Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 27 de mayo de 2011

Autoayuda para caníbales

¿Debe un sicólogo ayudar a que un caníbal sea feliz?

No vayáis a pensar que la pregunta es ociosa. Imaginemos un caso, un ejemplo chorra.
Rosario y Manolo se llevan mal, son la pareja tipicalespanich que amanece a voces y se acuesta a gritos. Supongamos, por suponer, que Rosario un día se levanta de malas, asesina a su marido de un certero estacazo, lo corta luego en pedazos y lo asa con la salsa agriculce que sobró de los rollitos de primavera del domingo pasado. Al  dente queda el hombre... Luego Rosario invita a sus amigos a cenar y les sirve los restos bien churruscaditos de su churri convenientemente aderezados de piña y de pimientos.

-"A ver qué os parece este cerdo a la vietnamita; no es fácil conseguirlo pero me lo ha regalado un amigo diplomático".
- "Y Manolo ¿no come con nosotros?".
- "No puede, os pide mil perdones, pero algo me dice que de algún modo estará con nosotros" contesta ella con una gran sonrisa cachonda y llena de dientes justo antes de zamparse lo que debio ser parte de una nalga.

Afortunadamente, a la buena de Rosario acaban pillándola porque alguien tiene la idea de abrir la nevera donde está, rodeada de rabanitos, la cabeza de Manolo con una manzana en la boca y perejil en las orejas.
Gritos, llamadas telefónicas, intervención policial, lavados de estómago para varios comensales y muchas píldoritas de tranxilium para los demás; a la bromista asesina le caerán unos días de cárcel porque la jueza, antiguo miembro del TC apreciará seguramente circunstancias atenuantes: ¡la salsa estaba buena, y la chicha en su punto! Finalmente, después de ganar millones concediendo entrevistas, Rosario acabará por ser elegida concejal en San Sebastián y colorín colorado. Fin del ejemplo chorra.

¿Se puede educar sin culpabilizar?
Mi duda: imaginaos que sóis sicólogos y tenéis que tratar a la ínclita Rosario o al todavía más famoso Doctor Lecter. ¿Debe el sicólogo pensar en el bien social -es decir, en las posibles víctimas- o sólo en el estado mental de su paciente? ¿Debe tratar de hacerle entender que matar es malo, eso no se hace, ¡caca! -aún a costa de culpabilizarlo y por lo tanto de hacer que no se sienta bien- o debe procurar quitarle de encima la pesada losa del remordimiento? En otros términos: ¿debe el comecocos seguir hasta su último extremo el buenrollismo de base y tratar de que el caníbal sea feliz matando y comiéndose al personal? En nuestra fantasía, el terapeuta acabará publicando con gran éxito un manual de autoayuda: "Canibalismo sin complejos" y su secuela: "Cómo legalizar a Bildu y dormir bien por las noches".

Ayudar a que los abortistas superen su trauma

Si eres, como yo, uno de esos carcas fascistas falócratas de mierda (C.F.F.M.) que siguen pensando que matar niños en la tripa de sus madres no es mejor ni más guay que matarlos cuando ya han nacido, comprenderás mejor mis dudas, y es que leyendo un libro de un distinguido sicólogo acerca de la forma de abordar el síndrome post-aborto, me surgió un océano de dudas.
Obviamente, el sicólogo no puede atender a la víctima. La víctima ya no está, así que no sufre...
Ah, me diréis, pero es que en el aborto hay dos víctimas. Muchas veces es cierto: chicas inseguras se someten al diktat de sus parejas, obedecen un código que ellas no eligieron, se inmolan a las ideas de moda, qué sé yo... Hay países en que te obligan a abortar, como China. Pero otras veces no; yo he conocido señoras que habían abortado de jóvenes porque "era demasiado joven" y otras que abortaron más añosas "porque era demasiado vieja"; también está la que abortó porque le venían mal las fechas para no se qué vacaciones. Y no es que sean malas, en absoluto; es que para ellas, el ser humano en gestación es poco menos que un grano. Ellas pueden pensar en el tema mientras se toman un café. En cambio el chiquito o chiquita -a ese estadio de desarrollo vete tú a saber- no tiene la oportunidad de dudar puesto que ni siquiera se le ha permitido existir. Y sigo dudando... ¿me estaré acostumbrando a pensar? ¡Eso duele! No os preocupéis ahora mismo enciendo la tele, entro en estado de abducción y se me pasa...

Nota: Sé que  esta entrada no me va a granjear mucha popularidad, ni me va a dar un premio el alcalde de Getafe, pero la verdad, es que a estas alturas de la feria, me la trae más bien pendulona.

6 comentarios:

  1. Rollitos de primavera??? Divertido relato. En una versión rural debería haber fabricado embutidosm y así sugiero a la homicida que hubiera terminado de ocultar mejor el cadaver, y tal vez no la habrían pillado. Incluso, haberlo vendido en el mercao y sacarse algo que tal y como esta la crisis, unos eurillos nunca vienen mal. Atenuante: no tenía ni pá comé

    ResponderEliminar
  2. Y continuo, entonces la culpa del crimen no la tiene otro que ZP, así que ella es inocente y el que tiene que ir a la cárcel es Zp. ¿A qué te mola la historia, guapo? Si, al fin JUSTICIA

    ResponderEliminar
  3. Nunca he comido rollitos de primavera, y va ser que ya no.
    Mujer demasiado trabajadora, cuantas molestias para un cerdo," que te den bonito y me busco mejor vida".solución límpia, una buena preparación psicologica de seguridad y autoestima y no te conviertes en una asesina tonta y haciendo cenitas.
    Mejor salir a un evento risas y encontrar gente interesante.
    El aborto es asesinar los argumentos me sobran.

    Una madre que perdió un hijo maravilloso en un accidente,el dolor me acompaña siempre.

    ResponderEliminar
  4. Siento lo de tu hijo, te mando un abrazo. Pienso que hay dolores en la vida que no te abandonan nunca, y perder a un hijo debe ser uno de ellos. No me quiero ni imaginar lo que sienten aquellos que sufrieron atentados de ETA, y familiares de víctimas lo que deben estar pasando viendo a los de BILDU ocupando cargos. Este país me da asco, y como no me puedo ir a otro me exiliaré interiormente. Ayer tuve que pasar por Sol y olía fatal, había una cochambre. Noto como todo se deteriora a pasos agigantados, como si mi mundo ya fuera algo del pasado. Los demás aun me ven joven, pero yo me siento vieja

    ResponderEliminar
  5. Mal asunto ese del aborto...
    Para empezar los hijos los tienen más las mujeres que los hombres. Supongo que podremos estar de acuerdo en esto. Y ni tú ni yo somos mujeres. Eso hace dificil una búsqueda, de por sí ya no muy fácil, de la ecuanimidad.

    Hablando con prudencia desde mi longeva edad, creo que habría que hacer algunas consideraciones que alteran el juicio sobre el hecho del aborto, dependiendo de la época en la que lo consideremos.

    Hasta hace relativamente poco, y aunque la exigencia del sentido de responsaibilidad sea siempre la misma, es evidente que las garantías para mantener las indispensables relaciones hombre–mujer, evitando el embarazo, entre seres jóvenes, era bastante escasa. Y no sólo por la falta de medios sino, sobre todo, por falta de madurez para utilizarlos.(Las causas de esto dan para otra entrada)

    Esas circunstancias, que si bien no justificaban el hecho si lo situaban más próximo de la comprensión, han cambiado actualmente de forma radical. Podría decirse que la actual situación y las desgraciadas estadísticas que la ilustran sugieren un mal más profundo que el propio hecho. Se ha banalizado de tal forma ese hecho en sí mismo, que todo se ha reducido a una especie de pesar por el pequeño decuido, semejante a cuando se pasan un poco con la bebida y le rayan el Jaguar a papá.

    Por otro lado,un psicólogo que debe tratar a un delincuente, psícopata o corriente, ¿es un ser por encima de toda sospecha?¿se ha visto alguna vez en una situación "límite"?¿quién garantiza el equilibrío psicológico del que debe curar?¿ quién vigila al vigilante?

    Una de dos, o consideramos a nuestros (todos) semejantes como semejantes, o nos subimos a la torre de los elegidos para juzgar con paternal benevolencia (que siempre es mayor señal de poder que el rigor)a nuestros desgraciados congèneres.

    No sé... para mí la mejor solución es : libertad individual absoluta y leyes implacables. Para todos.

    ResponderEliminar
  6. No se debería confundir los buenrrollismos con los buenosrrollitos de primavera.
    Y en mis tiempos enrrollarse bien no era el buenrrollito que nos asola (zapaterismo total) enrrolarse bien es eso: enrrollarse como Dios manda.
    Digo: el buenrrollismo actual es sólo una variante del mal rollo de toda la vida, es un rollo hipócrita, de los listos que se hacen pasar por inteligentes (véase Rubalcaba o el buenrrollito de la Chacón).
    Lo dicho, enrrollarse bien es un arte, y si alguien necesita comerse a alguien vivo, que mire a Nuestro Señor que para eso está, para comérselo.

    ResponderEliminar