Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

viernes, 13 de junio de 2014

Trío de Damas en el Pardo

Foto: El Mundo
Recepción de fin de curso de la Escuela Reina Sofía. La Reina nos recibe en el Palacio del Pardo. Paloma O'Shea hace un discurso muy medido, muy sencillo, pero subrayando la realidad de que hoy por hoy la ERS produce la friolera de 300 conciertos anuales entre su sede y los conciertos de sus distintas formaciones en España y el extranjera; también recuerda que los antiguos alumnos de la Escuela son lo más granado en el panorama mundial de la música.
La marquesa de O'Shea alude a una realidad difícilmente negable: con doña Sofía la música en España ha progresado. Hay más y mejores intérpretes. Y si algunas de sus predecesoras fueron mecenas de grandes músicos, desde Isabel de Portugal, protectora de Antonio de Cabezón hasta Victoria Eugenia, protectora de Pablo Casals, (¡que luego se hizo republicano!), nuestra Reina le ha dado su nombre y apoyo incondicional al proyecto personalísimo de Paloma O'Shea.
Se me ablanda el corazón y se me pasan todos los enfados del día cuando veo el desfile de los jóvenes alumnos de la mejor escuela del mundo recibiendo sus premios. Me emociono al comprobar el entusiasmo de chavalas y chavales que no han cumplido veinte años en muchos casos y son ya intérpretes de extraordinaria calidad. ¡Cuánto trabajo detrás de esos rostros infantiles! Empezaron su trayectoria en Rusia, Uzbekistán, Australia, Canadá, bajo otros soles; horas y horas al día, repitiendo, ensayando, aprendiendo, corrigiendo, algunos empezaron con tres o cuatro años a vérselas con su instrumento... Eran ya buenísimos cuando los cogieron en la Escuela, venían ya preparados, pero aquí han tenido maestros de nivel mundial; y se convertirán a su vez en grandes maestros consumados en su arte. ¡Qué bonito es tener como profesión dar placer a los demás! Le conceden la Placa de la Escuela a la profesora Galina Eguiazarova, titular de la Cátedra de Piano, y a Marta Gulyas titular de Cátedra de Música de Cámara en la especialidad de Grupos con Piano. Todos aplaudimos a las dos grandes maestras

Fuente: Casa Real
Premio Yehudi Menuhin a Teresa Berganza
Se le concede a Teresa Berganza el premio Yehudi Menuhin que premia no sólo al artista sino al pedagogo, al maestro que sabe enseñar lo que sabe. Tomás Marco pronuncia la laudatio y luego habla Teresa, a la que siempre le salen redondos los discursos porque aparte de voz le sobra cerebro, y dice algunas cosas tan bonitas que merecen ser repetidas: "nunca he cantado para mí misma, siempre para otro", "no soy dueña de lo que sé, por eso lo comparto". Se le quiebra la voz al recordar a Frübeck de Burgos, que murió anteayer y cuando le da las gracias a Paloma y a la Reina, soltamos todos algún lagrimón.
Todo el mundo es muy amable con doña Sofía, la futura Reina Madre de España, le quedan unos pocos días antes de pasarle los trastos a la Reina Letizia. Otra vida, con menos tontería oficial, menos chunda chunda tararí chin pon y probablemente actividades mucho más interesantes, más personales, para ella y para los que comparten sus pasiones, el mundo de la enseñanza y el de la música.
Un concierto fabuloso. Batuta y piano para Eldar Nebolsin, que fue alumno de la Escuela hace ya muchos años y ahora es una figura internacional. Interpreta la Orquesta Freixenet -uno de los conjuntos patrocinados de la Escuela- el Concierto número uno de Beethoven, en que todavía se nota la influencia de Mozart.
No me alargo en el cóctel, soy poco dado a tirarme horas de pie esperando a que me presenten a Fulano o huyendo de Mengano. En los cócteles siempre se te escapa la gente interesante y se te incrustan los pelmazos. Me limito a saludar a doña Teresa, y felicitarla no sólo por su premio sino por su discurso, tan entrañable, y en el momento mismo en que la Reina abandona la recepción, ya tengo licencia para retirarme.

Trío de Damas
Al marcharme del Pardo, con sus guardias reales, la perfecta organización, etc. me digo que doña Sofía encarna las virtudes soñadas de una reina: no se le conocen vicios, nunca ha dado motivo de escándalo, ni le interesan los negocios. Algo distante, quizá, de la gente, poco dada a las revistas pipol y a la tontería mediática. Pero quizá la distancia sea un requisito para la función regia.
Conduciendo de vuelta a Madrid, me doy cuenta de que la noche ha girado alrededor de un trío de Damas, doña Sofía, doña Paloma y doña Teresa, tres reinas de nuestra gran baraja musical. Y me digo que se echa en falta en política algo parecido a nuestro trío de Damas, personas que sepan lo que quieren hacer, y que con un sentido innato del trabajo y de la calidad sean capaces de enfrentarse a los problemas del día a día con talento e imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario