Vuelvo a ocuparme de mi blog

De paso recupero artículos míos en los desaparecidos portales suite101.net y asturiasliberal.org o artículos borrados de la versión electrónica de abc, preservados por archive.org o por la memoria caché de google.

LA CITA DEL MES: Cyrano de Bergerac

"Mais on ne se bat pas dans l'espoir du succès ! Non, non c'est bien plus beau lorsque c'est inutile ! "

jueves, 22 de noviembre de 2012

Estado de insatisfacción


Un régimen, un gobierno y un Estado sólo puede sostenerse en la medida en que muchos identifiquen su propio éxito con el del régimen, del gobierno o del Estado. ¡Maguila quiere plátanos! Y amará a quien se los proporcione o cree un marco adecuado para que todos puedan ganar fácilmente muchos plátanos. La platanidad es el estado favorito de Maguila.
Ejemplos históricos
Ejemplo: la revolución francesa acabó estabilizándose como consecuencia del acceso de campesinos y burgueses a los bienes expropiados del clero  y la nobleza; la desaparición de los privilegios sólo pudo molestar al Marqués del Robinet pero no a la gente de la calle.
Contraejemplo: los gobiernos de la II República española no crearon un amplio colchón social de gente que tuviera más que perder que ganar con un cambio de régimen. Descontentó a muchos sin contentar a nadie. Duró lo que duró y acabó como acabó.
Ejemplo: el franquismo sociológico nació a partir de los sesenta cuando muchos consiguieron piso, trabajo, el seiscientos y seguridad social. La contestación al régimen fue minoritaria, primero por el terror pero luego porque muchos tenían algo que perder si las cosas cambiaban. Ya abordé el mismo tema aquí y no me repetiré.
Contraejemplo: UCD no lo entendió, y se quedó sin electorado.
Ejemplo: Felipe González sí lo entendió y sus gobiernos crearon un enorme colchón de votantes agradecidos por la lotería del PER y distintas canongías. No es que dieran algo a "los suyos", es que ¡crearon a los suyos!

¿Quién está satisfecho con el actual gobierno?
El actual gobierno de España ha conseguido descontentar a todos los que en principio debieran ser sus electores naturales.
Un patriota español, un español decente, no puede entender los silencios de Rajadoy ante la desmembración de España, ni puede comprender que se libere al verdugo de Ortega Lara ni que se le ponga una calle a Carrillo.
Que le regalemos a milllones de inversores extranjeros la residencia en España mediante la compra de un piso, pondrá muy contento al amigo constructor, al dueño de Aguirre Newman, etc. pero, ¿cuántos votos son?
Que le pongamos un supermegacasino a un tipejo de las Vegas y le ofrezcamos ventajas fiscales de todo tipo, le pondrá muy contento a él, sin duda, pero él ni siquiera puede votar por correo.
Que obliguemos a todo el comercio a abrir los domingos en lugar de descansar, pondrá muy contento al dueño de Carrefour o del Corte Inglés, pero nada a sus empleados y todavía menos a los pequeños comerciantes, que ya tienen que luchar contra la competencia esclavista de "la tienda del chino"
Las nuevas tasas en el ámbito judicial no tienen a nadie que las apoye en la profesión, ni abogados, ni jueces, ni fiscales ni procuradores.
Por otro lado, los funcionarios de carrera están que trinan.
Las políticas de austeridad que se supone que tenían que acabar con la herencia de ruina y paro que dejó el chiflado de Zapatero sólo parecen capaces de generar más ruina y más paro. Y nadie confía en España en los mercados porque un país que podría dejar de existir no resulta de gran atractivo para los inversores.
El gobierno actual ha asumido las políticaz del chiflado de Zapatero en el sentido de despreciar las convicciones de los millones de electores que van a misa los domingos. Esas politicaz llevaron a la Sexta y a Público al exitazo económico que todos conocemos...
El PP no es oficialmente anticatólico pero sí es proabortista y en Madrid nunca se ha matado a tantos niños como con el PP (ver aqui)
Por otro lado el Estado de las Autonomías no ha resuelto los conflictos territoriales sino que los ha financiado, y la Monarquía no está en su mejor momento.

Dos preguntas importantes
Pregunta 1: ¿qué futuro tiene un gobierno que no contenta ni siquiera a los teóricos "suyos"?
Pregunta 2:  los españoles se movilizaron tras la intentona del 23-F para defender su democracia, pero eso era mucho antes del diluvio de boñiga acerca de los mil y un escándalos de nuestros políticos, antes de que reventaran nuestras cajas de ahorro. Si alguien amenazara las libertades de los españoles, ¿cuántos se movilizarían para defenderlas?

2 comentarios:

  1. Efectivamente, Don Luis.
    A los funcionarios nos tienen "fritos".
    Ya no podemos ni imaginar cuál va a ser la próxima. Cualquier cosa.
    Antes, cuanto decías: "ésto a los funcionarios no puede pasarnos".
    Ahora todo es posible... Hasta es posible que nos manden a casa, sin más... Como para quejarse o hacer bromitas.
    La verdad es que yo no he sido nada feliz en mi vida Ministerial, y no porque no haya trabajado mucho y en sitios interesantes. Pero, francamente, si lo llego a saber, no paso unos cuantos años de mi juvenutud, probablemente los mejores, metida en casa, perdiendo la vista y la salud y sin ganar un duro, para que, a mitad de la partida o casi cuando falta no mucho para el final, de repente, cambien las reglas del juego. No es justo. ¿No le parece, Don Luis?
    Un saludo cariñoso a todos mis compañeros.
    ¡No me puedo resignar!
    Unafuncionaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los funcionarios de carrera siempre seréis las víctimas de los envidiosos, los falsos funcionarios, la gente que está metida a dedo en la administración y que no han trabajado ninguna oposición sino la posición de cuatro patas ante el enchufador de turno.

      Eliminar