafia no es el juego en sí mismo ni las "actividades anejas", ergo, las putas. El verdadero negocio de la mafia es la usura. Prestar al jugador a intereses espectaculares. La de Rolex que habrán cambiado de manos en los aledaños de Torrelodones... Ya hablamos aquí de la Economía para Buitres que nos dejó el chiflado de Zapatero. ¿Se cargarán también la Ley Azcárate?

c) La Mafia es la que acaba mandando. La oposición puntual de algún político, artista o medio al proyecto Eurovegas no durará: Corleone tiene pasta para todos, puede comprar a todos porque tiene dinero de verdad. ¿A quién le importa que los senadores de Nevada sean del partido demócrata o del republicano? Todo el mundo sabe quién manda en Las Vegas y a ningún senador de Nevada le van a confiar nada serio en Washington, porque saben de qué va el tema.  Se equivocan quienes piensen que podrán controlar a los mafiosos; nadie controla a los Corleone, te controlan ellos a ti. Y no necesitan ponerte cemento en los pies: disponen de amplias chequeras. Compran los artistas por docenas y los políticos al peso. Los mismos que ahora dicen que no les gusta Eurovegas acabarán actuando en el Lucky Luciano Band Club en el Alcorcon's Flamingo. Y si no, al tiempo.

d) La imagen de Madrid. Es lamentable que Madrid pierda sus mejores universitarios, que cierren empresas de alta tecnología en Tres Cantos y en cambio importemos mafiosos. Ya no fabricaremos chips o sistemas de control de satélites, pero sí fabricaremos más pobres. No me importaría que se asociara Madrid con Disneylandia, como ocurre con París o con unas Olimpiadas. Pero se va a asociar con lo peor de lo peor, con Las Vegas, con Palermo, con Macao... Ni las victorias del Real Madrid van a devolverle a la capital el prestigio perdido.

e) El precedente marbellí: decían los partidarios de Jesús Gil que la mafia rusa no molestaba, que Gil limpiaría las calles de la pequeña delincuencia... Al final a la familia Gil la han condenado a devolver más de cien millones de euros  y Marbella es sinónimo de corrupción total. No puedes traerte a la mierda y pretender que no te salpique.

 f) El precedente del Parque Warner me hace desconfiar de que con Eurovegas empiece a llover café en el campo. Cuando vino Parque Warner se decía que iba a crear no sé cuántos puestos de trabajo. Hubo quien dio su pelotazo pero al final Madrid perdió algo más de ciento treinta millones de euros de dinero público con la chorrada Warner, carallo, no creía que Piolín y Silvestre tuvieran gustos tan caros... (ver aquí)

g) La desmoralización de la policía. Bastante tocada está ya nuestra policía por el hecho de que basura etarra gobierne ciudades como San Sebastián, como para hundirlos más todavía, con la visión del triunfo de Cosa Nostra. Al final las fuerzas del orden acabarán trabajando directamente para la mafia. ¿Qué prestigio tiene la policía marbellí? El mismo que la de Coslada...
h) La desmoralización de la sociedad. Fomentar el juego es fomentar una idea debilitante: la de que puedes hacer fortuna sin trabajar y esforzarte. Que te gastes dos euros por semana en un euromillón te mantiene la ilusión pero no supone un problema social. Pero pretender "salvarte" gracias al juego es una idea particularmente peligrosa y con la que te arruinas seguro. ¿No han hecho ya bastante daño las tragaperras y los bingos? ¿Hablamos de los miles de ludópatas que se han pulido sus pensiones?

i) La desmoralización de la opinión publicada. Si hablas mal de Eurovegas, nadie te va a dar un duro, no te van a ofrecer trabajo o prebendas. Si hablas bien pasas a ser un propagandista de los Corleone, gente agradecida que sabe pagar los favores. Ningún medio se opondrá mucho tiempo a los Corleone, y menos en el contexto de crisis económica que está desmantelando tantos medios. Los medios más furiosamente pro-Eurovegas serán aquellos que esperen recoger un maná publicitario o abultados sobres en el caso de los plumíferos "independientes".

j) No se puede confiar en la gestión de quienes han acreditado su incompetencia La clase política madrileña, y los que mandan ahora son del PP,  se ha mostrado totalmente inepta en el ámbito de la gestión. Y no se ha depurado. Los mismos que mandaban hace cuatro años mandan ahora. No podemos confiar nada serio a los mismos equipos que han crujido Bankia, basada en una institución tricentenaria como el Monte de Piedad de Madrid, a la misma gente que ha dejado el Ayuntamiento de Madrid en pelotas.

1 comentario:

  1. Juderías estudió mucho la miseria, ¿no? Hay muchos tipos de miseria. Acabaremos por vender Ceuta y Melilla a Mohamed...

    ResponderEliminar