Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 2 de agosto de 2013

Me disgusta la idea de matar una mosca

Desde un cierto punto de vista, una mosca es algo asqueroso y peligroso, un foco de gérmenes, una infección con alas. Le tengo más miedo a las moscas que a los improbables tiburones blancos del Mediterráneo. La mosca que desayunó cagarruta de perro hace unas horas regurgita parte de lo ingerido en mi tazón de leche y me transmite diez enfermedades distintas... Si la miras con aumentos, una mosca es una peli de terror ella solita, con sus pelos, sus ojos con facetas,¡puaaaaj!
Desde otro punto de vista, es una maravilla de la creación y me cuesta matar una mosca. No sé crear vida, no sé dar vida. Soy un pobre diablo que sólo sabe matar. Si le arreo a la mosca con el periódico, esa criatura extraordinaria que antes volaba, que caminaba por las paredes y el techo del salón, sólo será un cadáver más. Y ya no hay quien lo arregle. No sé arreglar un "sencillo" reloj una vez que lo he desmontado, imagínate si voy a saber arreglar una bacteria que es mil millones de veces más compleja que un reloj. Y si no sé devolver la vida a una bacteria rota, imagínate si voy a arreglar una mosca, que es mil millones de veces más compleja que una bacteria. ¡Y nos creemos sabios!
Comprendo que las moscas deben morir. Son devoradas por infinidad de criaturas: insectos, artrópodos, peces, pájaros, reptiles, anfibios, hasta las plantas carnívoras se alimentan a base de moscas.
Si no fueran devoradas, acabarían siendo una plaga insoportable. Pero esa necesidad de matarlas no me quita en absoluto de la cabeza el abismo que separa mi lamentable facilidad para matar de mi total incapacidad para crear vida.
De todos modos, en un mundo en que el troceo de niños es considerado como un progreso, ¿a quién carallo le preocupan las moscas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario