Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

domingo, 8 de enero de 2012

En Enero, apúntate al cejing

El universo es esférico y se expande. La prueba, mi tripa; antes sólo parecía que estaba de siete meses y ahora diríase que el parto es inminente, que voy a dar a luz a trillizos oncemesinos... ¡Ya dan pataditas! Terribles, las Navidades. Me encantan, me pongo morado, hasta arriba, para celebrar el cumple del niño Jesús, su onomástica y la Epifanía. Jo, qué bueno estaba el roscón que me casqué ayer; y no te digo el que me aticé anteayer, ¡que era 6 de enero! En esa gloriosa fecha, hasta mis más conspicuos amigos republicanos se vuelven monárquicos por unas horas y gritan que viva Melchor, viva Gaspar y viva Baltasar, que además de reyes majos no tienen yerno. Una pena que las Navidades no duren seis meses más, pero bueno, todo tiene un final y ahora toca guardar el Nacimiento y las bolitas del árbol, medirse el colesterol, quitar las guirnaldas, en fin, el final de fiesta.

La verdad es que evito pesarme, porque la vida ya es  bastante dura y casposa como para llevarme más disgustos. Todos los años, el mismo rollo: llegan los primeros días de enero y la balanza del cuarto de baño me mira de reojo, aterrada y acongojada: "Noooo, noooooo, piedaaad". Al final me subo encima, ¡schcroinch! El pobre cacharro sufre lo suyo y el agujazo es brutal, boiinnng, hasta arriba. Un pensamiento cientifico me consuela una miaja, la balanza del cuarto de baño es en realidad un dinamómetro que no mide masas sino fuerzas, es decir, mi peso; si me alejo del centro de la Tierra, peso algo menos, y si me acerco algo más. Una suerte que Madrid sea, tras Andorra la Vieja, la capital más alta de Europa, que en España tenemos palacios en la región de las nubes.

Groucho; campeón de cejing
Este año, pásate al cejing
Resolución de año nuevo, ¡voy a cambiar de vida! ¡Que sí!
Esta mañana inicié mi sesión de deporte de alto riesgo con  una sesión de cepilling. Levanté el cepillo de dientes con la mano derecha, uno-dos, uno-dos, así tres series de diez. Y luego con la otra mano. ¡Puf!
A mediodía no comí a dos carrillos, sino que alterné: mastico con la derecha, y luego con la izquierda.
También separo los dedos de las manos, uno-dos, uno-dos...
Pero lo más difícil es el cejing. Levantar las cejas, uno-dos, uno-dos, diez veces. A Groucho le salía muy bien, mejor que a mí. ¡Estoy reventado! Me voy a comer un perolo callos para reponerme. Mañana empiezo los abdominales. ¡Que sí!

11 comentarios:

  1. Sea bem vindo, tocajinho. Ele disse Jesus: Segue-me, e deixa os mortos sepultar os seus mortos... ZP é o distante passado. O pesadelo de ontem.

    ResponderEliminar
  2. ¡Susto mas dao a mí también! Hablar de cejing cuando tenemos aún al ZP tan aterradoramente presente...

    ResponderEliminar
  3. Si el pasado está presente es porque el presente no llama la atención. ¿Qué le pasa al nuevo líder? ¿Por qué no sale, ni dice nada? Un líder invisible, ¿es lo que necesitamos?

    ResponderEliminar
  4. Mi admirado Luis FELIZ AÑO y no cambies sigue tu linea, es decir tu sendero,de la otra linea, tranquilo, que estamos todos igual, yo ya he comenzado con espinacas a todo trapo, espero no parecerme a Popeye.
    Lo del cejing zapateril, era medio ceging, solo usaba una, la otra estaba en reposo, Groucho si que era grande, que Dios le de tanta salud como peso nos hemos quitado de encima con sus iluminadas ideas.
    En cuanto al nuevo, yo también me pregunto donde esta,espero verle un día de estos.
    Bueno mi amigo, hasta pronto
    Un abrazo
    Mª Jesús

    ResponderEliminar
  5. El cejing ni siquiera necesita vencer la pereza de ponerse a hacer ejercicio, sino que es un acto reflejo, involuntario, basta con oir las noticias y las cejas se te elevan entre el asombro y el estupor

    besis, buen año

    ResponderEliminar
  6. Feliz año a todos.

    Los Reyes me han traído un saco de boxeo porque he sido demaseado bueno y me he dejado pegar.

    El año que viene estaré mas delgado y no creo que me traigan otro trasto como ese, porque no habré sido tan bueno.

    Por cierto lo he probado acordándome de algunos y se me ha ido la psoriasis. Un milagro.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios, siempre amables y ocurrentes. Ozeluí, ¡me das miedo! Procuraré no quedarme a tu alcance....

    ResponderEliminar
  8. Tío querido,
    Creí que el tema del cejing iba por la ¿sra.? Vela. ¿A quién carall... metemos en casa?. En fín, respiremos hondo.
    Si quieres hacer una buena dieta vente a esta tierra nuestra haciendo el Camino de Santiago, a tu ritmo llegarás para Semana Santa y verás que cociditos, filloitas, etc. te esperan.
    Bsos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Dichoso año para la peña!

    (la polisemia de "dichoso" seguro que deja a todos contentos)

    Apostaría que entre tu balanza y tú tienen lugar unos suculentos diálogos que algún día nos harás conocer. Cuando decidas de una vez si eres gordo o estás gordo. Cosa que que en francés no está del todo clara, pero que convendrás conmigo en que es i-m-p-r-e-s-c-i-n-d-i-b-l-e dilucidarla de una vez por todas.

    Si como persona inteligente que eres no has comprendido todavía que los placeres que son grátis son un simple tocomocho, deberías no seguir emgañándote y entender que el precio razonable de un expléndido coq au vin son 10 series de 10 abobinables, y que si no los pagas los debes, y que si acumulas una soberana deuda que excede tus reservas de colesterol del bueno
    tu prima de riesgo de infarto alcanzará unas proporciones que exigirán un drástico plan de estabilización...

    Y tú no querrás eso...¿eh bonito?

    Por lo demás ¿qué os pasa a todos? ¿No podríamos tirarnos una temporadita sin ocuparnos del que manda?

    ¡Hay que ver como os va la marcha!

    ResponderEliminar
  10. Saco de sabiduría, después de leerte, me siento como el hermano Lehman de los abdominales, voy a ver si creo alguna emisión de obligaciones respaldada por series de flexiones adeudadas. ¡Superlehman! Al fin y al cabo mis predecesores colocaron en los mercados billones de euros garantizados por condones reversibles, lágrimas de galápago, suspiros de monja, escamas de unicornio y orgasmos pontificios. Además, cuanto más alto suba en la piramide lehmaniana por la mañana, más posibilidades tengo de que me nombren ministro del ramo.

    ResponderEliminar