Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

domingo, 7 de marzo de 2010

Un momento interesante

Me acuso de ser un irreductible optimista, como todos los que hemos sido amamantados en el cristianismo auténtico. El mundo cambia, quién lo duda,  y aunque surgen nuevos problemas jamás tuvimos tantos medios para remediarlos o paliarlos y cualquiera de nosotros tiene más comodidades en su cuarto de baño de las que disponía Felipe II en el Escorial.
Los pesimistas son como los dinosaurios: pesados y muy aburridos.
Siempre que oigo a jóvenes insensatos decir pestes del régimen constitucional de los últimos treinta años pienso para mis adentros e incluso expreso para mis afueras, que son afortunados, que no han conocido otra clase de realidades.

El final del separatismo
Al nacionalismo separatista se le acabó el rollo. Le queda poder y se ha salido con la suya en Baleraes, Cataluña, Galicia País Vasco y Valencia en el sentido de crear una superestructura que vive de las Lenguas Inútiles, esas que te obligan a hablar pero que no sirven para nada fuera de España y aquí sólo permiten vivir a quienes viven de la enseñanza, la comunicación (tele, cine, radio y prensa en vernáculo) o la traducción. También se decanta a favor de ese contradiós lingüístico algún figurón académico agraciado con premios o canongías en función de su alieneamiento incondicional con la estupidez. El mismísmo Mirameba llegó a proponer la creación de una lengua diferencial para Madrid, el madroso...
El proyecto de futuro de los separatistas consiste en devolvernos a los tiempos del Cid, conseguir una hora diferencial, y restaurar el sistema de medidas tan chanchipiruli que conocieron nuestros tatarabuelos: la blanca de la carne, la alcabala del viento, las pipas y calabazos de vino, los ferrados y portazgos.
Pero la España de las Autonomías ha fracasado y ya nadie lo niega, salvo los que viven de ese sistema, esencialmente altos cargos y chupópteros a la sazón. Las Autonomías han servido sólo para encarecer una administración gigantesca, financiar el separatismo y multiplicar por diez el número de parásitos enchufados.

Transformación de los partidos tradicionales
A los partidos tradicionales les queda un telediario. Entendedme bien: no van a desaparecer, pero sí  a transformarse.  Su poder es inmenso, en el sentido de que sus miembros electos controlan todos los resortes políticos y gran parte de los económicos, sumando al sector público los recursos de las cajas de ahorros; y al retirarse se colocan en consejos de administración de grandes consorcios privados que dependen de las bendiciones estatales. Las estructuras aguantan el paso de los años, pero no nos engañemos, sin ideas, ni ideología, ni nada. Se limitan a fomentar grupos jerarquizados de poderosos que recogen votos en función del "si no me votas a mí ganarán los otros". Un argumento tan estúpido tenía que ser eficaz, así que al cabo de tres décadas sigue funcionando, y seguirá, por mucho que chirríe.
El PSOE es un partido zombi; fue un muerto resucitado, un partido histórico y revolucionario con las manos ensangrentadas en la Revolución del 34 y la Guerra Civil. Fue un error recrear el PSOE en lugar de fundar algo nuevo. De hecho, toda la labor de Felipe González en los congresos de 1979 consistió en enmendar aquel error transformando el PSOE en un partido socialista democrático que renunciaba al marxismo como doctrina oficial, es decir un partido nuevo con un nombre viejo. En cambio nuestro actual presidente se empecina en devolverle su vieja impronta revolucionaria, evocando con trémulos orgasmos vocales la Guerra Civil o dando una coba ridícula a los Tiranos Banderas de Hispanoamérica.

Ahora mismo te vas a la página web de la Fundación Pablo Iglesias y en lugar de ofrecernos análisis sobre la actualidad te hablan de batallitas del pasado, de la España de hace setenta años o un siglo. O sea, la fábrica de ideas del PSOE, diseñada por el abuelo Cebolleta. El PSOE tal y como está es irreformable y sin duda algún socialista inteligente -no es incompatible- creará algo nuevo a partir de la ruina de unas siglas desacreditadas que no sólo huelen a paro y a fracaso, sino a locura pura y dura. Rosa Díez ha abierto la veda, en este sentido, y supongo que algún día los cuatro socialistas con cerebro que no estén pringados en el chapapote oficial decidirán crear un socialismo new wave que no se masturbe mirando fotos de Negrín.

El PP ha alcanzado tal punto de congelación que parece el primo tonto de Hibernatus. Hace un cuarto de siglo que debiera ser el partido del futuro, y no sólo por el prestigio que podrían concederle los ocho años que estuvo en el poder a nivel nacional y que fueron años exitosos en el campo económico; es que su base de votantes es la España que paga impuestos, trabaja y se esfuerza en mejorar. Es por definición, la España más progresista puesto que pretende dar un futuro a sus hijos.
Sin embargo el PP es un partido dirigido por funcionarios y en toda su Junta Nacional no hay un solo empresario de verdad; me refiero a alguien que hiciera su empresa y no la heredara.

Esto es aún más asombroso si consideramos que el  PP, fundado en tiempos democráticos, nada debe al pasado; pero sus fundadores históricos, de cuando se llamaba AP, fueron Manuel Fraga y otros distinguidos franquistas que evolucionaron en demócratas y la estructura del partido del futuro quedó fuertemente condicionada por aquellos orígenes. ¿Puede estar orgullosa AP de haber tenido como candidato al Senado por Madrid al carnicerito de Málaga?
¿Qué me decís del ex-ministro favorito de Franco recibiendo al tirano de Cuba?
El criptofachismo es perfectamente inútil y electoralmente contraproducente; además su desmesurado peso pervierte la evolución de la organización, ahogando a los liberales y ninguneando a los democristianos. Hoy por hoy las tres tendencias peperas -liberal, cristiana-democristiana y criptofacha- conviven difícilmente en la Nada genovesa. Me reconoceréis que Rajoy es un genio que lleva ocho años sobre un bidé poblado de pirañas sin tener que dedicarse a la ópera barroca. Pero lo tiene difícil, difícilísimo: ¿cómo pedirle a los que te han aupado que se suiciden dejando sitio a lo nuevo? ¿Y cómo justificar tu propia permanencia en el cargo tras dos derrotas electorales consecutivas?
El futuro peposo pasa, irremediablemente, por la democratización interna, condición sine qua non para permitir aflorar nuevos valores que sustituyan a los émulos de don Tancredo que piensan -es un decir- que se puede regresar del Limbo; pero ¿podemos imaginar que quienes viven del sistema digital de nombramientos se sumen a la revolución democrática interna? En el mar corren las lieeebres, en el monte las sardinas, tralalá...

Fuertes movimientos ciudadanos
Mientras el sistema bipartidista se consolida en lo formal pero desaparece en lo ideológico, surgen nuevos fenómenos, y el más interesante son los nuevos movimientos ciudadanos. De entrada, la AVT y Hazte Oír han sido las responsables de algunas de las mayores movilizaciones que se recuerden en la España democrática. En España existe una sociedad civil. Y cada día se hace más fuerte.
Habiendo abandonado a su suerte el PP y el PSOE a los hispanohablantes en Baleares, Cataluña, Galicia, País Vasco  y Valencia, también han surgido voces alternativas; tenemos a DENAES, Libertad linguística o Convivencia Cívica Catalana. Ellos son el futuro y el PPSOE el pasado, un pasado de rendición genuflexa y armisticios preventivos. Asombrosamente, y en contra de la obsesión de los ayatolás del  catastrofismo, los movimientos más fuertes de ciudadanos no pertenecen a la izquierda, son pacíficos y democráticos, y la izquierdona los identifica con la derechona.

Nuevas formas de socialización y comunicación
Por si fueran estas pocas las novedades, vivimos un momento clave en el campo de la imbricación de lo tecnológico en la vida corriente. Me refiero a fórmulas como facebook, twitter o el democubo. Son instrumentos nuevos que sin duda serán claves para la política del futuro.
Por otro lado los blogs, por muy limitada que sea su influencia, permiten a sus autores comunicar sus opiniones sin pasar por las horcas caudinas de la prensa comercial, donde sin duda llegas a muchos lectores pero a cambio tienes que vender tu alma a cambio de treinta bocatas.

Así que no tenemos derecho a desmoralizarnos. Estamos viviendo el principio de algo nuevo. De nosotros depende que además de nuevo, sea bueno.

7 comentarios:

  1. Qué curioso. Precisamente de democracia interna hablo en mi último post. Pues eso, que estamos básicamente de acuerdo y que tu análisis es de lo más acertado.

    Y eso del optimismo es una auténtica virtud ¿no te parece? Como le oí decir al Profesor Mirameba en una ocasión, aunque la cosa esté muy mal, que lo está, hay que ser como las hienas, que comen mierda y se ríen.

    Un abrazo y enhorabuena, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Noto una franca esclerosis derechil en este cerebro. Algunos apuntes de análisis son correctos, con atisbos de brillantez.
    Pero ese empeño en asimilar justicia básica debida a las víctimas de las cunetas con revisionismo revolucionario... Parece una y otra vez como si doliera el llevar la paz a los vencidos y sus familias. No se entiende tanto miedo que nubla hasta una mente dotada para el análisis como la suya. No me cuadra con esa defensa de las libertades del Hombre que dice abrazar. ¿Qué temen quienes niegan una sepultura digna a quienes fueron víctimas de la barbarie? ¿No proclaman una y otra vez que la guerra civil fue culpa de ambos, qué todos a la par cometieron desmanes? ¿Que si Negrín era un monstruo equiparable a Franco?
    Que yo sepa si tan malos eran unos y otros, ¿porqué unos recibieron cristiana sepultura, a menudo honores y sus familias pudieron depositar flores sobre sus pulidas lápidas, y otros siguen dispersos por los campos, los alambres del paseíllo royéndoles los huesos de las muñecas?
    Cuán pesada debe ser la carga en la conciencia para oponerse a la ley de la memoria histórica, mucho más light que las alemanas y las chilenas, por ej.
    Y apostillo tímidamente: en el 36 había un gobierno democrático y un grupo de facinerosos se alzaron en armas de forma ilegítima contra él, pues veían peligrar sus privilegios.
    En cuanto a Rosa Díez, yo espero que se junte en el desván de los partidos desvencijados a no muy tardar, tanta es la bilis que empaña su pensamiento, de por sí bastante inconsistente.
    Si estar a la vanguardia del liberalismo y ser promesa de futuro político es aprovechar el descontento lícito de las masas con discursos populistas que encienden los ánimos, con análisis primarios, siempre a la contra, vacíos de propuestas, pues vaya vanguardia. Eso ya se inventó hace mucho. Pensar que Alcaraz y su AVT son el paradigma de la ecuanimidad y la inteligencia o que los que se dejan manipular por un obispado con los pies en el medievo o en la santa cruzada reciente, nerviosos por presevar unos derechos, expresan el sentir de todo el pueblo es un análisis más bien descarriado. Nunca el odio puede cimentar una propuesta saludable, toda idea de futuro tiene que dejar a un lado el rencor y la rabia. Somos muchos y de diferente pensamiento. No queremos ser una masa ignorante de impulsos básicos como le gustaría al obispado. Iglesia que por otro lado es una empresa que busca mantener su cuota de lucro y poder y aumentarlo y que con este gobierno tan laico a recibido más dinero que con cualquier otro gobierno de la democracia. Les das la mano y te comen el brazo, cuando no la puñalada trapera. Y no hablo del aborto porque creo que este foro está dominado por machos muy recios y mis derechos de mujer libre, celosa de su vida e intimidad entrarían en conflicto. ¡Como si tomar la decisión de parar la vida que llevas en tus entrañas fuera algo que se puede tomar yendo de cañas alegremente! ¡Como si no fuera una decisión traumática, de noches de insomnio y ansiedad! Pero la oportunidad o necesidad de dar el terrible paso creo que no es competencia de un señor con sotana que en el peor de los casos, excesivamente frecuentes, se da la onanismo pecaminoso o a la pederastia y que en cualquier caso ni me conoce y por supuesto no ha tenido parte (afortunademente) en mi embarazo. Mi vida es mía y no de él o ellos. ¿o es que las mujeres seguimos necesitando la tutela del Hombre para tomar decisiones? Vive y deja vivir. Mi libertad acaba donde empìeza la suya y viceversa, etc...
    FIN PRIMER MENSAJE (dividido en dos por límite de caracteres)
    S.

    ResponderEliminar
  3. PARTE SEGUNDA Y ÚLTIMA.
    Punto final, no me resulta coherente esa posición de supuesto respeto a la diferencia, cultura y equilibrio librepensador, el despachar las lenguas periféricas como inútiles. Basta leer a Pla, Papasseig o Rosalía en sus lenguas maternas para ver cuán inútiles son sus versos, cuán vacía es la sonoridad de sus rimas. Y qué pobre es su literatura. Lenguas por cierto tan romances como el castellano, y tan antiguas, si no más, como él. Yo defiendo el castellano pero no desprecio otras riquezas culturales. La prepotencia se basa en la ignorancia y la cultura centrípeta y exclusivista forma parte de la tradición en la que se inscribe, por ejemplo, el juicio a Galileo.
    Estar cabreado por tanta estupidez nacionalista, por tanta fabricación artificial de una diferencia que en la práctica nunca existió, pues el pueblo en esas comunidades fue siempre naturalmente bilingüe, no excusa de perder los paleles y salirse del tiesto (por no decir otra cosa). Los argumentos cobran fuerza cuando son ciertos y justos, no groseros.
    No obstante, gracias por este foro y por verter de esta forma incontenible sus opiniones. A más leer.

    Sarah, la jacobina.

    ResponderEliminar
  4. Veo Sarah que no soy el único en disfrutar de tiempo libre para escribir. Me alegra mucho que piense que este foro está "dominado por machos muy recios" expresión que habría encantado a Freud y estimula mis más cavernícolas reflejos. "¡Soy macho! ¡Soy recio! ¡Soy varios!" Cuando me llegue el inevitable climaterio recordaré una y otra vez sus palabras y no necesitaré Viagra.
    Por culpa de mi ultraderechismo senil y esa esclerosis que Vd. me diagnostica, no recuerdo en qué parte de la entrada o de este blog me burlo de las víctimas de Franco; le agradeceré que me la indique.
    En cualquier caso tomo su abundantísima y gratuita contribución como un involuntario homenaje a mi talento. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hombre Luis: puede decirse que tienes el don de la "oportunidad"; hablar de la democracia interna "pepera" tras las elecciones a la presidencia del Partido Popular de Baleares, donde el candidato oficialista, catalanista, y todas las istas que se te ocurran, le he dado todo un "pasón" del 70 por ciento al alcalde de Calvia (defensor de la democracia interna partidil), no deja en muy buen lugar la posibilidad que apuntas.
    Saluditos.
    Pablo

    ResponderEliminar
  6. Hombre, pienso que lo que importa es el principio no tanto como el resultado. No seré yo quien diga que la democracia sólo es buena cuando eligen a los míos...

    ResponderEliminar
  7. Sarah, la afirmación "en el 36 había un gobierno democrático y un grupo de facinerosos se alzaron en armas de forma ilegítima contra él, pues veían peligrar sus privilegios" es simplista y maniquea. Te aconsejo que te documentes a través de gente que escribió lo que ocurrió desde dentro. La República no fue el oasis de paz y democracia que nos hacen creer los bienpensantes.

    ResponderEliminar