Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

miércoles, 28 de agosto de 2013

La venganza de los Morlock: el curioso final del palacio Hamilton

Sé que hace años me presentaron brevemente a un Sr. de apellidos Hamilton-Douglas, descendiente de los Hamilton -dueños de un trocito de Escocia- y de los Douglas -dueños de otro cachito- que unieron hace tropecientos años sus respectivos bienes, vinculaciones y mayorazgos para crear una dinastía particularmente pudiente.
Creo que ese señor se murió ya y la verdad es que no le pongo cara -como fisionomista soy una calamidad- pero recuerdo algo anecdótico y es que era dueño de un río, algo que me pareció singular. No suelo conocer gente que sea propietaria de un río.
No sé por qué, en esta noche de insomnio y lecturas solitarias y chorras me he acordado del Sr. Hamilton-Douglas y curioseando por la wikipedia me topé con la increíble historia del palacio de los duques de Hamilton.
Ese enorme casoplón tuvo que ser demolido por culpa de la actividad minera. Resulta que las actividades de las minas de carbón inmediatas habían socavado la estabilidad del palacio. No se me ocurre un ejemplo más curioso de venganza proletaria sobre los bienes de los potentados, parece una ilustración de la novela de Wells: los morlock subterráneos destruyendo el paraíso artificial de los eloi. Una vez más, la realidad supera la ficción. Sólo conozco algo parecido en la historia del cine, y es el apoteósico y apocalíptico final de la Ciudad Sin Nombre de aquella obra maestra: Paint your wagon. Puede obtenterse mucha información sobre ese palacio y sus alrededores en la página web de la Comisión Real de Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario