Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 28 de septiembre de 2012

El separatista no quiere ganar sino que perdamos

El separatista no quiere que le demos algo a él sino que pretende quitárnoslo a nosotros.
Como españoles que son, los vascos, catalanes o gallegos sean o no separatistas gozan de todas las libertades de los españoles en toda España y en cada una de sus provincias, incluidas las que ellos consideran suyas. Un separatista está en su casa en Madrid, o en Barcelona, o en San Sebastián, o en La Coruña. Su pretensión de separarse de España no consiste en que vaya a disfrutar más de Cataluña o del País Vasco o de Galicia; lo que pretende es disfrutar de esas provincias en exclusiva. Es decir, el único derecho que gana consiste en retirarnos los nuestros sobre dichos territorios a los demás españoles.
El separatista es idéntico al loco que roba un cuadro de un museo, donde él también lo puede ver y disfrutar como todos los demás, y se lo lleva a su casa para ser él el único en contemplarlo. Su placer consiste precisamente en privarnos a los demás de ese derecho. Y por lo tanto no debemos permitírselo. Nunca.

1 comentario:

  1. El drama del afectado por el "síndrome del campanario"consiste en que trata de tener algo deseperadamente, (p.e. una aldea, que cree que le pertenece por el simple hecho de haber nacido en ella) por dos razones. La primera porque, al mirarse, constata no ha conseguido tener nada, y la segunda porque está convencido de que es indispensable tener algo.

    Y claro, como su aldea es gratis, basta con decir que es suya...y que los demás le den la razón.

    ResponderEliminar