Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 7 de mayo de 2010

Midiendo la corrupción

La inteligencia exige objetivar las realidades sociales

Los españoles no podemos presumir de practicar la objetividad: muchas veces hablamos de la violencia en España como si en cada esquina nos asaltaran y nos degollaran o de las mujeres que son asesinadas, cuando en países nórdicos y supuestamente menos machistas hay mayores indicios de uxoricidios, como por ejemplo, en Finlandia, tan bien educada.
Lo que a los españoles nos va y nos pone es el maniqueísmo bicolor, o todo negro o todo rosa. Así, no es extraño que fueran españoles como Emilia Pardo Bazán, Vicente Blasco Ibáñez y sobre todo Julián Juderías quienes usaran como herramienta intelectual el concepto de leyenda negra.

Regeneracionismo y objetivación
De hecho, se puede considerar a Juderías como el padre de la sociología de la pobreza, uno de los mayores feministas de su siglo y el primer estudioso a nivel mundial del impacto negativo de la propaganda. Fue él quien dio vida definitiva a la expresión y concepto de "leyenda negra".
Juderías era un destacado regeneracionista de su generación. El regeneracionista es fundamentalmente un optimista objetivo: cree que se puede mejorar pero para mejorar hay que empezar por saber dónde se está. De ahí que la mayor parte de la obra de Juderías no sean largas disquisiciones sino estadísticas, las más avanzadas de las que se podía disponer en su tiempo.
Las sociedades optimistas intentan mejorar; y para mejorar necesitan diagnósticos al margen de leyendas áureas o leyendas negras. En esas otras sociedades que intentan regenerarse cada día y enfrentarse a los problemas, es donde surgen los movimientos y asociaciones nacidos de la cristiana pretensión de ser cada día mejores. Ni Human Right Watch, ni Amnesty International, ni World Wildlife Fund ni Transparency International han nacido en el ámbito español o hispánico, lo que nos debiera invitar a reflexionar: en esta materia no podemos alegar la excusa tradicional de la falta de medios...
Lo único nuevo que ha surgido en España ha sido el Observatorio de Neutralidad Tecnológica. Algo es algo.
Resulta fascinante el estudio de los últimos ránkings de Transparency International, que ponen de relieve el incremento de la corrupción en España desde 2004.  También se pone de manifiesto que las naciones menos corruptas del universo hispánico son Chile y Uruguay, seguidas de España. Y entre las naciones más corruptas del mundo, farolillos rojos del mundo que habla español, están la Venezuela de Chaves y la Guinea Ecuatorial de Teodoro Obiang.

¿Es el catolicismo la versión más corrupta del cristianismo?
Otro aspecto para meditar sobre los orígenes culturales de nuestra idiosincrasia es la ausencia de naciones de mayoría católica entre los diez paises más honestos, como puede verse directamente en el ránking de 2009. La primera que figura es Luxemburgo, que dado su tamaño no es muy representativo. Y luego vienen Irlanda y Austria. ¿Será Transparency Internation discípula de Max Weber? ¿Realmente son incapaces las naciones católicas de alcanzar niveles de ética parecidos a los de naciones de mayorítaria tradición protestante?
En cualquier caso, a los que hablen de la crisis del cristianismo se les puede decir que entre las 10 primeras naciones del mundo menos golfas, todas son de mayoría cristiana, con la excepción de Singapur.
Tengo una idea: para mejorar nuestro ranking, ¡compremos a los que hacen el índice! Algún precio tendrán, ¿no?

9 comentarios:

  1. Afortunadamente para los católicos el Vaticano no cuenta como nación católica. Sinó el escándalo sería más terrible.

    ResponderEliminar
  2. ... POR PRINCIPIO HAY QUE DETESTAR LAS GENERALIZACIONES. PERO, ES EVIDENTE, QUE EN CADA CULTURA PUEDEN RECONOCERSE RASGOS DEFINITORIOS ...
    POR EJEMPLO, LOS ESPAÑOLES NOS RECONOCEMOS EN
    PECADOS CAPITALES COMO LA ENVIDIA Y EL SECTARISMO ...
    LOS BRITÁNICOS Y ANGLOSAJONES EN EL DE LA HIPOCRESÍA Y LA DOBLE MORAL ...
    LOS PROTESTANTES, EN SU MAYORÍA ANGLOSAJONES, PRACTICAN LA DOBLE VARA DE MEDIR Y PREGONAN A LOS CUATRO VIENTOS ... GRANDES PALABRAS ... MIENTRAS OBRAN EN SENTIDO CONTRARIO ....

    COMO BUEN CATÓLICO ... PREFIERO EL CONFESIONARIO .... AL PSICÓLOGO ...

    MARIO RUIZ GUTIÉRREZ
    TERCIARIO FRANCISCANO

    ResponderEliminar
  3. Lo malo de las estadísticas y cosas así es que sirven para demostrar lo que se quiera.
    Más relevante me parece que no haya ningún gran país, por potencia, riqueza e historia entre los diez supuestamente más honestos.
    En cuanto a la religión, Suiza, y sobre todo Canadá, tienen importantes minorías católicas.
    Y hay países protestantes muy abajo, que tal vez lo deberían estar más.
    ¿ Y que decir de los píos países musulmanes ?
    En fin, todo muy muy discutible y con la sospecha de estar muy sesgado por los supuestamente imparciales observadores.
    Y, sorprendentemente, España e Israel a la par o casi.
    Por último, y hablando de Leyenda Negra: ¿ No lo habrán hecho los mismos que consideran la expansión colonial anglosajona un monumento al progreso de la Humanidad y la española como un genocidio ?
    Porque hay que ver los puestos de muchas excolonias británicas.
    En fin: que hay gente pa tó.

    ResponderEliminar
  4. Las preguntas sobre religión creo que son oportunas: las sociedades dependen en gran parte de los valores y las estructuras religiosos ¿o no? Y cada fe ofrece sus ventajas e inconvenientes. El único estado judío empata en golfería con España, que no es como para echar cohetes. Quatar y los Emiratos nos ganan en transparencia y son musulmanes. Les pasa como a Luxemburgo, que son chiquitos y quizá no muy representativos.
    No creo que debamos imputarles a los autores del estudio una mala fe original. Lo interesante para mí no son los resultados en sí, sino la pretensión de valoración. Ignoro los criterios de T.I. pero me parece formidable que la sociedad civil sea capaz de tratar de valorar, es decir, de objetivar, un problema como la corrupción.

    ResponderEliminar
  5. Si los emiratos no son corruptos, por ejemplo Dubai, el de la gran burbuja inmobiliaria, que construye islas artificiales en el mar, que acoge dinero negro de todo el área, que utiliza trabajadores extranjeros casi sin derechos...
    Ergo: yo soy el Gran Mogol en persona.

    El Gran Mogol

    ResponderEliminar
  6. ¿Es lo mismo injusticia que corrupción? La versión de corrupción de T.I. es: "Corruption is the abuse of entrusted power for private gain". Una cosa es que un Estado permita la injusticia de cara a los extranjeros, y otra que sea corrupto, en ese sentido. La elaboración del CPI puede ser discutible, y es discutida por el propio staff de T.I. Pero, ¿cuál es la alternativa? ¿Qué es más inteligente, decir que T.I. son ineptos o tratar de mejorar su labor? Y si los borramos de nuestro mapa mental, ¿a quien acudiremos para mostrarnos la luz?

    ResponderEliminar
  7. Me uno a algunos comentarios dudando de la veracidad y ecuanimidad de estas estadísticas y valoraciones. ¿Qué nacionalidad tiene Transparency International? ¿Esto no les condiciona? ¿Pretenden algo aunque no lo parezca? Dada mi opinión política, absolutamente contraria al socialismo y sobre todo al que nos gobierna, me resultaría muy fácil identificar el descenso en esta clasificación de corrupción con el gobierno de ZP y sus secuaces. Y, sin embargo, no creo que esto sea así (y no quiero hablar de la tradicional corrupción en la izquierda española).

    Lo que desde luego me parece absolutamente fuera de lugar es intentar hacer algún tipo de correlación entre corrupción y religión. Es absurdo. Querido Luis: ¿Has observado que entre los diez países menos corruptos no abundan los "García"? Es que, no hay duda, los García somos muy corruptos... católicos o protestantes, pero García. Y ¿qué decir de los negros? Su ausencia de los primeros lugares de la lista es sinónimo de corrupción. No te digo nada como seas negro y te apellides García...

    Seamos serios.

    ResponderEliminar
  8. Oquei, oquei, los de Transparency Internacional (entidad domiciliada en Berlín)y con oficina en Londres son terriblemente parciales. Menos mal que les vamos a dar lecciones con nuestros medios, independientes y moderados. O mejor, le pedimos a FAES y la Fundación Pablo Iglesias que emitan un informe independiente sobre la Corrupción en España. ¿O se lo pedimos al Congreso? ¿O a los Ayuntamientos?
    ¿Que la religión no influye en los hábitos? Que venga Dios y lo vea...

    ResponderEliminar
  9. Querido Luis:

    Efectivamente existe algo de objetivo en este baremo sobre corrupción. Cuando se produjo la Opa de Gas Natural sobre Endesa (dirigida por Pizarro entonces), con intervención expresa y pública de la Oficina Económica del Gobierno, se produjo un importante retroceso de España en este baremo sobre corrupción.

    El hecho de que un Gobierno intervenga en operaciones particulares, pone los pelos de punta a los inversores, califican el mercado como dudoso en cuanto a seguridad, y eso trae como consecuencia problemas de financiación (que será mas cara, porque es menos segura), el Estado habrá de endeudarse pagando mas intereses, dinero que no va a crear puestos de trabajo o riqueza, sino a los bolsillos de ahorradores mas bien temerosos. Bueno o malo, el sentido de T.I. queda clarificado y cuantificado así en los mercados internacionales.

    Pero sobre la corrupción hay algo mas alarmante:

    Las tiranías de países con grandes recursos naturales, no solo esquilman a la población, sino que además impiden que su dinero sea invertido en el propio país, por estar mas seguro fuera de él y en cuanto al inversor extranjero, mejor no hablar, visto el T.I. ni se le ocurre dejar caer un dólar por mucho beneficio que genere.

    El hecho de estar obligados a mantener una inversión a base de sobornos-chantajes, y además al albur de cambios políticos, ha hecho intervenir a los Gobiernos, al Fondo Monetario o al G-7, declarando que la corrupción debilita el sistema de comercio mundial, obstaculiza el desarrollo económico sostenible y entorpece el funcionamiento de las instituciones democráticas.

    La corrupción de un país enormemente rico en recursos naturales, trae como resultado un empobrecimiento dramático de sus gentes. Por ejemplo Guinea Ecuatorial, puesto 168 del TI, una potencia en reservas de petróleo que genera una riqueza enorme, pero tiene un sistema de salud de una calidad muy baja, una mortandad infantil extraordinaria, un elevado número de defunciones causadas por falta de medios, un sistema de educación muy deteriorado que impide a los menores ascender en la escala social, en definitiva tiene a la población sometida a una pobreza monumental. No así a su clase dirigente.

    El debate del futuro, será si el derecho de estas gentes, está supeditado al derecho de sus gobiernos a la no intervención extranjera, algo así como el venerable ius gentium, pero de carácter público e internacional, no solo privado.

    Dicho de otro modo, el debate se planteará de este modo: si está o no legitimada la intervención de Organismos Internacionales, contra Gobiernos corruptos, cuando se vulneran derechos individuales básicos como el derecho a la vida, a la educación o a la salud, primando así los derechos humanos de los individuos, sobre el derecho de los Estados a no ser intervenidos por potencias extranjeras, bajo una normativa internacional (como la ONU).

    Pero este debate se planteará dentro de años. Por ahora conformémonos con no bajar vergonzosamente en este tipo de ranking por actos poco recomendables de nuestros mandatarios.

    P.D. Hay quienes piensan que cuando se pongan en claro las cuentas de las entidades financieras y el papel del Banco de España en estos últimos años, (el mejor sistema financiero del mundo según el Presidente) nos darán otro tironcito de orejas los de T.I.

    ResponderEliminar