Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

lunes, 20 de febrero de 2012

Realistas o cómplices


 En política el discurso realista puede convertirse en declaración de impotencia, o lo que es peor, en manifiesto de complicidad.

Realista sí, cómplice no
España es hoy por hoy una zona devastada por causa de socialismo. Lo malo de las zonas devastadas es que atraen a toda clase de cuervos. Fijaros que pienso que el realismo es la cualidad por antonomasia del político; los iluminados del Demenciato nos han puesto en una situación realmente delicada y penosa.
No puedes por decreto detener un maremoto ni echar a volar agitando las manitas y gritando pío-pío. Hay factores que no controlamos, nuestros recursos son limitados y tenemos que adaptarnos a hechos o situaciones que no hemos elegido y que la vida y las circunstancias nos imponen. Pero de ser realista a ser cómplice de una realidad inmoral o evitable, hay una serie de pasos que no hay que dar y uno de esos pasos es el de dejarse vencer por el fatalismo. 

El maligno desánimo
Nada hay más esencialmente maligno que el desánimo. El Demonio que todos llevamos dentro intenta ocultarnos las salidas, la esperanza, las alternativas y siempre nos lleva al precipicio del suicidio, a la nada de la desesperación, a la impresión de impotencia de la que nace la verdadera impotencia, que ya dice el sabio: "si crees que puedes, podrás; si crees que no puedes, tienes razón".
Ese Demonio destroza los amores y revienta las familias.
Y es que la cultura de la muerte en la que vivimos sumergidos impregna todos y cada  uno de nuestros pasos y se basa precisamente en el desánimo: hazle un favor al viejo, mátalo; hazle un favor al niño, córtalo a cachos; no puedes penar la prostitución, ¡legalízala! y cobra alcabalas. Ah, pero y la prostitución infantil, ¿también la legalizamos? No puedes luchar contra el tráfico de drogas, ¡legaliza las drogas! Y que todos puedan tomarlas... ¿Los niños también? No puedes evitar que los que más ganan se libren de pagar impuestos directos, pues confíalo todo al indirecto, al IVA, a las tasas sobre el consumo. No puedes evitar la trampa, bendícela con tu inacción y deja prescribir las acciones civiles o penales.
Reconoce que no existen los derechos, que todos los derechos que se suponían consagrados por el tiempo son suprimibles o limitables, salvo, claro está, el Sacro Derecho a la Propiedad ¡Hosanna!

Ovejas y lobos
El otro día escuché a un rico perorar sobre cómo "los españoles habíamos vivido por encima de nuestros medios" y cómo había que renunciar a todos los logros del siglo XX en el ámbito social (él lo llamaba flexibilizar el mercado laboral, etc. que queda más fino). Lo más divertido del tema es que el gran genio perorante debe su fortuna a la herencia, que no es precisamente una fórmula que hable de su dinamismo ni de su talento...  Se molestó en nacer para recoger la herencia del bisabuelo de su abuelo. El proyecto vital del rico supongo que es el de marcarnos a todos en el culo con el hierro de su ganadería.
Otros que me hacen hasta gracia son todos esos funcionarios de carrera, que han dedicado años de sus vidas a estudiar para sacarse una oposición y ahora me hablan de las virtudes del trabajo inseguro para fomentar la actividad económica. Yo no sé vosotros, pero me muero de la risa al oír a registradores de la propiedad, abogados del Estado y técnicos varios con sueldo y pensión seguros alabando los contratos de diez minutos que van a sembrar de prosperidad y riqueza el territorio nacional.
De veras, a veces releo a Mateo (7,15): "Guardaos de los falsos profetas que se os acercan disfrazados de ovejas y por dentro son lobos rapaces". Y sonrío...

10 comentarios:

  1. Gracias Luis por recordarnos algo tan importante en estos tiempos en los que hay que acentuar el realismo, pero evitando caer en el abandono de los principios. Hay que lograr un siempre difícil equilibrio para obrar de acuerdo al mejor conocimiento posible de la realidad, evitando caer en el sometimiento a las imposiciones de esa misma realidad.

    Mateo, un poco más adelante (en 10,16), señala bien esto al decir "Mirad que os envío como corderos en medio de lobos; sed, por tanto, astutos como las serpientes e inocentes como las palomas".

    Un abrazo y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pla. Es que el socialismo es el gran aliado de los neoliberales para cargarse la herencia de la democracia cristiana. Porque por mucha que a algunos les duela, la Europa moderna y social la hizo la DC y no la social-democracia.

      Eliminar
  2. Mira Luis, no se trata de olvidar de golpe los avances sociales conseguidos a lo largo de los años con el esfuerzo principalmente del socialismo, todo hay que decirlo (al menos cuando verdaderamente era una fuerza social de progreso). Se trata de salir del bache financiero como sea: volver a poner en marcha el motor económico porque hoy está roto el ciclo del dinero y cuando salgamos del hoyo, progresivamente, recomponer los platos rotos. Pero con un ingreso fiscal bajo mínimos, unas demandas sociales bajo máximos (por el paro) y un déficit espectacular, no estamos para florituras. Si lo quieres entender, bien. Sino, pues también bien, pero no hay otra solución que buscar soluciones. Y ésta de los mini-jobs o como la quieras llamar, en Alemania está dando buenos resultados. Y cuando se llenen otra vez las arcas, volveremos a las vacas gordas. El otro día mi hija de nueve años me preguntó porqué no solucionábamos la crisis fabricando mas billetes. Admisible en una niña pequeña, pero a nuestro nivel no caigamos en simplicidades. Por otro lado y por alusiones, ya que doy el perfil que criticas en tu articulo de funcionario que habla de arreglar el mundo, te diré que estos años de atrás algunos compañeros de profesión se reían de mí por mi bajo sueldo. Esos mismos que ahora nos acusan a los funcionarios de estar arruinando el país con nuestros sueldazos. ¿no será que en tiempos de los romanos echaban a los cristianos a los leones y ahora se hace lo mismo con el funcionariado? total, alguien tiene que tener la culpa de ésto. Siento hacerte hasta gracia, pero si tienes una idea mejor para sacar al pais de la crisis con todo el mundo nadando en la abundancia, yo hasta te voto y todo. Sin embargo, mucho me temo que no darás con ella, a pesar de tus grandes dotes.

    ResponderEliminar
  3. En Alemania las cosas funcionan porque sus cajas de ahorro no han sido saqueadas, y sus ministros dimiten cuando les pillan un plagio y sus presidentes de la república se largan cuando alguien saca un trapo ligeramente sucio. No nos comparemos con Alemania...
    Tengo mucho respeto por los funcionarios de carrera. Me reconocerás que quien busca la seguridad de un sueldo es porque cree en la seguridad laboral, ¿si no por qué se ha molestado en preparar una oposición?
    ¿Cuántos empresarios, por ejemplo, por poner un caso, hay en la Junta Nacional de un partido que no nombraré pero que se ha reunido recientemente en Sevilla y nadie adivina cuál es?
    Ahora, por fin, se ha quitado el papeleo para abrir negocios, que era una fuente de corrupción. ¡Magnífico! Pero sabes como sé yo que si al mismo tiempo no hacemos un servicio de inspecciones para crujir a los que no respeten las normas, volverán a caerse los Ángeles de San Rafael, volveremos a tener Alcalás 20 y volverá a hundirse el edificio de la ITV y volerán a estafarnos con las gasolinas como nos estafan con las balanzas del oro y de la plata.... De verdad, tú, con tu experiencia del mundo, ¿crees en la autoregulación de los Jesús Gil, Mario Conde, Rumasos o Javier de la Rosa? Si no ve la cachiporra del amo, se te desmanda el ganao.

    ResponderEliminar
  4. Me temo que J.A. tiene un juicio más que optimista sobre el socialismo. A mi entender nunca fueron ni progresistas, ni reformadores, ni nada. El balance de su acción en Europa, desde 1830 (Fourier) hasta 2011 (Zapatero), pasando por Marx y la Unión Soviética, es desastroso en lo que a progreso social se refiere. Y eso por no hablar de los otros socialismos, como el Nacional-Socialismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con ambos, matizando un par de cosillas: Luis, en Alemania las cajas de los LAndser están en mucho peor estado que las españolas. Lo que ocurre es que los muy cucos no las presentaron al examen de los stress-test, a lo que nosotros correspondimos permitiendo computar como Core capital (que decimos los pijillos) la deuda con el BCE -toma ya, de pillo a pillo- El éxito alemán es haber sabido ocultar sus vergüenzas y explotar la fuerza de su mercado laboral (y sin diatribas como la de Feito); y de paso, lucrarse de los titulados españoles y colocarnos mas dinerito en préstamos que pagarán nuestros nietos. No se nos olvide que la inyección monetaria alemana en el sistema financiero europeo para favorecer sus exportaciones está en la base de la crisis. Pero son mas listos que nosotros.

    En cuanto a Plá, tengo que decir que Dios lo que es de Dios, etc etc. O sea, que el socialismo como casi todo lo que pare el hombre balnco, tiene sus pros y sus contras: en los últimos 150 años o así, esta ideología ha provocado como 5 ó 6 veces la situación actual: desde el sexenio revolucionario hasta la hiperinflación de la zona republicana en la guerra civil, pasando por la ruina del 98. Y siempre ha sido la ideología liberal-conservadora la que lo ha arreglado(menos mal, desde Alvarez de Mon y Garcia de Barzanallana hasta el General Larranz . Pero, en materia de logros sociales como la jornada de 40horas o el week-end, ellos han dado la cara. Y yo se lo agradezco igual que deploro las otras cuestiones. Un abrazo y mis respetos a ambos.

    ResponderEliminar
  6. Luis, y ya se quien parió la ley del descanso dominical, dame canchilla,anda...

    ResponderEliminar
  7. Miedito me da tocar el tema de los funcionarios, aunque os recuerdo que hace más de año y medio ya lo traté
    aquí y
    aquí. No ha cambiado mi opinión desde entonces.

    Puedo entender que alguien vea extraño que un señor opine de la crisis desde su atalaya del sueldo seguro pero, digo yo, el sueldo no destruye la opinión. Las circunstancias personales de cada uno, ganadas a pulso o sobrevenidas, no son óbice ni motivo para la opinión ni para la ausencia de ella. Se sea funcionario o no, como dice el refrán, "la opinión es como el culo, todos tenemos uno". Y añado yo: "a pesar de ser un despreciable funcionario". Me cansa un poquito ser el centro de la diana con tanta frecuencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cuando me he metido yo con los funcionarios?
      Lo que me llama la atención es que unos señores que han dedicado mucho tiempo de su vida a asegurarse un sueldo seguro entonen el Canto General del Sueldo Inseguro. Es como ver a un congreso de rabinos hablar de las virtudes de la raza aria, o al Colegio de Médicos del Pulmón hablando de la necesidad de que los niños se acostumbrer a fumar puros. Que la opinión es libre y cualquier puede pensar lo que le dé la gana sobre cualquier tema -este delirante blog es la prueba de ello- pero algunas cosas llaman la atención, ¿no?

      Eliminar