Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 7 de septiembre de 2012

García Margallo da por condenado a Ángel Carromero

Como español me siento orgulloso de contar con un gobierno de lumbreras. El más brillante de todos es sin duda el Sr. García Margallo quien, ilustrando su tantas veces acreditado talante, acaba de lucirse con unas declaraciones suyas a Onda Cero recogidas por Europa Press (ver aquí) Destacamos de esas declaraciones lo siguiente.
"Sabemos que está recibiendo un tratamiento más que correcto. Está en una celda solo, donde tiene un patio para pasearse. Está teniendo contacto con sus abogados de forma absolutamente normal y regular y con nuestra embajada"

Vamos, sólo le falta añadir que Carromero se lo está pasando chanchipiruli... Va a ser la próxima campaña de turismo cubano: "Conozca Vd. Cuba, sus palmeras, sus putas, sus celdas y sus patios carcelarios". Resulta maravilloso que el análisis del Sr. Ministro coincida con el del bondadoso profesor de la Complutense, Sr. Pablo Iglesias (ver aqui).

El Ministro no contempla que Carromero pueda ser absuelto
La continuación de las declaraciones de La Luz de Santa Cruz es todavía más impresionante. Tras subrayar que la investigación policial se ha realizado "en tiempo record" -elogio sin duda a la eficacia y seriedad de la policía y funcionarios castristas- el Superministro de Exteriores afirma lo siguiente:
"Hay que esperar la sentencia y entonces empezarán las gestiones diplomáticas para traerse a Ángel Carromero a España. Hay tres posibilidades: O la expulsión o el indulto o el cumplimiento de un acuerdo que permite cumplir la condena en España", ha concretado el ministro, al tiempo que ha añadido que de las tres posibilidades la que "menos" le gusta es la última porque "cualquier beneficio penitenciario tendría que ser consultado y decidido por las autoridades cubanas".
Si, habéis leído bien, el Ministro Lumbrera da a Carromero por condenado. No añade una cuarta posibilidad, la de que Carromero sea absuelto. Tampoco utiliza los términos "presunta" o "hipotética" delante de "condena", vamos, que no considera posible una absolución. No. Antes de que se celebre el juicio, Carromero ya ha sido considerado como condenado por el Excmo. Sr. Ministro de Asuntos Exteriores de España. Nadie había llegado tan lejos en el elogio a la diarquía comunista: si en Castrolandia te juzgan es que eres culpable, carallo, ¿cómo se te ocurre ponerlo en duda? ¡Toma Estado de Derecho! ¡Todo acusado es culpable salvo que se demuestre su inocencia! No me extraña el silencio de los Colegios de Abogados y las organizaciones profesionales de los Derechos Humanos sobre el affaire Payá que los cubatas han convertido en affaire Carromero.
Un facha, es que soy un facha; un gusano al servicio de la ultraderecha de Miami, sólo a mí se me ocurre dudar de la honestidad del sistema represor cubano... Eso es lo que nos pasa a los sionistas vaticanos comprados por la CIA que faltamos al respeto debido a San Fidel y San Raúl, ora pro nobis.
Podría realizar toda suerte de comentarios, pero creo que esta nueva fazaña del gobierno genovés es por sí misma suficientemente elocuente.

1 comentario:

  1. Te ruego encarecidamente por la amistad que nos une que no vuelvas a remitirme , ni en broma, a ese pliego de papel de lija intelectual que se denomina Público.

    La lectura, ya sea en diagonal, de semejante diurético cultural, tiene la virtud de ponerme en un estado de violencia que no alcanzaba desde las calendas de nuestras etílicas peleas
    semanales en mi Asturias del alma.

    En cuanto al tema tratado, y por enésima vez, la sensación de impotencia que me provoca el estar controlado por semejante clase política – incluso siendo endocrinamente abstencionista o tal vez por serlo precisamente – es tal que temo que un día de estos necesite ser ingresado en urgencias.

    En fin, mientras trato de aguantar no pararé de manifestar el cabreo que me producen los Castro Bro. y sus secuaces.

    ResponderEliminar